Cómo potenciar el orgasmo femenino
Mayo 18, 2017 5:52 pm

Cuando la mujer experimenta un orgasmo, el clítoris se retrae y la vagina se contrae teniendo espasmos rítmicos y, al mismo tiempo, el ritmo cardíaco se acelera y se produce una dilatación de los vasos sanguíneos. La sensación de placer es inigualable, pero no todas las mujeres cuentan con la misma facilidad para llegar al clímax durante sus relaciones sexuales, y esto puede deberse a muy diversos factores, como la pérdida de deseo sexual, la falta de lubricación, no estar completamente excitada, no recibir el placer suficiente… En el siguiente artículo de unComo, vamos a desvelar algunos trucos con los que se puede conseguir potenciar el orgasmo femenino y aumentar el disfrute sexual de la mujer durante las relaciones íntimas, ¡toma nota!

 

 
1
Algunos estudios realizados han demostrado que una gran mayoría de mujeres se llevan las preocupaciones diarias también a los momentos más íntimos con sus parejas, lo cual provoca que su deseo sexual descienda considerablemente y tengan muchas más dificultades para disfrutar por completo y alcanzar el orgasmo. Por esta razón, el primer consejo va dirigido a las mujeres, pues es muy importante dejar el estrés a un lado y las preocupaciones para otro momento; durante el sexo toca relajarse, dejarse llevar y tener la mente y el cuerpo solamente dispuestos a sentir placer. De esta manera, el clímax vendrá solo en respuesta a todas las increíbles sensaciones que se van experimentando durante los juegos previos y el coito.

 

 

 

2
Además de la relajación que es clave, también hay métodos que las mujeres pueden llevar a cabo en su rutina diaria para tratar de mejorar sus orgasmos e intensificar el placer durante los mismos. Y uno de los que ofrece increíbles resultados y, además, permite fortalecer los músculos de la vagina es la práctica de los llamados ejercicios de Kegel. Estos, concretamente, sirven para tonificar los músculos del suelo pélvico, lo cuales se contraen de manera rítmica durante el orgasmo, para hacer que la fricción que se produce durante la penetración sea más intensa y, por ende, para conseguir un mayor disfrute sexual.

 

 

 

3
Las mujeres necesitan de una mayor estimulación que los hombres para llegar al clímax, por lo que una buena sesión de juegos previos antes de iniciar la penetración marcará la diferencia en su excitación y disfrute. Es importante dedicar unos minutos a jugar con la pareja, besarse, acariciarse por todo el cuerpo, darse masajes, susurrarse palabras sugerentes y ardientes al oído…, todo ello irá elevando poco a poco la excitación de ambos y, sin duda, el orgasmo final será muchísimo más intenso y placentero.

 

 
A la hora de estimular manualmente y oralmente el cuerpo femenino, es importante tener en cuenta cuáles son aquellas zonas erógenas que pueden generarle más sensaciones y hacer que estallen de placer al llegar al clímax:

 

 
Orejas y cuello: recorre estas zonas suavemente con los labios, deja que sienta tu aliento y sorpréndela con mordisquitos y lamidas eróticas, ¡verás cómo su respiración se acelera!

 

 
Senos: están repletos de terminaciones nerviosas y, por ello, debes ser muy cuidadoso. Acarícialos con suavidad, juega con su pezón sin presionar con brusquedad y usa la lengua para trazar círculos alrededor de este.

 

 
Entrepierna: si besas la parte interna de sus muslos y la recorres con la lengua, su excitación aumentará muchísimo y estará preparada para lo que está por venir.

 

 
Clítoris: este es el punto más importante, pues estimulándolo de manera directa es muy fácil que la mujer alcance el orgasmo. Eso sí, es una parte muy sensible y debes ser especialmente sensible al estimularlo; sin duda alguna, la punta de la lengua puede ser la mejor aliada para acariciar el clítoris y lograr que ella arda de placer.

 

 
Perineo: a pesar de que es desconocida para muchos, estimular la zona localizada entre el ano y los genitales produce increíbles sensaciones que pueden llegar a excitarla muchísimo.

 

 
Si alternas la estimulación manual con la oral y eres delicado en tus movimientos, verás cómo consigues potenciar el orgasmo de tu chica al máximo y sorprenderla con una incomparable sesión de sexo.

 

 

 

4
Hay muchísimas posiciones sexuales con las que podemos innovar y experimentar nuevas sensaciones en nuestros encuentros íntimos. Sin embargo, entre todas ellas hay algunas que ayudan a las mujeres a disfrutar de orgasmos más intensos y potentes, pues permiten la estimulación de puntos claves como el clítoris y el punto G. Destacan las siguientes:

 

 
El Deleite: la mujer se sienta en el borde de una superficie, el hombre se arrodilla delante de ella de manera que el pene queda a la misma altura que la vagina.

 

 

Para iniciar la penetración, la mujer coloca sus piernas alrededor de la cadera de él y ambos quedan abrazados. Permite que él tenga accesos a estimular los senos de ella.

 

 
El Sometido: la mujer se coloca encima del hombre dándole la espalda y sentándose sobre su erección. Ella controla el ritmo de la penetración y él puede estimular el ano de su pareja aumentando, así, el placer durante el coito.

 

 
La Profunda: como su nombre indica, permite una penetración muy profunda y, además, que el clítoris quede presionado con los movimientos del hombre. La mujer se tumba boca arriba y sube sus piernas, colocándolas en los hombros de él, mientras el la penetra.

 

 

 

5
No solo variar de postura sexual puede hacer que un encuentro íntimo sea novedoso, pues hay otros elementos que también pueden conseguir el mismo efecto y potenciar el orgasmo femenino de una forma completamente diferente. En esta ocasión, hablamos de los juguetes sexuales, pues hay muchos que fácilmente pueden utilizarse en pareja, aumentar la temperatura entre ambos y generarles más placer.

 

 
Tienes muchísimas opciones a tu alcance (esposas, vibradores, consoladores…), pero si estás buscando un artículo que os proporcione placer a los dos a la misma vez, te aconsejamos que elijas el anillo vibrador, ideal para que durante la penetración se estimule el clítoris y la erección sea más duradera.

 

 

 

6
Si todos los movimientos son iguales y la estimulación es monótona y poco cambiante, a la mujer le costará muchísimo más llegar al clímax y disfrutar de un orgasmo increíble. La clave está en variar el ritmo tanto en la estimulación manual y oral como en la penetración. Puedes poner en práctica el siguiente truco: cuando veas que ellas está a punto de alcanzar el orgasmo, retira el pene de su vagina, espera unos segundos y vuelve a reanudar la penetración. ¡La volverás loca de placer!

 

 

 

 

Uncomo

Por Confirmado: Gabriella Garcés



0 comments