|

El control de la escasez o del racionamiento

Posted on: mayo 18th, 2015 by Laura Espinoza No Comments

 

No se puede racionar la abundancia

 

A medida que avanzan los días se aprecia con más claridad que solo el gobierno controla eficientemente la escasez. La distribuye estrategicamente todos los días. Es el gobierno el único que sabe a donde debe actuar para que su plan funcione. El problema es que hay empresas, que tercamente, se empeñan en producir y sacar productos a la calle, para que la gente salga a hacer largas colas, de mala propaganda para la labor del gobierno, ya que indican que algo debe haber al final de esas colas de la esperanza. Todo se resuelve y retorna la normalidad cuando, los compradores de la cola, se enteran de que lo que esperaban comprar ya se terminó.

 

Cada día se hace más fácil la distribución de la escasez, ya que al lograr, el gobierno, la escasez de empaques reducen la producción y con la escasez de repuestos automotrices, logran aumentar la escasez de vehículos de transporte con lo cual se logra que menos productos puedan llegar a los sitios de venta (mercados) mejorando así los niveles de escasez deseados por el régimen.

 

Con las guías de distribución el gobierno se ocupa de distribuir la escasez.
Las guías de movilización del “Sistema Integral de Control Agroalimentario” (SICA), son una de las principales herramientas para controlar el desabastecimiento. El gobierno controla el 100% de la distribución de productos por eso sabe, exactamente, donde colocar diariamente los mejores y más convenientes niveles de escasez, según sus planes.
Nada se mueve sin que el gobierno lo sepa y apruebe, a donde va, en que camión y quien es el chofer y donde será entregado.

 

Ahora con las capta huellas controlará quien, con que cédula, se lleva los productos de los comercio. Con esto podrá controlar mejor la escasez impidiendo que buhoneros y bachaqueros puedan llevar productos, a buena parte de los compradores, eliminando también la posibilidad de trueque entre ciudadanos y ciudadanas comunes.
Se acaba el: “… te cambio 2 rollos de papel toilette por un kilo de azúcar o medio litro de leche”.

 

Ahora, esto era con respecto al control del el régimen de la escasez de productos.
Pero quien puede negar que el ministro del “Po Po Energetico” no es quien controla donde será escasa la luz, con el extraño eslogan de que se “pretende conservar la energía y por ello nos dejan a oscuras”.

 

Lo mismo sucede con LAS MEDICINAS y los servicios asistenciales, con el agua, con la prensa, con la propiedad, con la justicia y tantas otras cosas que “no hay”, que NO PUEDE SER CASUALIDAD SINO UN ACTO DELIBERADO DE QUIENES  COORDINAN EL “NO HAY”.

 

Marcel Carvallo A.

En defensa de la Propiedad

|