El Vaticano es más osado que Caracas
marzo 20, 2013 7:18 am

El Vaticano es más revolucionario que Caracas. Ha quedado demostrado en estos últimos días.

 

Allá, el dueño del poder de esta tierra y la que viene, lo dejó para retirarse del mundo, literalmente. Aquí luchábamos hasta con los dientes por mantener en el poder a quien ya no lo podía ejercer.

 

En Roma, los cardenales del mundo se reunieron para desentrañar junto a Dios a quién elegir como nuevo Papa. Aquí ya todo estaba escrito, el libreto estaba dado y sólo lo seguimos al pie de la letra.

 

De la Capilla Sixtina emergió humo blanco y un Papa latino. No italiano, no europeo, sino del “fin del mundo”: argentino. Papa sudaca y subdesarrollado. En las faldas del Ávila, no hubo cónclave, no sonaron los sables y ni siquiera hubo debate. El funeral se empató con la campaña, como estaba escrito.

 

En su primera aparición, Francisco I se mostró a los fieles risueño, conmovido, abrumado. Les pidió que orasen por él, para que recibiese la sabiduría y bendiciones necesarias para poder ejercer su cargo. Nicolás… la verdad ya no recuerdo, pues tiene desde diciembre apareciendo como presidente sin serlo.

 

La Iglesia se retó a sí misma, se reinventó y aunque quizás sea ingenuo pensar que vendrán tiempos de cambios radicales, acaba de iniciar un proceso donde ella misma se ofrenda al debate mundial. La homosexualidad, el celibato, el aborto, la posibilidad de que haya mujeres sacerdotes, la pedofilia, la renovación de la fe y la importancia de lo espiritual son temas que no evade con esta jugada. Al contrario, los afronta con renovado ímpetu, nos gusten o no sus posturas, y aunque nunca alterara sus principios.

 

La revolución bolivariana en cambio, se enconcha, se osifica. Al elevar a Chávez a otra dimensión y comenzar a clonar en Maduro su liderazgo, busca que no haya debate posible, sino que trabaja para que el status quo permanezca por los siglos de los siglos. Ahora toda referencia negativa a la revolución es sacrilegio, un insulto y los dirigentes revolucionarios son una especia de illuminati que han recibido la gracia divina.

 

Desde este punto de vista, no se puede negar que la Iglesia es mucho más arriesgada que nuestros sumos pontífices locales. ¿No creen?

 

@rubensyanes

 

Fuente: EU

Por Rubens Yanes