Médicos Unidos de Venezuela rechazan que acusen a personal sanitario de estar en mafias
abril 28, 2022 5:33 pm

 
 

En las redes sociales ha aparecido una serie de actuaciones por parte de organismos del Estado realizando acciones de privación de libertad de personal de salud que labora en el sistema público exponiéndolos al escarnio público, indicó la ONG

 

 

La ONG Médicos Unidos de Venezuela (MUV) rechazó este jueves que se detenga a personal sanitario o se les exponga al «escarnio público» tras declaraciones del Gobierno del país caribeño de «acabar con las mafias de los hospitales».

 

 

«En los últimos tiempos, en las redes sociales, ha aparecido una serie de actuaciones por parte de organismos del Estado, en casos que incluso a veces no compete, realizando acciones de privación de libertad de personal de salud que labora en el sistema público de salud o exponiéndolos al escarnio público sin el debido proceso», indicó la ONG en un comunicado divulgado en Twitter.

 

 
Añadió que estas acciones han ido en aumento a través de mensajes publicados en la red social por el fiscal general, Tarek William Saab, y por anuncios emitidos por el Gobierno venezolano de «acabar con las mafias de los hospitales».

 

 

Médicos Unidos afirmó que los hospitales públicos son controlados por porteros, milicianos -como se conoce a los integrantes del «componente especial» de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) encargados de la preservación del chavismo-, colectivos y «raras veces empresas privadas de seguridad».

 

 

«Queda claro que la única manera de que esas mafias de los hospitales puedan operar sería en caso de que las autoridades del establecimiento no ejerzan sus funciones de guardia y custodia, de control de almacén o estando en conocimiento de la situación como cómplices», apostilló.

 

 

La organización expresó su preocupación por acciones de tipo «requisas penitenciarias» en las que aparecen funcionarios mostrando un «botín capturado».

 

 

El caso más reciente, prosiguió, es un médico del primer año de residencia universitaria en la especialidad de anestesiología en el estado Trujillo, «cuyo delito fue tener en su koala (bolso, riñonera) medicamentos y materiales de uso para los pacientes que están en el área quirúrgica».

 

 

«Ese koala nunca salió de esa área quirúrgica, de su hospital de formación. Con todo esto, deciden privarlo de su libertad ‘preventivamente’ y el fin de semana se publica en redes sociales que el ejecutivo regional lamenta que tenga un solo detenido en su gloriosa lucha contra las mafias», relató.

 

 

El pasado 13 de abril, el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, prometió atacar «con mano de hierro» a las mafias instaladas dentro de los hospitales del país y a las que están al frente de la venta ilegal de combustible y chatarra.

 

 

«Vamos a ir con mano de hierro contra todas las mafias, se disfracen de lo que se disfracen, estén donde estén», dijo Maduro durante su participación en el Congreso del oficialista Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), transmitida por el canal del Estado Venezolana de Televisión (VTV).

 

 

Sobre las mafias hospitalarias, explicó que la ministra de Salud, Magaly Gutíerrez, cuenta con todo el apoyo de los cuerpos de seguridad del Estado a fin de lograr, «este año», que todos los «hospitales del país (…) funcionen plena y completamente para el pueblo, sin mafias que se roben equipos, sin mafias que se roben medicamentos».

 

 

«Ya tenemos el plan y vamos avanzando y vamos a desmembrar a todas las mafias de todos los hospitales», dijo el mandatario nacional.

 

EFE