Fracaso del modelo

Fracaso del modelo

El pueblo venezolano en los últimos años es víctima de un modelo político, que con sus graves consecuencias económicas y sociales, ha deteriorado su calidad de vida, ha impedido que nuestras instituciones democráticas funcionen como tales, y está entregando de manera progresiva nuestra soberanía como nación libre, y esa grave traición a los intereses de la patria se hace para entregarnos al último reducto en el mundo de un modelo fracasado en donde se trató de implantar en tiempos pasados, ó sea, el viejo comunismo totalitario, que en Venezuela se nos ha tratado de vender con el envoltorio engañoso del Socialismo del Siglo XXI, porque ni es socialismo en la moderna concepción democrática, ni es del siglo XXI, nació con Marx en el siglo XIX, y además su fundador en nuestro país lo ha llamado Revolución para tratar de imitar la ambición vitalicia de poder de Stalin y Fidel Castro.

 

O sea, que cuando ya ningún país, excepto Cuba, acoge la vieja receta del viejo comunismo que le sirve a los Castro para mantener una dictadura hereditaria, los venezolanos estamos gobernados por quienes se sienten súbditos de un país que aplica una ideología desfasada, al punto de entregarle nuestra soberanía por diferentes vías a la mayor vitrina que tiene en el mundo ese modelo que tanto sufrimientos ha traído a los pueblos donde se ha aplicado, como lo es la Cuba de los Castro.

 

Para ellos pareciera que el Muro de Berlín no ha caído, y que no existieran las millones de pruebas de que Stalin como líder de la revolución comunista soviética está condenado por la historia de la humanidad como un dictador sin ninguna sensibilidad humana, y un asesino sin escrúpulos. No quieren darse cuenta de que Cuba cuando dejó de tener la teta soviética, se dedicó a buscar a un régimen irresponsable con sus intereses nacionales para que les entregara los recursos de su pueblo como sustituto del subsidio soviético.

 

Tampoco se han dado cuenta de que la China de hoy de comunista solo tiene el nombre, porque desde que aceptaron la doctrina de que “no importa de qué color es el gato con tal de que cace ratones” dieron un viraje al capitalismo y a la economía de mercado, a costa incluso, de la explotación inhumana de su mano de obra nacional.

 

Esa es la razón principal del fracaso del modelo que nos gobierna. Solo un cambio político profundo rescatará a nuestro país de la actual tragedia nacional.

 

Por Omar Barboza

Comparte esta noticia:

Contáctanos

Envíe sus comentarios, informaciones, preguntas, dudas y síguenos en nuestras redes sociales

Publicidad

Si desea obtener información acerca de
cómo publicar con nosotros puedes Escríbirnos

Nuestro Boletín de noticias

Suscríbase a nuestro boletín y le enviaremos por correo electrónico las últimas publicaciones.