logo azul

¿Te puede tragar la arena movediza?

Categorías

Opiniones

¿Te puede tragar la arena movediza?

Las películas suelen mostrarle al público el peligro que representa caer dentro de arena movediza. ¿Pero realmente es posible ser succionado por un pozo de esta naturaleza? Descubre acá si te puede tragar la arena movediza.

 

 

¿Qué son las arenas movedizas?

Las arenas movedizas son arenas normales en casi todo sentido, pero saturadas de agua.

 

Por tal saturación, la fricción que hay entre las partículas de arena se reduce drásticamente, dándole a esta una consistencia similar a la de un gel. Es en este tipo de sustancia blanda y acuosa en el que las personas se pueden caer.

 

Aunque es imposible que la arena movediza se trague a una persona, sí es muy complicado salir de ella. En el momento en que alguien se cae en una arena movediza, cambia totalmente su densidad.

Finalmente, dicho cambio es lo que hace que las personas tengan la sensación de ir descendiendo poco a poco.

 

 

No las busques en el desierto

 

Es normal encontrar estas arenas en zonas pantanosas o cerca de lagos, ríos o playas.

 

Esta posición geográfica termina realmente siendo una ventaja, porque las raíces de las plantas que crecen en zonas húmedas pueden resultar un gran recurso para mantenerse a flote. Esto es algo que debes tener presente si llegas a caer en una arena de este tipo.

 

Además, contrario a lo que muchas personas creen, no existen arenas movedizas en el desierto. Esto se debe al poco nivel de humedad que hay en el suelo desértico.

 

 

Consejos para salir de la arena movediza

Cuando una persona queda atrapada en la arena, queda “flotando” dentro de ella. Esto se debe a que el cuerpo es menos denso que la arena y, por lo tanto, no es capaz de hundirse.

 

Lo más trágico que puede ocurrir es que quien esté atrapada en la arena sienta algo de presión en el cuerpo, pero nunca la suficiente para que realmente se haga daño.

 

Si en algún momento te encuentras atrapado en arena movediza, lo principal que necesitarás es paciencia y mucho esfuerzo. Estas dos virtudes son necesarias para lograr tu objetivo principal: cambiar la densidad de la arena.

 

Mientras estés atrapado, lo mejor es no agitarse mucho, porque puedes ser succionado con más fuerza.

Lo que debes hacer es extender lo más posible los brazos y piernas tratando de separar el agua de la arena para quedar flotando sobre el líquido, y luego tratar de remar hasta un lugar seguro.

 

Las ramas y las raíces de las plantas pueden ayudar bastante en un predicamento así.

 

 

 

Culturizando

Comparte esta noticia:

Contáctanos

Envíe sus comentarios, informaciones, preguntas, dudas y síguenos en nuestras redes sociales

Publicidad

Si desea obtener información acerca de
cómo publicar con nosotros puedes Escríbirnos

Nuestro Boletín de noticias

Suscríbase a nuestro boletín y le enviaremos por correo electrónico las últimas publicaciones.