¿Furia bolivariana o simplemente tiranía?

¿Furia bolivariana o simplemente tiranía?

 

“…la ira es un sentimiento de furia e indignación contra alguien, representado con gran pasión, y en el que el individuo se deja llevar por sus impulsos y, a menudo, actúa en forma irracional.” Facultad de Psicología / DGDH

 

 

 

El 23 de enero de 2024 se pensó que sería una jornada popular de protesta o acaso una convocatoria para concentrar seguidores; de un lado, la oposición que busca reencontrarse alrededor de la ingeniero María Corina Machado y del otro, los arriados funcionarios que sin mayor emoción desfilarían, al bajarse de autobuses semivacíos que venían de todas partes del país, simulando interés y sentida adhesión al gobierno de Maduro.

 

 

No suscitó, sin embargo, la efeméride una asistencia acorde con las expectativas de ninguno de los bandos. Pudiéramos decir que se apuntó otro déficit de militancia y tal vez también ausencia de compromiso del cuerpo político, pura y simplemente dicho.

 

 

Hay que reflexionar mas sobre la peligrosa huelga ciudadana que, salvo en la primaria que ganó MCM, se ha evidenciado desde hace ya varios años, afectando al sistema democrático y mostrando la decepción de las mayorías y, sobre todo, un entorno antipolítico que puede, de persistir, mantener vigente, el espíritu de la abstención que por cierto, es objetivo del ponzoñoso chavomadurismomilitarismocastrismoideologismo que ha lisiado a la nación y que quiere seguir medrando concupiscentes, de las mieles, las que quedan, del poder y, especialmente, no rendirle cuenta ni a Cristo, nuestro señor. ¡A por la impunidad a rajatablas!

 

 

Empero, la demostración reiterada del desgaste de la revolución de todos los fracasos, originó, al parecer, que de su esencia fascista emergiera la que denominaron furia bolivariana, (perdónalos, Libertador, porque en realidad son ontológicamente cínicos y kakistócratas, a  mayor abundamiento) para complementar ese discurso agresivo y venenoso, desde el gobierno, salieron a reprimir y tratar de amedrentar, una vez más, anunciando, ese adalid de la injusticia, Tarek William Saab, detenciones y procesos dignos de las peores etapas del período de acción de la KGB.

 

 

La furia, la ira, anuncian conductas de aquellos que las padecen, sin control, sin mesura a menudo, sin responsabilidad y suelen invitar reacciones del mismo calibre. ¡Cuidado con esa furia, que sale del recelo pavoroso que les causa verse separados de sus dignidades, por lo que se les pueda imputar, reclamar, castigar!

 

 

Miedooooo, odio, desesperación, entre otras expresiones de su bajo psiquismo, promueven esa fingida furia, esa criminalización de la ciudadanía, ante el inobjetable, el inocultable, el ineluctable hecho del divorcio de las otrora mayorías poseídas por los demonios de la demagogia y condenadas a entregar, el predominio, el mando, el poder.

 

 

Me preocupó escuchar a Maduro, hablar de conspiraciones militares en la presentación de la Memoria y Cuenta, la semana anterior. Me angustia ver crecer la lista de presos políticos, la amenaza que acompaña la comunicación de los detentadores del poder, la continuidad de la estampida hacia la diáspora.

 

 

La fachada democrática apenas cubre el rostro que esta debajo pero que, ya intuimos que se trata del de la tiranía y su violencia. Muchas guerras civiles comenzaron así.

 

 

Pongamos todos atención a lo que puede pasar, recordemos ese consejo, esa advertencia: “Ten cuidado de la ira, del miedo, de la agresividad, de ese lado oscuro que ellos constituyen. Una vez que entras en el sendero oscuro, dominará tu destino para siempre”.

 

 

Nelson Chitty La Roche

 

Comparte esta noticia:

Contáctanos

Envíe sus comentarios, informaciones, preguntas, dudas y síguenos en nuestras redes sociales

Publicidad

Si desea obtener información acerca de
cómo publicar con nosotros puedes Escríbirnos

Nuestro Boletín de noticias

Suscríbase a nuestro boletín y le enviaremos por correo electrónico las últimas publicaciones.