¡Liberen a Willy!
enero 23, 2013 4:14 pm

Estos últimos días he estado recordando -no sé porqué- una película de 1993 que tuvo gran éxito, “Liberen a Willy”, sobre una gigantesca orca prisionera en un acuario.

 

La trama gira alrededor de un muchacho de doce años llamado Jesse quien una noche, huyendo de la policía, se esconde en el acuario donde Willy estaba encerrado.

 

Resultaba irónico que aquella orca que una vez había dominado los mares, fuera ahora prisionera en un lugar tan pequeño, donde la mantenían los dueños del acuario para lucrarse. La orca había sido un gran negocio y buscaban mantenerla (y mantener las ganancias que ella producía) a costa de lo que fuera.

 

Pero con lo que no contaron fue con que Jesse se convirtió en amigo de la orca. Una noche, Jesse se dio cuenta de que los dueños del acuario habían decidido romper el tanque donde vivía Willy para así cobrar el seguro, que valía un millón de dólares. La orca valía viva o muerta y los malos de la película -en las películas son malos son maluquísimos- estaban decididos a cobrarlo.

 

Jesse, su amigo Perry y Rae, la entrenadora del parque marino, deciden que no lo permitirán. Menos cuando se percatan de que la familia de Willy está mar afuera esperándolo.

 

En una trama llena de acción, en la que los protagonistas hacen lo posible y casi lo imposible para rescatar a Willy de la maldad de los villanos dueños del acuario, llegamos a la escena final en la que deben sortear toda clase de obstáculos, desde la persecución de la policía, pasando por un árbol caído que les obstruye el camino al muelle, el rapto de Willy, hasta una batería de barcos bloqueando la costa con redes listas para lanzarlas sobre el cetáceo si éste llegara a acercarse, Jesse lleva a la orca hasta el rompeolas y ésta salta por encima, quedando libre.

 

Interesante que el tema musical es de Michael Jackson y se llama “¿Estarás ahí?” (“Will you be there?”). Otros títulos de la banda sonora incluyen “Sigue sonriendo”, “No fue mi intención herirte”, “El montaje de los amigos” y el popurrí “Jesse dice adiós/ ¡Liberen a Willy!/ Regreso a la libertad”.

 

Interesante también que para que Willy finalmente llegara a su casa se necesitaran dos películas más: “Liberen a Willy 2: La aventura a casa” y “Liberen a Willy 3: El rescate”.

 

¡Liberen al pobre Willy!

 

@cjaimesb/DO

Fuente: EU