Trump reconoce que los Altos del Golan deben ser Israel y da un espaldarazo electoral a Netanyahu
marzo 21, 2019 6:40 pm

El primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, ha agradecido el gesto, también a través de las redes sociales

 

Imagen de archivo de Benjamin Netanyahu y Donald Trump (Mandel Ngan / AFP)

 

 

El presidente Donald Trump sorprendió este jueves con el anuncio de que ha llegado el momento de reconocer la soberanía de Israel en los Altos de Golán, uno de los territorios más disputados desde los años sesenta, y que supone poner del revés la política estadounidense durante década, así como contrariar a la resolución de la Organización de Naciones Unidas (ONU).

 

 

 

“Después de 52 años es el momento para que Estados Unidos reconozca plenamente la autoridad de Israel sobre los Altos del Golán, circunstancia estratégicamente crítica y de enorme importancia para la seguridad del estado de Israel y la estabilidad regional”.

 

 

 

Esto es lo que escribió en uno de sus tuits. Su decisión suscitó de inmediato la cuestión de por qué ahora, cuando el primer ministroBenjamin Netanyahu tiene previsto visitar la Casa Blanca la próxima semana. También despertó no pocas críticas por lo que se consideró una interferencia injustificada en la política interna de Israel, algo que siempre se trataba de evitar. Netanyahu afronta unas ajustadas elecciones el próximo 9 de abril y en un momento en que se haya cercado por las acusaciones de corrupción.

 

 

 

En busca de una aclaración, la periodista Maria Bartiromo le preguntó en una entrevista en la cadena Fox si podía dar una explicación sobre la elección de este preciso momento, a la vista de una espera tan larga. “¿Es por la reelección que afronta Netanyahu?”, le cuestionó. Su respuesta aún resultó más sorprendente, y más teniendo en cuenta la citada previsión de viaje y la continua comunicación entre él y Netanyahu. “No sabía nada de esto”, replicó sobre esos comicios.

 

 

 

“Lo he estado pensado por mucho tiempo, ha sido una decisión difícil para cada presidente. Cada presidente ha dicho que lo haría, pero soy yo quién lo hace”, señaló, reforzando una vez su estilo de actuar de forma diferente a los otros, aunque sin entrar en el fondo del asunto. Sin embargo, Netanyahu presionó repetidamente para que Trump diese este paso, ya desde su primera visita al 1600 de Pennsylvania Avenue en Washington.

 

 

 

Israel ocupó los Altos del Golan, en territorio de Siria, en la Guerra de los Seis Días de 1967 y se los anexionó en 1981. Estos territorios se ubican entre Siria, Líbano, Jordania e Israel.

 

 

 

Esta comunicación significó una inyección de moral para el primer ministro israelí, que además esta noche del jueves tenía como invitado a cenar al secretario de estado, Mike Pompeo. Netanyahu echó mano de twitter de inmediato para expresar su agradecimiento. “En un momento en el que Irán trata de utilizar Siria como plataforma para destruir a Israel, @POTUs Trump valientemente reconoce la soberanía israelí en los Altos del Golán. ¡Gracias presidente Trump!”, escribió en su red social.

 

 

 

Esta nueva situación parece que servirá para complicar todavía más el plan de la administración estadounidense

 

 

Luego le llamó por teléfono y le dijo: “Has hecho historia”. Y ensalzó el cambio en la política estadounidense, en el mismo sentido que el pasado año al mudar la embajada estadounidense a Jerusalén. Netanyahu ensalzó además, en presencia de Pompeo, el pasado dado al salir del “desastroso” pacto nuclear internacional con el régimen de Teherán. “Esto es el milagro de Purim”, se congratuló el dirigente israelí en referencia a la antigua fiesta judía que celebran esta semana.

 

 

 

Esta nueva situación parece que servirá para complicar todavía más el plan de la administración estadounidense, que está en manos de Jared Kushner, el yerno de Trump, ya lleva un largo retraso y que inspira un extendido escepticismo respecto a su efectividad y aceptación.

 

 

Aunque diversos legisladores republicanos no perdieron ni un segundo en ponerse del lado del presidente, los analistas indicaron que anuncio de Trump choca con las leyes internacionales. Richard Haas, antiguo cargo en el Departamento de Estado y ahora presidente del laboratorio de pensamiento Council on Foreign Relations, tuiteó su total desacuerdo con esa decisión. Haas subrayó que este movimiento viola la resolución 242 de la ONU, aprobada en 1967, en la que “se descarta la adquisición territorios mediante una guerra y que todos los estados tiene derecho a vivir en paz”.

 

 

 

J.Street, lobbi liberal judío-americano, criticó esta iniciativa por premature y porque atenta a la ley internacional. “Resulta evidente que esta acción cínica de Trump no versa sobre los interés de Israel y Estados Unidos a largo plazo, sino que sólo busca ofrecer otro regalo al primer ministro Netanyahu con la esperanza de realzar sus opciones para la reelección el próximo mes”, señaló en un comunicado Jeremy Ben-Ami, presidente de ese grupo.

 

 

 

Martin Indyk, antiguo negociado de paz en Oriente Medio y embajador de EE.UU. recalcó en The New York Times: “Israel puede usar este pretexto para anexionarse Cisjordania. Es una acción gratuita de Trump”.

 

 

 

En este sentido, Iam Bremmer, fundador y presidente del Grupo Euroasia, señaló en la cadena MSNBC que esta medida no hace más que cargar de argumentos a Rusia para la anexión de Crimea y su política de expansión en Ucrania.

 

 

 

LA VANGUARDIA
FRANCESC PEIRÓN, NUEVA YORK

 



0 comments