Entre corruptos
junio 8, 2013 7:35 am

“Corruptas o no todas las patas son necesarias para poder cumplir con el Comandante”

 

No existe una parte sana en la cúpula del chavismo. Los miles de millones de dólares que han circulado sin contraloría, sin una Asamblea que haga contrapeso y sin un Poder Judicial autónomo, ha creado una mafia política que como hemos visto en los sonidos puestos en circulación, compra parlamentarios, crea policías paralelas, maneja fortunas incalculables y, desde luego, utiliza los poderes públicos.

 

Las grabaciones que han sido difundidas abren una pequeña rendija del tamaño de ese poder corrupto que maneja al país. Desde allí se ven los bandos que se disputan los espacios. Ya no por supuestos principios ideológicos sino por quién detenta el poder.

 

Mario Silva era el vocero y operador político de uno de esos sectores y sus propias confesiones fueron expuestas al público desde su propia trinchera.

 

En las conversaciones reveladas desde sus correos, que a todas luces eran interceptados desde los propios cuerpos de seguridad del Gobierno, identifica a Diosdado Cabello como la tendencia reformista que se ha fortalecido con la muerte de Chávez. Mientras que en el sonido consignado ante la Fiscalía se refiere al presidente de la Asamblea Nacional como un corrupto que ha hecho grandes fortunas.

 

Desde Aporrea articulistas radicales cuestionan los encuentros del Gobierno con los sectores empresariales, y se refieren al avance de sectores reformistas, pero hacen silencio ante la ostentación económica que se revela en los mismos voceros que aplauden.

 

Silva nunca ocultó el poder que manejaba, con séquito de escoltas, un búnker como vivienda y asignaciones millonarias. Gráficas y documentos puestos a circular por sus aliados, indican que sus denuncias y divergencias ocurren entre “poderosos”.

 

“Grábate esto, sin Chávez la única opción es la unidad y no hablo de la unidad que nace de la boca para afuera. Es la única opción pasar por encima de toda la m… protagonista que ha infectado a más de un liderazgo”. Más adelante ratifica: “Una v… es cierta, corruptas o no todas las patas son necesarias para poder cumplir con las órdenes del Comandante. Si una de esas patas se raja, adiós revolución”.

 

Sean o no ciertos estos correos y sonidos que hasta el momento no han sido desmentidos, pensamos que ese es el pensamiento que predomina en el chavismo. Mario Silva ha sido sacrificado por el momento, así como lo fueron en otras situaciones Jesse Chacón o Vielma Mora, ambos de regreso en cargos importantes.

 

Pero lo que hay que destacar es la dimensión de la destrucción ética que corroe al chavismo por dentro y cómo el dinero público los ha transformado en verdaderas mafias aliadas a una nueva clase económica surgida en revolución.

 

Francisco Olivares

 

Twitter: @folivares10