logo azul

Resultados de la actualización del registro

Categorías

Opiniones

Resultados de la actualización del registro

 

 

La actualización del Registro Electoral (RE) en el exterior, esta importante y novedosa actividad del proceso de Elección Primaria del 22 de octubre (22-O) de 2023 concluyó, tras dos ligeras prórrogas, el lunes 10 de julio al mediodía y sus resultados, como quiera que se los vea, son realmente significativos; pero aclaro que los comentarios que siguen son de mi entera y única responsabilidad.

 

 

Puntos a destacar

 

 

Lo primero a destacar es la novedad misma de la actividad; es la primera vez que en una primaria opositora se actualiza el RE. Desde luego esta actualización, como bien lo ha dicho la Comisión Nacional de Primaria (CNdP), no afecta en nada el RE, que por ley le corresponde levantarlo y modificarlo al CNE; esta actualización del RE de los votantes en el exterior tendrá efectos solamente para la Elección Primaria del 22-O y no afecta el que se utilizará en la elección presidencial de 2024.

 

 

Lo segundo a destacar es que el proceso fluyó, desde el punto de vista, llamémoslo técnico o tecnológico, sin mayores tropiezos; fue evidente lo adecuado de la aplicación utilizada, compleja y avanzada tecnológicamente −tenía que serlo, pues se trataba de dar garantías a electores y elegibles de que las personas que actualizaban sus datos eran los venezolanos que decían ser−, pero fue a la vez lo suficientemente sencilla para que pudiera ser utilizada, masivamente, por el elector común, ese que no tiene mayores conocimientos técnicos y que la tecnología de su equipo o es muy sofisticada, era suficiente un simple teléfono con cámara que pudiera conectarse a Internet. Además, la cierta complejidad que tenía, permitió desarrollar la movilización de cientos de venezolanos por todo el mundo que de manera solidaria establecieron “puntos de apoyo” para ayudar a los usuarios, menos avezados tecnológicamente o con menos paciencia, para que pudieran llevar adelante su actualización del registro.

 

 

Lo tercero a destacar son los resultados mismos del proceso de actualización. La CNdP el día 10 de julio anunció al cierre del proceso los resultados y señaló que para ese día se habían registrado de manera válida 217.154 electores en todo el mundo, para votar en la Elección Primaria; quedando pendientes de validación otros 96.291, que en los días sucesivos se fueron revisando y agregando al registro, para concluir el viernes 14 de julio con un total de 311.324 electores registrados para votar en el exterior. Quedaron sin poder validar su identidad alrededor ded 40.000 electores y sin completar el proceso, 122.000 más.

 

 

Se abre ahora, desde el 15 hasta el 21 de julio, un período de “reclamos e impugnaciones” en el cual los electores podrán verificar si sus datos están adecuadamente registrados y podrán hacer correcciones o cambios en el lugar de votación; este período también servirá para todos aquellos que fueron rechazados o no lograron concluir con su actualización, para que puedan revisarla y eventualmente concluirla de manera satisfactoria. Esto significa que al 21 de julio podría haber una cifra, ya definitiva, pero superior de electores en el exterior a la ya anunciada de más 311.000.

 

 

Interpretando resultados

 

 

Los resultados alcanzados, altamente satisfactorios a mi modo de ver, sin duda alguna tienen varias lecturas e interpretaciones, que ya han corrido en redes sociales y en notas de prensa de diversos analistas. Con respecto a las cifras alcanzadas, si son bajas o altas, depende mucho de la perspectiva y de las expectativas que se tengan. ¿Cuántos votantes hay en el exterior? ¿Tres, tres y medio, cuatro millones? ¡Quién lo sabe! No lo sabemos de manera precisa como para comparar la cifra de actualizaciones con ese posible universo de votantes. Pero creo que las cifras logradas nos están demostrando varias cosas de esa Venezuela en el exterior, que algunos suponen muy diferente a la de aquí.

 

 

Los venezolanos que están en el exterior son como los venezolanos que estamos aquí; hay algunos que no creen en la vía electoral, que son abstencionistas duros; otros que son simplemente indiferentes a lo electoral y a lo político; otros que piensan que no se está jugando nada importante en una primaria porque creen que hubiera sido mejor una forma diferente de seleccionar el candidato de la oposición democrática, mediante encuestas o consenso; por lo tanto, muchos de ellos se “reservan”, ojalá, para participar en el 2024.

 

 

Si lo vemos de esa manera, comparto con quienes me leen que creo que esos números del proceso de actualización no son bajos; si tomamos además en cuenta ejemplos que se pudieran citar acerca del desarrollo de elecciones primarias en diferentes partes del mundo (ver en este enlace https://bit.ly/44skzKD un comentario de Félix Seijas al respecto). En 2012, en la última primaria presidencial, había 101.000 inscritos en el RE en el exterior y hoy hay poco más 107.000; es decir, ese registro apenas creció en 7.000 electores en casi 10 años y ahora en tan solo 32 y medio días la CNdP logró que actualizaran sus datos, exitosamente, más de 311.000 electores y que pasaran por el proceso −entre aceptados, pendientes y rechazados− casi 500.000. Al final, cuando se sume a la cifra del proceso de actualización las del RE y si asumimos que 1/3 de ellos podrían ser opositores, tendremos un contingente cercano a los 400.000 venezolanos en el exterior que podrían participar en la primaria y que son una base importante de presión para la lucha política que hay que dar para conseguir que se actualice el RE en el exterior.

 

 

 

Por cierto, en las 81 ciudades escogidas por la CNdP de acuerdo con información fidedigna se sabe que allí viven al menos 6 millones de venezolanos y podemos suponer que tres o tres millones y medio posiblemente estén inscritos en el RE en Venezuela y podían haber actualizado sus datos. ¿Por qué no lo hicieron?, además de las razones que ya expuse, la respuesta a esa pregunta me lleva a una reflexión y conclusión.

 

 

Conclusión

 

 

Debemos reconocer que la Venezuela que está afuera no es muy distinta, políticamente hablando, a la que está aquí y que tenemos que empezar a definir una estrategia diferente a la que hemos tenido hasta ahora para tratar de mantener vinculados con el país a esos venezolanos que están en el exterior; parece obvio que la estrategia que hemos tenido hasta ahora no está dando los resultados que esperábamos y que si no cambiamos la forma de ver las cosas, lo lamentaremos, por ejemplo, en los resultados electorales de 2024.

 

 

Pero tengo que concluir que los resultados obtenidos de más de 300 mil venezolanos que actualizaron sus datos para participar el 22-O es una cifra alta, satisfactoria, representativa y acorde con un proceso de Elección Primaria, en el cual en ninguna parte del mundo participa un porcentaje superior al 10 o 12% del padrón electoral.

 

 

Pasado el fragor de la actualización del registro de los electores en el exterior, el ritmo de la primaria continúa sin pausa con actividades muy importantes, una de ellas de intensa movilización como la conclusión de la gira o visita de la CNdP a las Juntas Regionales y otras, sin tanta notoriedad pública, como la selección de los centros de votación y el inicio de la postulación de los miembros de mesa, de las cuales me ocuparé la próxima semana.

 

 

Ismael Pérez Vigil

 
https://ismaelperezvigil.wordpress.com/

Comparte esta noticia:

Contáctanos

Envíe sus comentarios, informaciones, preguntas, dudas y síguenos en nuestras redes sociales

Publicidad

Si desea obtener información acerca de
cómo publicar con nosotros puedes Escríbirnos

Nuestro Boletín de noticias

Suscríbase a nuestro boletín y le enviaremos por correo electrónico las últimas publicaciones.