Tratando de entender el problema económico de Venezuela

Categorías

Opiniones

Tratando de entender el problema económico de Venezuela

No hay dudas de ningún tipo, Venezuela confronta una situación económica difícil en los actuales momentos, sin perspectivas de mejoras significativas en el corto plazo: inflación, (algunos hablan de deflación) escasez de productos esenciales, paralización del mercado cambiario, dólar negro disparado, empresas produciendo al 50 % de su capacidad, salario mínimo insuficiente, Reservas internacionales en sus niveles más bajos, contracción importante en el Producto Interno Bruto (PIB) durante el último trimestre, disminución de las importaciones, de las cuales dependemos en un 70 %, por escasez de divisas, alto endeudamiento interno y externo, y pare usted de contar.

 

Como llegamos a esto, siendo un país que se jacta de tener las reservas de petróleo más grandes del mundo y haber manejado los ingresos en divisas más altos de las últimas décadas, no creo que valga la pena analizarlo en este momento y mejor concentrarse en lo que pudiera hacer el actual gobierno de Nicolás Maduro para capotear la situación y preparar el camino para una transformación estructural de la economía.

 

Es un avance, señala el economista Luis Vicente León, que el gobierno nacional haya dado muestras de entender que es absurdo el congelamiento de precios, en un país con una economía inflacionaria. En este link sus comentarios completos: http://www.eluniversal.com/opinion/130609/el-dolar-da-pena-despenalizalo

 

Si partimos, de que esto que señala el conocido economista es verdad, es decir que el gobierno nacional reconoce el problema y que estaría dispuesto a rectificar y aplicar medicinas adecuadas a la enfermedad inflacionaria, entonces podemos arriesgar algunos comentarios sobre el tema en cuestión.

 

En este sentido debemos acotar que la política de expropiaciones de empresas privadas que ha mermado la producción de bienes nacionales, el congelamiento de los precios a discreción de cualquier funcionario de turno, las restricciones severas en el otorgamiento de divisas para la importación y repatriación de capitales y ganancias, la corrupción generada por la impunidad en el manejo de Cadivi y el Sitme y la penalización del mercado cambiario, sencillamente No Pueden Continuar.

 

Por su parte el conocido columnista de izquierda, Nicme Evans, escribió hoy la siguiente crítica constructiva hacia las políticas económicas del gobierno, resumo: “Un control de cambio que no controla ningún cambio, ha generado una brecha entre la tasa de control y la venta paralela de dólares que ya es insostenible, y que está logrando distorsionar nuestra economía. Si a esto le sumas la corrupción que se genera por la gran brecha y el burocratismo, además de la escasez de divisas, lamento decir que en esta materia no se ha acertado hasta ahora, y se debe corregir de manera urgente con mecanismos de flexibilización que garanticen evitar la bancarrota de la economía, preservando el bienestar del pueblo, mientras se diseñan políticas económicas más apegadas a la transformación del modelo económico productivo socialista” https://confirmado.com.ve/opinan/la-escasez-de-lo-honesto-y-la-especulacion-de-la-miseria/ en este link sus comentarios completos.

 

Una forma de resolver los problemas actuales de la economía venezolana pasa por flexibilizar la entrega de divisas, que algunos analistas señalan que existen en cantidad suficiente para atender la oxigenación cambiaria que requiere el mercado nacional. Entonces por qué no se está haciendo esto? Luis Vicente León apunta hacia una razón: el Gobierno no encuentra la forma de que las entregas flexibles de dólares no terminen, como en el caso del Sitme, financiando la venta de dólares en el mercado negro, y no las importaciones requeridas para el abastecimiento de los productos esenciales y materias primas.

 

Doloroso pero cierto, la corrupción es tan poderosa y las ganancias tan elevadas en el mercado negro, que el Gobierno deberá ingeniárselas para salirle al paso a este delito. Ya señaló hace unos días la presidenta del Banco Central de Venezuela, que por esos caminos se han escapado unos 20.000 millones de $ solamente el año pasado!

 

Pero esto seguirá ocurriendo mientras no se resuelva la raíz del problema: un dólar oficial controlado y barato que auspicia la hiperdemanda de divisas y cuya escasez estimula un valor del dólar negro, o de mercado, superinflado, que la mayoría utiliza para valorar sus bienes y productos!

 

Adicionalmente está el problema político: puede El jefe de gobierno flexibilizar la entrega de dólares, devaluar nuevamente para llevar la divisa a un valor más cercano al de mercado (algunos hablan de 13 Bs/$) sin violentar uno de las axiomas del proyecto socialista que es el control a ultranza del mercado cambiario, y sin tropezar con los grupos radicales que forman parte del gobierno nacional y de sus seguidores?

 

Pero lo cierto es que algo debe hacer el gobierno en este sentido, continuar empecinados en un dólar barato y escaso, origen de los grandes desequilibrios macroeconómicos que enfrenta el país solo llevará a mayores problemas de escasez, inflación y corrupción galopantes. Maduro deberá y es un consejo respetuoso, despenalizar el dólar como dice Luis Vicente León y otros eminentes economistas venezolanos y permitir un mercado de divisas múltiple, donde, si así lo desea el gobierno, se mantenga un dólar subsidiado para las importaciones críticas e imprescindibles y un dólar despenalizado para el resto de las operaciones…Basta de subsidiar la compra de bebidas alcohólicas y otras baratijas, bajo el mismo tratamiento que se le da a los alimentos y medicinas!

 

 

Por Carlos Carpio

Comparte esta noticia:

Contáctanos

Envíe sus comentarios, informaciones, preguntas, dudas y síguenos en nuestras redes sociales

Publicidad

Si desea obtener información acerca de
cómo publicar con nosotros puedes Escríbirnos

Nuestro Boletín de noticias

Suscríbase a nuestro boletín y le enviaremos por correo electrónico las últimas publicaciones.