logo azul

Santo Chávez Libertador

Categorías

Opiniones

Santo Chávez Libertador

“Es más fácil engañar a la gente que convencerlos que han sido engañados”. Mark Twain (1835-1910), periodista, orador, humorista y escritor norteamericano.

 

El sabio espíritu del legislador ordena esperar 25 años para poder optar al honor de ser sepultado en el altar de la Patria, que es el Panteón Nacional.

 

Tal período sirve para enfriar pasiones, buenas y malas, que se exaltan al momento de la muerte del posible candidato, sobre todo si su desaparición de la faz de la tierra es violenta o inesperada.

 

 

En 25 años se decantan las verdades de las mentiras, se ponen los hechos en proporciones reales y se analizan con mayor frialdad los verdaderos méritos del candidato a Panteón. La historia mundial está full de personajes que murieron en la gloria de su poder y décadas después están en el olvido, por ejemplo Francisco Franco, el último dictador de España.

 

Construyó un gigantesco mausoleo en el Valle de los Caídos que durante las primeras décadas después de su fallecimiento era un polo de atracción turística. Hoy ni recuerdan dónde queda.

 

Argentina enloqueció con la muerte de Evita Perón, prematuramente fallecida a los 33 años víctima de un voraz cáncer. “Santa Evita”, la llamaban, la “santa de los pobres”.

 

Le levantaron altares, le prendieron velas y hasta hablaron de milagros suyos. Pero ni siquiera la pretendida amistad de la muerta con jerarcas de la Iglesia hizo que pasara ni el primer peldaño de un proceso de beatificación, jamás intentado, afortunadamente.

 

Hoy su tumba es visitada por algunos turistas en un cementerio de Buenos Aires y es figura central de una famosa obra musical de Broadway llamada “Evita” que por cierto interpretó la controversial cantante Madonna para el cine.

 

A Stalin, después de momificarlo y colocarlo al lado de la momia de Lenin en la Plaza Roja de Moscú, lo sacaron unos años después y lo enterraron en una perdida tumba porque comprobaron que había cometido delitos contra los derechos humanos de los rusos.

 

 

Así que las enloquecidas masas que lloran y se mesan los cabellos, con mucha sinceridad, es justo reconocerlo, no son la balanza más justa para determinar, a la hora de una muerte que los impacta, los honores que se le deben rendir.

 

Los sentimientos tapan las verdades y aunque duela decirlo, de todos los muertos se dice el “tan bueno que era”. Nadie se atreve a hablar mal de un cadáver aún tibio.

 

Pero ése es el aspecto humano. El caso al que nos referimos va más allá de un velorio particular, aunque sus restos insepultos durante once días hablan más de un velorio llanero del siglo XVII que de los funerales de Estado de un Presidente.

 

Lunes, 18 de marzo de 2013. El “merchandising” de su muerte El rosario de Chávez Jacobo G. García | Daniel Lozano Decenas de buhoneros llenan las calles del Cuartel de la Montaña, donde descansan los restos de Chávez, explotando su imagen.

 

“A diez bolos, a diez bolos, llévese la foto”. El vendedor ambulante oferta por medio dólar (al cambio paralelo) la última instantánea de Chávez con vida. Esa en la que el líder bolivariano está con chándal junto a sus hijas en el hospital de La Habana.

 

El macabro souvenir es uno más de los tantos que estos días se venden en torno al Cuartel de la Montaña de la colonia 23 de Enero donde descansan, o eso intentan, los restos de Hugo Chávez.

 

Decenas de buhoneros llenan las calles de alrededor explotando su imagen. Sin embargo, la foto más vendida es otra en la que Chávez, bajo la lluvia, pronuncia uno de sus últimos discursos durante la campaña electoral de octubre.

 

Aquel día estaba eufórico, y así es como lo quieren recordar sus simpatizantes.

 

La otra que triunfa es la del mandatario enfundado en su traje militar con la boina roja de costado, y junto a las fotografías, camisetas, gorras, paraguas, granos de arroz con su nombre, pendientes, lapiceros, “intumbables”, platos, vasos, brazaletes de duelo… todo esto y mucho más se consigue en versión bolivariana. Poco a poco se cuelan también las imágenes de Nicolás Maduro.

 

El último acierto del marketing bolivariano, antes de la muerte de Chávez, fueron dos ojos en una camiseta, la mirada de Chávez, y un eslogan: “Chávez corazón del pueblo”.

 

Al precio de unos cinco dólares puede llevarse una camiseta con la inmortal mirada. Pero el proceso de endiosamiento estalló muy lejos de la 23 de Enero.

 

Lo hizo en Twitter. Las redes sociales divulgaron la imagen de un rosario de Chávez que ha indignado a muchos. Kit de la capilla ardiente.

 

En el centro de un rosario tradicional pintado de rojo, donde debería aparecer la fotografía de la Divina Pastora, está el rostro del mandatario.

 

El rosario habría sido entregado como parte del “kit de la capilla ardiente” durante las exequias del desaparecido mandatario. La Iglesia ha repudiado el invento por boca del Padre Chulalo de Barquisimeto (Lara) y provocó un editorial derechazo del diario “El Universal” de Caracas: “Se quiere establecer la imagen póstuma del Presidente para propósitos políticos con el objetivo de crear un nuevo mito del Estado venezolano llevando su imagen a un plano trascendental y religioso”.

 

“Se trata de una irreverente e inaceptable utilización de una de las formas de oración más antiguas del cristianismo, la cual se remonta a los tiempos del Imperio Romano, cuando se adornaba con rosas a los dioses como símbolo de los corazones de sus fieles”, señaló este domingo el periódico. Fue el remate a un peculiar funeral en el 23 de Enero que por momentos parece un cierre de campaña, otras el carnaval de Barlovento y otras la procesión de la Divina Pastora.

 

AQUÍ ENTRE NOS

• Es ahora cuando el país se entera de los nombres de los integrantes del grupo médico que atendió al presidente Hugo Chávez durante su enfermedad y muerte en el CIMEQ de Cuba.

 

El propio encargado de la presidencia Nicolás Maduro se encargó de revelarlo, al tiempo de informar también que la “Unidad Médica Presidencial Misión Martí” está conformada por los doctores Roberto Castellanos, Jorge González Pérez, Ibrahím Fernández Rodríguez y José Ignacio Fernández Cuesta y los licenciados (no aclara en qué) Midiala Rodríguez Calvo, Laura Hernández Vidal y Pedro Águila Giñán. La Gaceta Oficial 40.130 da cuenta de que un decreto presidencial de Maduro concede a este equipo médico la máxima condecoración de la República Bolivariana de Venezuela, la “Orden de Libertadores de Venezuela” en su Primera Clase por “su ejemplo de patriotismo y convicción revolucionaria… al asumir fielmente el compromiso del cuidado de nuestro Comandante Supremo de la Revolución Bolivariana, Hugo Rafael Chávez Frías”. ¿Qué pensarán los galenos venezolanos de esto?

 

• A propósito de la controversia generada por afirmaciones hechas por el presidente encargado y por el ministro del Petróleo, en el sentido de que al fallecido presidente “le inocularon el cáncer”, el Dr. José Luis García Sabrido, médico oncólogo conocido como “el doctor milagro” por su providencial intervención para salvar la vida de Fidel Castro cuando los médicos cubanos habían fallado repetidamente (y de quien dicen diagnosticó a Chávez en la primera fase de su enfermedad), dio una opinión médica con respecto a esa posibilidad, en entrevista con el diario español El Mundo.

 

“Esto no tiene ningún sentido médico ni biológico”, afirmó García Sabrido. “La inoculación del cáncer se hace en los laboratorios y exige unos procedimientos extremadamente complejos.

 

La inoculación del cáncer a un ser humano es algo tremendamente rayano en lo casi imposible, salvo intoxicaciones radioactivas, que son muy conocidas y que producen cáncer, pero no es el hecho que se ha comentado”, afirmó poniendo fin a esas absurdas especulaciones.

 

García Sabrido, jefe del servicio de Cirugía General III del Hospital Gregorio Marañón de Madrid, no confirma en ningún momento que Chávez o Castro hayan sido sus pacientes: “Ni quiero ni estoy autorizado para divulgarlo”.

 

• Vecinos de La Isabelica me envían con mucha preocupación esta denuncia, que debe ser atendida por Pdvsa-Gas Comunal: “Hemos quedado sorprendidos porque unas muchachas andan promocionando la instalación de gas comunal para todas las residencias acá en La Isabelica; lo doloroso es que insisten en colocar las tuberías de gas al aire libre y no piensan reparar el daño hecho a los bloques de la urbanización, no han querido escuchar nuestras peticiones para colocar las tuberías empotradas y las vemos haciendo mediciones de las marcas dejadas por el empotramiento de las tuberías en las calles, signo de que la contratista de Pdvsa que empotró ni siquiera hizo los planos.

 

No nos quieren escuchar en nuestro reclamo de que a esas tuberías no se les hizo ningún tipo de pruebas y es evidente que no conocen las tragedias de Guanajuato, Querétaro y hasta en el mismísimo Maracaibo, donde por negligencia hubo varios fallecidos.

 

Ojalá alguien se apiade de nuestras peticiones y nos den seguridad en la implementación del gas comunal, no nos oponemos a ello, pero queremos que se haga en condiciones óptimas de seguridad. No esperemos la ocurrencia de un desastre”.

 

Estos ciudadanos solicitan la urgente intervención de funcionarios capacitados en la obra.

• Un acucioso twitero descubrió que la cuenta del fallecido presidente @chavezcandanga sigue a la recién creada cuenta de @nicolas_maduro.

 

La cuenta, con 4.222.277 seguidores, no tiene actividad desde que envió un par de tweets en los cuales decía que arribaba a Venezuela desde Cuba. Sospechosa de ser manejada, primero por el ex ministro de Información Izarra y luego por el yerno y ahora vicepresidente Arreaza, se piensa que fue manipulada para seguir la cuenta de Maduro, buscando que sus seguidores pasaran a seguir al presidente encargado.

 

Pero no ha sucedido así: la velocidad con que adquiere seguidores la nueva cuenta no tiene nada que ver con las cifras vertiginosas que logró @chavezcandanga cuando fue abierta, que en pocos días supero el millón de seguidores. En casos de muertes que trascienden a plano público, es usual que el sistema que administra mundialmente a Twitter le quite el “check” de autenticidad y cierre la cuenta de su fallecido titular.

 

• La dirección www.madurodice.com tiene un contador en tiempo real que va sumando automáticamente las veces que el candidato nombra al fallecido Hugo Chávez en los medios audiovisuales. Hasta el momento de escribir esta columna, y desde el día del anuncio de la desaparición física del mandatario, el encargado Maduro ha mencionado a Chávez 3.185 veces.

 

Agradezco a mis compañeros del Valencia Press Club haberme designado para la presidencia de esta asociación civil que reúne periodistas, escritores, columnistas, intelectuales de destacada actuación pública, que son un núcleo de capitalización y difusión de valores de la comunicación y las letras.

 

Es un honor compartir con las también electas periodistas Marinés Ferrero que ocupará la Secretaría y Sheyla Collantes la Tesorería, mientras que el resto de los miembros fundadores fueron ratificados como directores.

 

Laurentzi Odriozola, Presidente saliente, fue distinguido por aclamación Presidente Fundador Vitalicio del Valencia Press Club. Hay buenos proyectos en marcha.

• El candidato Henrique Capriles hará su primera visita de campaña a Carabobo este jueves 21 de marzo.

 

Estará a las 2 y 30 de la tarde en una asamblea en Parque Valencia y luego se trasladará a Naguanagua a otra asamblea y a la grabación de un programa de TV. En tiempo récord se han activado los comandos de campaña que trabajaron arduamente para la campaña anterior y la fe y el entusiasmo se han apoderado ya de quienes ratifican que sí hay un camino distinto al actual para los venezolanos.

Hasta el próximo miércoles.

 

Fuente: Noticiero Digital

Por Charito Rojas

Comparte esta noticia:

Contáctanos

Envíe sus comentarios, informaciones, preguntas, dudas y síguenos en nuestras redes sociales

Publicidad

Si desea obtener información acerca de
cómo publicar con nosotros puedes Escríbirnos

Nuestro Boletín de noticias

Suscríbase a nuestro boletín y le enviaremos por correo electrónico las últimas publicaciones.