Linda Barinas
diciembre 10, 2021 2:23 pm

 

 

Definitivamente Barinas transformó la visión de todo un país. Un país que hasta hace poco no participó en las elecciones para alcalde de 2017, en las presidenciales de 2018, en las parlamentarias de 2020, por justificadas razones, entre ellas un árbitro electoral no confiable y lo que significa el poder que está detrás de Nicolás Maduro, como el partido gobernante PSUV, los cubanos, entre otros.

 

 

Un país que se dividió el pasado 21 de noviembre entre votar y no votar, por los llamados que hicieron varios de los líderes, algunos justificando el llamado a no votar, como si eso resolviera las cosas, Barinas cambió la ecuación del país porque ahora los venezolanos ven lo importante de ganar Barinas y ganar electoralmente, porque es la cuna de Chávez y el chavismo. Es la cuna de la revolución, el lugar donde se han cometido las peores planificaciones contra Venezuela, que hoy tiene graves consecuencias.

 

 

Los venezolanos lejos de amedrentarse, porque le roban el triunfo a Freddy Superlano, triunfo que fue además claro y que todos sabíamos, pero que la institucionalidad, es decir, los militares, el Tribunal Supremo de Maduro y el partido gobernante buscaron tapar de cualquier forma. ¿Cómo le iban a decir a la familia de Chávez que perdieron las elecciones? Entonces se pelotearon entre generales, unos de más alto rango que los otros, que ahora son los generales de la derrota.

 

 

Le hicieron ver al país que eso estaba discutido que faltaban unas actas, era mentira, lo que estaban buscando era la justificación, el argumento, que no fue otro que utilizar al Tribunal Supremo de Maduro, para arremeter contra los electores, no contra Freddy Superlano. Luego inhabilitando a su esposa en el momento en que reacciona tanto la dirección política de Barinas, como el mismo Freddy Superlano, en no amedrentarse, cuando convocan ilegal e irregularmente unas elecciones, unos comicios que ya se habían hecho y que gano La UNIDAD y sacan del sombrero del mago la inhabilitación.

 

 

Esa respuesta ya es diferente a como hemos reaccionado. Antes hubiésemos dicho “bueno no hay condiciones, Maduro se quiere quedar para siempre”. Claro que se quiere quedar para siempre, pero la reacción nuestra no fue la inacción, fue seguir, luchar, no rendirnos, contrario a como hacen algunos al convocar a no votar o justificar el que la gente no vote.

 

 

A Aurora Superlano, la inhabilitan en una de las decisiones más aberrantes de la historia contemporánea. Una persona que apenas incursiona la política y que la inhabilitan sin justificación alguna. Ahora tenemos un candidato, Sergio Garrido, que a pesar de que no sea el más conocido es el candidato de la unidad y representa genuinamente a los barineses.

 

 

Más allá del nombre de la persona  que representa o quien es, aquí lo importante  es como reaccionamos en la dirección política de la unidad y allí se nota un cambio, como reaccionamos ante una situación de ilegalidad, se denuncia en cualquier instancia nacional e internacionalmente y hay que seguir haciéndolo, pero lo fundamental es que buscamos un candidato, si nos inhabilitaban el tercero, el cuarto, el quinto, el sexto, tenemos que tener el séptimo, el octavo, el noveno, el décimo hasta tener un candidato que a fin de cuentas derrote a esta gente, eso es lo fundamental que la fuerza unitaria pueda derrotar al régimen y ese es el cambio más importante que ha ocurrido en Barinas para toda Venezuela.

 

 

Ahora estamos jugando distinto, estamos jugando a la pelota Caribe, la que se juega en Venezuela, la estamos jugando en la política. Nadie sale a decir cuando hay un Infield fly, toque de bola, un bateo y corrido, mira se robaron la base ilegalmente, no, sencillamente eso es pelota Caribe. Esta gente juega Caribe y nosotros no podemos reaccionar de una forma diferente, aun sabiendo que lo que buscan es desactivarnos por la dimensión de la ilegalidad cometida.

 

 

Para Quienes tenemos la mente estructurada es difícil asumirlo, pero es la única forma que tenemos de luchar contra un régimen, que, sin duda alguna, ha derivado de una dictadura, que ha abierto unos pequeños espacios de democracia, no por gusto, sino por presión de la Comunidad Internacional y nosotros por esa rendija tenemos que entrar.

 

 

Barinas cambio a Venezuela y ahora el país va a estar con Barinas para una gran victoria y de allí en adelante no habrá voz que dirá “no vamos a votar”, habrá voces que dirán “¿Cuál es el obstáculo a superar?  Se que va a ser difícil lo que vendrá después, pero hay que hacerlo y juntos, esa es otra de las enseñanzas, juntos los que hemos venido luchando, no los que se venden, como Claudio Fermín y todos los alacranes y cómplices del régimen, sino aquellos que queremos luchar contra el régimen hasta sacarlo democráticamente.

 

 

¡Viva Barinas! !

¡Viva Venezuela!

 

 

¡Vamos Pa’lante!

Seguimos Parlamentando