“Juro que Maduro es legítimo”
abril 20, 2013 8:43 am

Galileo arrodillado ante la Inquisición debió abjurar de que la Tierra giraba alrededor del Sol

Abjuro de todo lo que he afirmado y reconozco como presidente electo de la República Bolivariana de Venezuela a Nicolás Maduro, legítimo heredero del nuestro líder eterno Hugo Chávez Frías”. Una confesión de esa naturaleza habría de ser suficiente para encontrar la paz y la armonía en esta convulsionada Venezuela.

 

De esa manera regresarían los “diputados herejes” a sus curules. Las boletas de detención en contra de Leopoldo López y Henrique Capriles serían revocadas de inmediato y no habría riesgo de que gobernadores, como Henri Falcón y Henrique Capriles sean sacados de sus gobernaciones. Igualmente ocurriría con los 200 jóvenes estudiantes golpeados, heridos, detenidos e incomunicados, por las protestas, algunos de los cuales “rodilla en tierra” habrían sido inquiridos a reconocer al nuevo líder de la revolución bolivariana.

 

Parece mentira pero la política venezolana parece estar retrocediendo, ya no solo a los tiempos de Stalin, de Hitler o de Mussolini, sino más atrás aún, a 1600, a los tiempos de la Inquisición.

 

El dramaturgo alemán Bertold Brecht dejó para las nuevas generaciones un escalofriante texto en una de sus obras dedicada al gran científico florentino, Galileo Galilei, quien arrodillado ante la Inquisición debió abjurar de que la Tierra giraba alrededor del Sol.

 

“Yo Galileo Galilei, maestro de matemáticas y de física en Florencia, abjuro solemnemente lo que he enseñado que el Sol es el centro del mundo y está inmóvil en su lugar, y que la Tierra no es el centro y no está inmóvil. Yo abjuro, maldigo y abomino con honrado corazón y con fe y no fingida todos esos errores y herejías así como también todo otro error u opinión que se oponga a la Santa Iglesia”.

 

Galileo, ya de avanzada edad, aceptó confesar ante el tribunal y abjurar de sus posiciones, tras ser amenazado de tortura y cárcel. Tras abjurar le fue conmutada la prisión y cambiada por arresto domiciliario de por vida.

 

En este corto escrito resulta innecesario hacer un recuento de las miles de irregularidades perpetradas por el organismo electoral, hablar del abuso del poder practicado por el gobierno, de la compra dirigentes opositores o de trampas a punta de billetes verdes, para reivindicar el derecho legal a pedir recuento.

 

El drama es más grave aún. Son tiempos de invitar a reflexionar al país, a chavistas o a quienes no se manifiestan de ningún bando, acerca del tipo de régimen que quiere imponer un pequeño sector que ha heredado el PSUV y el gobierno dejado por Hugo Chávez. Este tipo de conducción terminará castigando a todo el que disienta. Esto no es socialismo.

 

Francisco Olivares

 

Twitter: folivares10