Victoria legal o anticipo de más violencia: EE.UU. permitirá descargar los planos de pistolas en 3D
julio 25, 2018 9:14 am

El Departamento de Justicia estadounidense alcanza un acuerdo con la empresa distribuidora de «Liberator», una pistola fabricada en 3D de plástico que desató la alarma en 2013

 

 

 

La impresión tridimensional no es un invento realmente nuevo. Desde hace muchos lustros se han venido introduciendo lenta pero concienzudamente en diferentes industria. No ha sido, sin embargo, hasta la explosión de impresoras de bajo coste y comerciales que están al alcance de cualquiera cuando desde hace una década se han situado como una reciente disrupción tecnológica.

 

 

 

Sus aplicaciones son, inciden los expertos, infinitas, y da pie a un nuevo proceso industrial más ágil y democrático. Pese a sus notables aportaciones, la intervención de la mano humana para darle la vuelta y experimentar con esta tecnología en arsenal armamentístico ha dado pie a temores e incertidumbres entre la población, máxime en un país, Estados Unidos, cuyo debate acerca de la posesión de armas de fuego está en su punto álgido nuevamente.

 

 

 

Tras varios años de debate y enfrentamientos judiciales, el Departamento de Justicia de Estados Unidos ha alcanzado finalmente un acuerdo con 3D Defense Distributed, una empresa creadora y distribuidora de los controvertidos planos de una pistola fabricada en 3D en 2013, por el cual el gobierno estadounidese admite, aunque con reticencias, la publicación de diseños de armas en internet para su fabricación mediante esta tecnología.

 

 

Second Amendment Foundation, una fundación que promueve el uso de armas y defensora de la empresa distribuidora de los diseños, ha asegurado en un comunicado que EE.UU. permtirá a organizaciones sin ánimo de lucro publicar diseños de armas a partir del 1 de agosto, entre los que se incluye el AR-15, un fusil de asalto que está detrás de los últimos tiroteos en el país. Grupos activistas ya han levantado la voz para manifestar su posición contraria a esta decisión. «Estamos extremadamente preocupados por el repentino acuerdo del Departamento de Justicia que permite la publicación online de planos para pistolas impresas en 3D», escribió un mensaje en su perfil de Twitte la organización The Brady Campaign to Prevent Gun Violence.

 

 

 

Su uso como herramienta para la fabricación de utensilios militares o fabricación de armas de fuego reales sí estará perseguido, aunque la impresión de pistolas en 3D, dados los materiales empleados (no metales) podrá generar, sin embargo, una nueva ola de miedo. Todo se enmaca dentro de una disputa legal que inició Cody Wilson, creador de Defense Distribuited, después de hacer públicos y de manera gratuita los archivos de fabricación de las piezas de Liberator, una pistola en 3D, que tuvo una gran recepción: más de cien mil descargas antes de su bloqueo por parte de las autoridades norteamericanas en aras de la defensa de sus conciudadanos.

 

 

ABC.es



0 comments