logo azul

La inteligencia artificial, ¿espacio negativo?

Categorías

Opiniones

La inteligencia artificial, ¿espacio negativo?

 

 

El mundo actual podría sumirse en conflictos no imaginados con una inteligencia artificial que se nos vaya de las manos

 

 

Con la aparición de aplicaciones o programas informáticos que abren espacios suficientes para que el mundo adopte un nuevo paradigma basado en la inteligencia artificial, muchos serán los ámbitos de innovación y creación de conocimientos que podrán afectarse en provecho o perjuicio en casi todos los campos donde la vida.

 

 

Aquellos valores trascendentales del hombre en los que se basa la búsqueda de las verdades, podrían constreñirse o verse amenazados de reducirse los referentes que estimularon razonamientos, principios y ponderaciones necesarios para erigir el mundo que hoy se conoce.

 

 

La situación que derivaría del riesgoso dilema podría incitar brechas que permitan el resquebrajamiento de valores morales y políticos. Principalmente, de aquellos sobre los cuales se fundamentan las libertades, la igualdad, la solidaridad, la justicia, la responsabilidad social y la ética. Incluso, la democracia, en tanto que sistema de vida política, social y económica.

 

 

El mundo actual podría sumirse en conflictos no imaginados. O en un caos no calculado o insospechado. La disociación que provocaría la implantación de la inteligencia artificial, vista como mecanismo de desarrollo tecnológico, podría desfigurar hábitos, costumbres y tradiciones. Inclusive, procesos educativos, modos de trabajo, esquemas de empleo y patrones de producción, poniendo en vilo el pensamiento humano. Más aun, la intimidad sobre la cual descansa la amistad, tanto como la confianza y la honestidad.

 

 

¿Problema o solución?

 

Tal es el peligro de que la inteligencia artificial se nos salga de las manos, que hasta la misma ONU, con la venia de reconocidos productores y desarrolladores de tecnologías computacionales, se ha visto forzada a acordar una pausa que conduzca a reflexionar y revisar las implicaciones que podría tener la inteligencia artificial descontrolada.

 

 

Algunos afirman que la IA podría tener grietas y que podría ser objeto de manipulación en manos de agentes políticos a la orden de regímenes opresivos y autocráticos. O de agentes de la extorsión y del soborno al servicio de economías malversadas.

 

 

Aunque hasta ahora la IA ha colaborado a favor de exigencias científicas y tecnológicas que han revolucionado el mundo, no está de sobra examinar otras vertientes capaces de equivocar su propósito primigenio. O sea, posibles factores cuyo uso indebido podría descarriar sus aplicaciones como instrumento de “sumo interés tecnológico”.

 

 

No obstante, de cara a lo referido, cabe animar inquietudes dirigidas a considerar los campos de ejercicio propios de la ciencia y la tecnología comprometidas con el desarrollo humano. Ello, a objeto de alentar opiniones que vislumbren necesidades donde la inteligencia artificial pueda actuar como el medio para apostar al desarrollo humano.

 

 

Lo contrario podría ser casi un inexorable y “sucio borrón” al esfuerzo histórico de la humanidad en el crecimiento en todos los campos de la vida. Vale preguntar si acaso la IA llegaría a ser una especie de constructo con injerencia para concordar con hechos y razones implantados en un ¿espacio negativo?

 

 

Antonio José Monagas

@ajmonagas

Opiniones emitidas por los articulistas son de su entera responsabilidad. Y no comprometen la línea editorial de Confirmado.com.ve

Comparte esta noticia:

Contáctanos

Envíe sus comentarios, informaciones, preguntas, dudas y síguenos en nuestras redes sociales

Publicidad

Si desea obtener información acerca de
cómo publicar con nosotros puedes Escríbirnos

Nuestro Boletín de noticias

Suscríbase a nuestro boletín y le enviaremos por correo electrónico las últimas publicaciones.