logo azul

Dejenla inscribir!

Categorías

Opiniones

Dejenla inscribir!

Cuando a los venezolanos nos plantearon realizar unas elecciones primarias para seleccionar por mayoría, a quien debería representarnos como abanderado presidencial, sentimos una inmensa tranquilidad espiritual, porque si algo nos mortifica y perturba, es no vernos conducidos, en esta larga lucha que llevamos adelante por la libertad de nuestro país, por una dirigencia unificada en los propósitos.

Por esa razón es que fuimos capaces de movilizarnos dentro y fuera del territorio nacional, venciendo todo tipo de obstáculos para protagonizar una jornada inolvidable, por lo masiva, y también por el destacado comportamiento cívico puesto de manifiesto ese día, 22 de octubre de 2023, por más de dos millones de venezolanos sufragantes. El cierre de esa expedición se coronó con la victoria definitiva y categórica de María Corina Machado. Así lo asumimos y aceptamos quienes nos dispusimos a avalar esa convocatoria, con la seguridad de que cada uno de los competidores sabría asimilar disciplinadamente el resultado de esa consulta.

Todos esos pasos estaban concatenados a los acuerdos que se estaban fraguando en las negociaciones retomadas en México y desarrolladas en Barbados, diálogos que tienen un punto destacadísimo en la agenda que guía esas conversaciones entre representantes del régimen madurista y quienes nos identificamos como opositores: la realización de elecciones democráticas para comenzar a remediar la crisis que en todos los órdenes padecemos todos los venezolanos. Seguíamos paso a paso dichas sesiones dialoguistas y llegamos a confiar que dichos entendimientos serian finalmente, respetados por las partes, sobre todo influenciados por la presencia de los delegados de los gobiernos acompañantes de ese nuevo dialogo.

Lamentablemente de nuevo, los operadores del régimen salen con otra trastada, pretendiendo desconocer nuestro derecho a escoger y postular a la candidata que seleccionamos democráticamente. Ante semejante maniobra, nuestra líder María Corina Machado se mantuvo firme y serena, respondiendo con espíritu de grandeza, demostrando que ciertamente para ella, lo más importante es el destino de Venezuela. Por eso presentó a los venezolanos una mujer respetable en todos los sentidos, la Dra. Corina Yoris como su representante en esa justa electoral prevista para el próximo 28 de julio. Esa postulación también está siendo boicoteada por Maduro, dejando muy evidente, que era falso ese subterfugio que esgrimía ante otros lideres del mundo, argumentando que “el problema y el obstáculo es María Corina”. Tal evasiva se derrumba ante los ojos de los observadores internacionales, entre ellos sus propios aliados, como Lula Da Silva, Gustavo Petro y Pepe Mujica, quienes lo increpan a permitir la celebración de elecciones libres, tal como está pactado en el acuerdo de Barbados.

En conclusión, es hora de seguir ¡hasta el final!, defendiendo nuestro derecho a hacer valer la decisión soberana del pasado 22 de octubre. No es Maduro, por lo tanto, quien resuelve quien nos representa, ese dictamen existe, es válido y debemos entre todos hacerlo cumplir.

Por Mitzy Capriles de Ledezma.

 

 

Comparte esta noticia:

Contáctanos

Envíe sus comentarios, informaciones, preguntas, dudas y síguenos en nuestras redes sociales

Publicidad

Si desea obtener información acerca de
cómo publicar con nosotros puedes Escríbirnos

Nuestro Boletín de noticias

Suscríbase a nuestro boletín y le enviaremos por correo electrónico las últimas publicaciones.