¿Qué serie estás viendo?
julio 30, 2022 4:30 pm

 

 

A diferencia de la novela que debemos leer en solitario, las series suelen verse en pareja y en casos excepcionales con la familia entera, como en los mejores tiempos de las telenovelas del siglo pasado

 

 

Unos 20 años atrás, cuando nos reuníamos en familia, amigos, colegas, conocidos, al término de una conversación sosegada venía la pregunta obligada: ¿Qué libro estás leyendo? Y la respuesta era todo un intercambio impresionista de gustos y colores que nos invitaba a seguir buscando nuevos horizontes de placer y conocimiento a través de la galaxia de Gutenberg.

 

 

Hoy en día y arrastrando la pandemia el libro trocó en serie y la pregunta da un vuelco: ¿Qué serie estás viendo?

 

 

El libro impreso parece haber sido desplazado por estas latitudes. No manejo estadísticas pero creo que se evidencia en el día a día con el roce social al cual pertenecemos, por muy diferente que este sea. Sin embargo creo que la televisión ha sido más golpeada que el libro por la emergencia del cable, primero y los streamings, recientes.

 

 

Hace años que no veo T.V. nacional ni por cable y reconozco que las series han mermado mi otrora capacidad de lectura de libros, en especial novelas.

 

 

A diferencia de la novela que debemos leer en solitario, las series suelen verse en pareja y en casos excepcionales con la familia entera, como en los mejores tiempos de las telenovelas del siglo pasado.

 

 

Junto a mi esposa vimos dos series que han copado nuestro tiempo de entretenimiento con la angustia semanal que tienen aún las novelas “por entregas” de los antiguos folletines románticos.

 

Es el caso de La Escalera (serie inglesa de 8 capítulos) que nos mantuvo de jueves a jueves en vilo. Pese a que se trata de un discurso ficcional, está basado en el hecho real de la muerte de Kathleen Peterson en las navidades de 2001 y el juicio de 17 años donde su esposo fue condenado a cadena perpetua en el primer juicio. Si no supiéramos de antemano que se trataba de un caso real podríamos afirmar que la truculencia del entramado es un guiño retro a Dumas, Balzac y hasta la misma Fiallo. Si bien la plataforma de HBO la mantiene en el menú, en Netflix existe la versión documental francesa que se realizó durante el primer juicio y años después cuando se retomó el segundo. Documental que aportó y se involucró en la investigación de la supuesta inocencia del escritor Michel Peterson, esposo de Kathleen y padre de cinco hijos de diferentes matrimonios. Recomiendo ambas series y pueden empezar por la que les guste, tanto de ficción como no-ficción. La profundidad interpretativa de la planta actoral avanza acorde a los inteligentes diálogos donde se destacan: Colin Firth, Toni Collette y Juliette Binoche.

 

 

La otra serie -española- es Intimidad creada por Laura Sarmiento y Verónica Fernández donde si bien se trata de un discurso ficcional los hechos están inspirados en personajes reales como el caso de la subtrama en una empresa (Iveco) que tuvo lugar en 2019 cuando una trabajadora de la fábrica sufrió la filtración de un video íntimo que se distribuyó masivamente por sus compañeros de trabajo que decantó en el suicidio de la joven. Poder e intimidad en el contexto donosti de una honesta alcaldesa. Tema actual y fascinante.

 

javiervidalpradas@gmail.com