Sebastiana Barráez increpa a Tarek Saab: «Las revoluciones se tragan a su propia gente»
enero 25, 2024 10:50 am

Barráez asegura que jamás ha llamado a agredir a Tarek William Saab, sino que realmente expuso un paralelismo sobre cómo han terminado algunos operadores revolucionarios en el mundo, por causa de sus propios movimientos políticos-sociales. “Es que las revoluciones se tragan a su propia gente”, le advirtió la periodista

 

 

Como respuesta a la denuncia que hizo el fiscal general Tarek William Saab contra la periodista Sebastiana Barráez, en una entrevista concedida el martes 23 de enero a través de Globovisión, de que ésta supuestamente llama a asesinarlo, la comunicadora respondió con un post en Instagram que es falso que ella busque que le agredan y que el funcionario está malinterpretando de mala fe sus palabras.

 

 

 

“Ella cita un poema de Roque Dalton y me lanza una amenaza, buscando un paralelo donde yo puedo terminar como murió Dalton. ¿Qué pasó con Roque Dalton? Fue fusilado por el traidor Joaquin Villalobos, un sujeto captado por la CIA luego de culminada la guerra civil en El Salvador”, sostuvo el fiscal general Tarek William Saab.

No obstante, Barráez señala que realmente expuso un paralelismo sobre cómo han terminado algunos operadores revolucionarios en el mundo, por causa de sus propios movimientos político-sociales. “Es que las revoluciones se tragan a su propia gente”, le advirtió la periodista.

 

 

“No sea que a usted le hagan lo mismo que está haciendo conmigo, para complacer a quienes pretenden desde hace mucho tiempo judicializarme. No me caracteriza la venganza, aun cuando me duele que miles de personas, unas presas y otras víctimas colaterales de la revolución bolivariana, hayan dejado su sangre y sus lágrimas en los tribunales, en las casas de tortura y en muchos rincones de Venezuela, solo por haber caído bajo sospecha o simplemente por protestar o reclamar a un régimen que se cree dueño eterno del poder”, señaló Barraez.

 

 

Las revoluciones se tragan a su gente

 

 

Barráez enseguida le explicó por qué citó a Roque Dalton: “No se sienta hipersensible. Le voy a recordar al poeta Dalton, al que cité. Este Premio Casa de las Américas, considerado uno de los literatos más influyentes de El Salvador, se incorporó al Ejército Revolucionario del Pueblo (ERP), dónde terminó enfrentado el caudillo de esa organización, Alejandro Rivas. Pero a Dalton lo ejecuta, no un individuo como usted dice, sino la dirigencia de esa organización dizque revolucionaria”.

 

 

En un video, publicado hace unas horas en su cuenta en la red social Instagram, también recordó al abogado, juez y líder político francés Maximiliano Robespierre, uno de los más prominentes líderes de la Revolución Francesa, quien gobernó durante la “época del terror”.

 

 

Durante ese período, «él mismo decidió purificar a Francia de cualquier opositor a la revolución y logró que se impusiera sobre éstos la pena de muerte. Tiempo después, Robespierre fue arrestado, llevado a la guillotina a la que había enviado a tanto opositor a la revolución. Y esa misma revolución le cortó la cabeza, el 28 de julio de 1794”.

 

 

 

También le ejemplificó con lo ocurrido a León Trotski, “uno de los marxistas más destacados del siglo XX, considerado el mejor líder de la Revolución Rusa, excelente escritor y mejor orador, organizador de la Revolución de Octubre de 1917 y creador del Ejército Rojo, el más poderoso recurso en la consolidación del régimen soviético en el poder. Joseph Stalin lo consideraba un líder peligroso, quizás porque tenía más talento que él. Y es así como el 20 de agosto de 1940, un agente soviético, subalterno de Stalin, hiere mortalmente a Trotski en su casa. Al día siguiente, Trotski falleció”.

 

 

«En Venezuela hay buenos y más recientes ejemplos»

 

 

Finalmente le recordó que en Venezuela se han registrado unos casos más recientes. “El del general Raúl Isaías Baduel, compadre de Hugo Chávez, hombre que lo devuelve al poder el 13 de abril de 2002. En el 2004 Chávez nombra a Baduel comandante general del Ejército y después, en 2006, ministro de la Defensa. Entre ellos se llamaban hermanos y compadres. ¿Sabes qué me resulta cruel? Que sus compañeros de revolución, por celos, lo hayan lanzado durante años y sin juicio, sin derecho a defenderse, a los sótanos inmundos del Sebin. Baduel murió abandonado de mengua, en cautiverio”.

 

 

 

“Y lo que le ocurrió al destacado ingeniero Nelson Martínez, detenido el 30 de noviembre de 2017. Martínez era un hombre muy preparado, con diversos estudios, referencia en la industria petrolera. Ocupó los cargos más altos de petróleo, presidente de Citgo, ministro de Petróleo y presidente de Pdvsa. Lo dejaron morir, chico. Lo dejaron morir por falta de atención médica en los sótanos de la Dgcim. Cuando lo trasladaron al Hospital Militar e ingresaron a la Unidad de Cuidados Intensivos, ya Nelson Martínez no tenía salvación, y murió el 12 de diciembre de 2018 solo porque la Revolución Bolivariana se negó a prestarle atención médica”.

 

 

 

“Usted sabe lo que quiero decir. Es que las revoluciones se tragan a su gente. A veces solo resta un gesto amable, ser coherente y mantener la dignidad, porque ese es el valor esencial del ser humano. En fin, lo que quiero decirle es que esta revolución no tiene nada de diferente a todas aquellas que a fuego, tortura y traición a la amistad, se prolongaron en el poder. Eso es lo que le trataba de decir, Tarek William Saab, fiscal general de la República”, concluyó Barraez.

 

 

«Un polémico poema»

 

 

Dos días antes, el lunes 22 de enero, Sebastiana Barráez respondía al fiscal Saab el anuncio de una orden a aprehensión en su contra tras vincularla con el presunto delito de conspiración, en una trama que ha sido fuertemente denunciada por el oficialismo a través de sus medios de comunicación.

 

 

Barráez empezó su video-post en Instagram con un poema de Roque Dalton, el que, al parecer, alarmó al funcionario.

 

 

Luego le dijo: «Usted ha girado una orden de aprehensión en mi contra, por un acto que yo jamás compartiría. Yo no le apuesto a actos violentos, porque creo en la vida y en la justicia de Dios, porque los cristianos no le apostamos a la muerte. Por eso es que usted está en una acera distinta, la de aquellos que le han apostado a la tortura, la muerte, la mentira. Se creen impunes porque están en el poder, han tratado de silenciar a los medios de comunicación y han ido callando voces, pero le tengo una mala noticia: eso no dura para siempre, porque la verdad es terca y se va colando entre la oscuridad como el amanecer».

 

Barráez también deploró que el fiscal abuse de su poder para mancillar su honor y patear sus principios, «porque los oficialistas no han entendido que sus posiciones son efímeras».

 

 

 

EC