Tenedores de bonos PDVSA 2020 podrían cobrar en 2025 o 2026 tras revés judicial en corte de Nueva York

Categorías

Opiniones

Tenedores de bonos PDVSA 2020 podrían cobrar en 2025 o 2026 tras revés judicial en corte de Nueva York

La decisión de la Corte de Apelaciones de Nueva York sobre la inconstitucionalidad de los bonos PDVSA 2020 constituye un retroceso importante para los acreedores, quienes verán retrasadas sus expectativas de cobrar la deuda hasta 2025 o 2026, con el riesgo de «ver anulada» la garantía establecida para estos títulos.

 

 

 

 

 

 

Así define el analista financiero internacional y experto en mercados emergentes, Jorge Piedrahita, el estado del juego para los tenedores de bonos de PDVSA.

 

 

 

 

 

 

A juicio del experto «la Corte de Apelaciones del Estado de Nueva York se puso del lado de PDVSA al afirmar que la ley venezolana rige la validez de las notas de 2020». La decisión, de hecho, podría implicar que los tenedores de estos títulos no pudieran participar en la subasta de Citgo.

 

 

 

 

 

 

«Las Cortes de Apelaciones del Segundo Circuito de Estados Unidos deben ahora decidir la apelación teniendo en cuenta la ley venezolana, la cual, en opinión de algunos prestigiosos abogados, rige las notas (bonos) en referencia a la capacidad contractual constitucional de PDVSA», expone el ejecutivo financiero.

 

 

 

 

 

 

 

Piedrahita señala que «con casi certeza se concederá la apelación y el caso será remitido al SDNY (Corte de Distrito de los Estados Unidos para el Distrito Sur de Nueva York), que decidirá sobre las reclamaciones de PDVSA, una decisión que probablemente arrastrará este caso hasta 2025 y tal vez más allá».

 

 

 

 

 

 

El experto gestor de fondos de inversión apunta que las posibilidades de que los tenedores de los bonos PDVSA 2020 de obtengan el pago de la deuda sigue siendo alta, pero «dicha probabilidad ha disminuido con este dictamen«.

 

 

 

 

 

 

De hecho, Piedrahita advierte que «en el peor de los casos, los bonos podrían recibir una anulación de la garantía, lo que hace que una apelación ante la Corte Suprema de Estados Unidos, por parte de PDVSA, sea una certeza, mientras que obtener un Writ of Certoriari  o una revisión de la decisión de la Corte de Apelaciones por parte del máximo tribunal de EEUU «será un evento de baja probabilidad».

 

 

 

 

 

 

Hay que recordar que el pago de los bonos PDVSA 2020 está garantizado con el 50,1% de las acciones de Citgo Holding, y que sigue corriendo el riesgo de ser liquidada, ya que el tribunal de Delaware que lleva las reclamaciones de un grupo de acreedores de estos títulos ya aprobó la subasta de esta participación.

 

 

 

 

 

 

Por otra parte, Jorge Piedrahita advierte que los tenedores de los bonos PDVSA 2020 deben recordar que la decisión adoptada por la AN 2015 de posponer unilateralmente la prescripción legal de estos títulos, «está sujeta en su futuro reconocimiento y aceptación a la volatilidad política de la oposición en Venezuela».

 

 

 

 

 

 

En este sentido, el experto apunta que esa misma oposición podría » iniciar un caso para desestimar dicho acuerdo en el futuro».

 

 

 

 

 

 

«Sin embargo, los tenedores de bonos tienen una elevada probabilidad de prevalecer, aunque no hay certeza de ello», concluye el experto.

 

 

 

 

 

 

El Universal

Comparte esta noticia:

Contáctanos

Envíe sus comentarios, informaciones, preguntas, dudas y síguenos en nuestras redes sociales

Publicidad

Si desea obtener información acerca de
cómo publicar con nosotros puedes Escríbirnos

Nuestro Boletín de noticias

Suscríbase a nuestro boletín y le enviaremos por correo electrónico las últimas publicaciones.