A golpe limpio
mayo 9, 2013 7:09 am

“Podrán golpearnos, romper nuestros huesos, asesinarnos, pero sólo tendrán nuestro cadáver, nuestra obediencia nunca….” Mahatma Gandhi (1869-1948) abogado, pensador y político indio, promotor de la resistencia pacífica.

 

La encerrona y golpiza propinada en la Asamblea Nacional a los diputados de la Unidad, es el signo más evidente de la desesperación mezclada con rabia e impotencia, que cunde entre las filas chavistas, ahora maduristas. Radiografiados en toda su dimensión de violencia primitiva, ausentes de ideas, sin lograr llenar los zapatos de sus cargos, los oficialistas han logrado con su enloquecida conducta trascender las fronteras y saltar al plano de la abierta crítica internacional, para gran vergüenza de los venezolanos decentes.

 

Las caras golpeadas y rotas de María Corina Machado, William Dávila y Julio Borges envían el mensaje completo de lo que sucede aquí en Venezuela: un grupo sospechoso de ocupar ilegítimamente el poder agrede a quienes en su derecho constitucional, exigen la verdad de un resultado electoral. La parcialidad de todos los poderes del estado no puede ser más evidente, con un CNE negándose a hacer una verdadera auditoría, un TSJ cuya Presidenta adelanta opinión sobre el tema sin que nadie se la solicite, una Fiscal que califica de “asociación para delinquir” la protesta desarmada, una Defensora que defiende a un solo bando (el suyo, claro) y un Presidente incapaz de respetar y reconocer a medio país.

 

La calculada agresión contra los diputados (tres horas de reunión previa de la fracción revolucionaria, puertas del hemiciclo cerradas, presencia de matones en la AN, cámaras mirando al techo a la hora de la golpiza) ha levantado una oleada de indignación en otros parlamentos y en organismos internacionales. El salvajismo de los rojos le hizo el favor a la oposición de lograr, por primera vez, ser escuchada por quienes hasta ahora han preferido voltear hacia otra parte, alegando que en Venezuela hay un gobierno constitucionalmente electo.

 

Los pasos que han dado Henrique Capriles y la MUD están estrictamente encaminados a cumplir todas las instancias legales y a atraer cada vez más adeptos a la causa de la revisión primero y a la anulación ahora, de estas viciadas elecciones del 14A. Mientras la segura serenidad de Capriles habla del estadista que ha crecido en él ante tantas adversidades, Maduro se empantana cada vez más en una maraña de mentiras y ofertas, amén de disparates que hacen dudar a los mismos chavistas del por qué su comandante eligió tal heredero. Pero no hay sino que voltear hacia el otro lado para ver esos ojos llameantes, esos escupitajos verbales, de quien no fue elegido. Todavía a estas alturas, con la opinión pública nacional e internacional en contra, el malvado escribió en su twitter: “Compatriotas, alertas con el fascista asesino Capriles y sus íntimos, están desesperados y los gringos presionan”. Esto, mientras una comisión de diputados trata de buscar un entendimiento para reiniciar las sesiones en la AN. Así no se puede.

 

Una diferencia, de 1,49%, equivalente a 224.739 votos, amerita recurrir al recuento o a la repetición de las elecciones, todos los hechos electorales se encuadran en el numeral 2 del artículo 215 de la Ley Orgánica de Procesos Electorales. Según esa norma, será nula la elección “cuando hubiere mediado fraude, cohecho, soborno o violencia, en la formación del Registro Electoral, en las votaciones o en los escrutinios y dichos vicios afecten el resultado de la elección de que se trate”.

 

Los acontecimientos van rápidos. La percepción pública de que las elecciones no fueron limpias, la violencia contra la oposición, las descabelladas acusaciones de magnicidios y conspiraciones que nadie cree, los cambios en el TSJ para no reelegir a la del brazalete, los pronunciamientos internacionales, hablan de la evolución de una crisis electoral a una crisis institucional que podría desembocar en una grave ingobernabilidad que acabaría por la vía de hecho este disparate revolucionario.

 

El siguiente paso podría darse a partir del 5 de julio de 2013, cuando con el 20% de electores de cada circunscripción se pueda solicitar referendo revocatorio de diputados.

 

Nadie dijo que era rápido, nadie dijo que era fácil, pero la oposición y Venezuela jamás había estado tan cerca de transitar el camino hacia la libertad.

 

Aquí entre nos

* Con la clara intención de contrarrestar el mensaje de la oposición en las giras que realizan líderes de la MUD para explicar internacionalmente la incidencia electoral de Venezuela, Nicolás Maduro armó apresuradamente un viaje a Uruguay, Argentina y Brasil, cuyos Presidentes habían estado en Caracas hacía solo 3 semanas. Un gran cacerolazo recibió en Montevideo a Maduro, quien viaja con una comitiva de más de 50 personas, entre ministros, legisladores, funcionarios, periodistas de medios oficiales y hasta un chef, que por cierto solicito para el presidente frutas a su alcance a toda hora.

 

Así lo reseñó el diario uruguayo El Observador, que anota que el mandatario venezolano y su comitiva ocupan 3 pisos, más de 30 habitaciones, del lujoso hotel Radisson Victoria Plaza. El diputado venezolano Carlos Berrizbeitia, siempre llevando cuentas de los gastos presidenciales, dice que esta gira sin propósito cuesta al país más de un millón de dólares. Mientras los venezolanos hacen magia para hacer un viaje al año con 3.000 dólares, Maduro se gasta en 3 días el equivalente a 300 cupos Cadivi.

 

* Empieza a circular la transcripción de una entrevista que le hicieran al entonces cardenal Jorge Mario Bergoglio en Argentina el periodista de tendencia socialista Chris Mathews. Bergoglio termina acribillando a Mathews de tal forma que MSNBC, el canal de noticias por cable 24h de Estados Unidos que la había encargado, nunca la pasó al aire. El video fue archivado pero un estudiante que hacia pasantías en el canal lo copio y entregó a su profesor en la universidad. Del intercambio entre el Cardenal hoy Papa Francisco y el periodista se extrae esta intensa discusión sobre la pobreza.

 

“Culpo a los políticos que buscan sus propios intereses. Los socialistas creen en la redistribución que es una de las razones de la pobreza. Ustedes quieren nacionalizar el universo para controlar todas las actividades humanas. Ustedes destruyen el incentivo del hombre para, inclusive, hacerse cargo de su familia, un crimen contra la naturaleza y contra Dios. Estas ideologías crean más pobres que todas las corporaciones que ustedes etiquetan como diabólicas”.

 

*La mejor parte de la entrevista es cuando replica Mathews: “Nunca había escuchado algo así de un cardenal”, a lo cual el hoy Papa suelta esta perla: “La gente dominada por socialistas necesita saber que no tenemos que ser pobres. El imperio de la dependencia creado por Hugo Chávez, con falsas promesas, mintiendo para que lleguen a arrodillarse ante el gobierno y ante él. Dándoles peces pero sin permitirles pescar. Si en América Latina alguien aprende a pescar, es castigado y sus peces confiscados por los socialistas. La libertad es castigada. Tú hablas de progreso y yo de pobreza. Temo por América Latina. Toda la región está controlada por un bloque de regímenes socialistas como Cuba, Argentina, Ecuador, Bolivia, Venezuela, Nicaragua. ¿Quién los salvará de esa tiranía?”.

 

*El periodista acusa al Cardenal de capitalista, a lo cual el purpurado responde: “Si pensar que el capital es necesario para construir fabricas, escuelas, hospitales, iglesias, tal vez lo sea. ¿Tú te opones a este proceso?”. El periodista dice que no, pero pregunta si no piensa que el capital es arrebatado de la gente por corporaciones abusivas, a lo cual Bergoglio lanza está más que revolucionaria respuesta: “No, yo pienso que la gente, a través de sus opciones económicas, decide que parte de su capital irá para esos proyectos. La utilización del capital debe ser voluntaria. Solo cuando los políticos confiscan ese capital para construir obras del gobierno, alimentar la burocracia, surge un grave problema. El capital invertido de forma voluntaria es legitimo, pero el que se invierte a base de coerción, es ilegitimo”.

 

Mathews tilda de radical al Cardenal, quien tranquilamente le dice: “Te ves muy enojado pero la verdad puede ser dolorosa. Ustedes han creado el estado de bienestar y ha sido solo respuesta a las necesidades de los pobres creados por la política. El estado interventor absuelve a la sociedad de su responsabilidad. Las familias escapan de su responsabilidad con el falso estado de bienestar e inclusive, las iglesias. La gente ya no practica la caridad pues ve a los pobres como problema del gobierno.

 

Para la iglesia ya no hay pobres que ayudar, los han empobrecido permanentemente y son ahora propiedad de los políticos. Y algo que me irrita profundamente, es la inhabilidad de los medios para observar el problema sin analizar cuál es la causa. A la gente la empobrecen para que luego vote por quienes los hundieron en la pobreza”. Ya ven por qué fue elegido como líder de una Iglesia con casi 1.500 millones de seguidores.

* El consultor político y estratega de la Mesa de la Unidad, Juan José Rendón publicista, psicólogo, experto en mercadeo político, dio una entrevista a la revista PRODUCTO, que está saliendo de imprenta y en la cual da el siguiente tubazo: según el “tracking” diario que recibe el consultor sobre el desempeño de Maduro, la popularidad de éste es inferior al 30%. “Maduro está bajando a razón de 2,5 puntos de popularidad cada tres días, así que este Gobierno pudiera estar, en el mejor escenario para ellos, en 20% de aceptación en los próximos 15 días. Eso, más que ilegitimidad habla de un estado de ingobernabilidad”.

 

Según Rendón, si la elección fuera hoy, Capriles ganaría 72 a 28 puntos. “Si le preguntas a la gente: ¿quién cree que habría sido mejor Presidente en estos primeros días?, 82% piensa que hubiese sido Capriles; ¿quién es más inclusivo?, 77% dice que es Henrique; ¿quién cree que está generando los hechos de violencia?, casi 80% responde que viene del lado del Gobierno. Ni siquiera los mismos adeptos están justificando las acciones de los dirigentes chavistas. Entonces, lo que les va a quedar a ellos dentro de unas 2 o 3 semanas es el voto muy duro, los radicales, a quienes no les importa quién sea el candidato: si Chávez, Maduro o Diosdado. Eso oscila entre 18% y 22%. El resto ni siquiera es voto opositor, sino voto de chavista desilusionado”.

 

* Aunque parezca insólito, la legisladora peruana Lourdes Alcorta respondió un correo al valenciano Jorge Luis Gudiño, ciudadano siempre atento, quien le escribió un agradecimiento por sus palabras de apoyo a Venezuela en el Congreso peruano. Para su sorpresa, la legisladora le respondió: “No hay nada que agradecer!! Principios democráticos basados en la libertad, respeto, instituciones; separación y equilibrio de poderes entre otros principios morales y políticos, son los que defendemos. No los vamos a abandonar..!!! Estamos a distancia, pero muy cerca, muy juntos. Lourdes”.

 

Charitorojas2010@hotmail.com

Twitter:@charitorojas

 

Fuente: ND

Por Charito Rojas