|

Globalización y consecuencias

Posted on: mayo 27th, 2020 by Laura Espinoza No Comments

 

 

Quedado ya como algo lejano aquel 11 de Marzo, cuando Tedros Adhanom como Director general de la OMS declaraba la pandemia a nivel mundial por el virus de Wuhan, observamos hoy un panorama donde el mundo canaliza sus esfuerzos políticos y sus voluntades colectivas con el fin de reconquistar la normalidad. Presenciamos la lucha de nuestros tiempos, la actual circunstancia histórica que nos tocó vivir, inesperada y sorprendente, sin libreto ni guía. Susodicha circunstancia histórica ha tenido como resultado la creación de una agenda mundial unificada, que es consecuencia directa del proceso globalizante.

 

 

Atestiguamos la formación de una empresa conjunta entre todos los países del mundo para la solución de la actual crisis, algo que no se manifestaba desde abril de 1945 o Diciembre de 1948 con la creación de la ONU…  Empresa conjunta  que termina siendo muy irónica, teniendo en cuenta que esa misma “unión” fue lo que causó la naturaleza de dicha propagación en primer lugar, la historia está repleta de ironías.

 

 

Vivir en un mundo globalizado, es decir, un mundo donde las sociedades se hallan interconectadas y en proceso de cohesión constante, es claro, un arma de doble filo, por un lado existen los evidentes beneficios materiales, económicos y en el campo tecnológico y comunicativo, los cuales son incuestionables, pero por otro lado, las problemáticas locales en cualquier parte del mundo tienen consecuencias económicas y políticas que suelen llegar a todo tipo de latitudes del globo. Las naciones y sus mercados hoy son más codependientes que nunca, el comercio más frecuente y los viajes a otros paises mas accesibles, haciendo que las amenazas se universalicen. Esta tendencia en los últimos 20 años se ha ido radicalizando en la región Asia Pacífico, con una aceleración de los proceso de urbanización, densidad poblacional y la degradación medioambiental, caldo de cultivo para la aparición y propagación de un virus. Las externalidades negativas de la globalización no se les escapan a nadie.

 

 

El mundo se encuentra hoy en una encrucijada, ¿Vale la pena aceptar las bondades de la globalización a cambio de beneficios inmediatos y circunstanciales, a cambio del peligro de la interconectividad, la pérdida constante de soberanía etc? ¿Es la globalización un proceso  evolutivo natural y virtuoso de las sociedades? ¿O se le está vendiendo el alma al diablo a cambio de baratijas? Solo el tiempo lo dirá.

 

 

Luis Ignacio Díaz Trujillo

27/05/2020

A Coruña, Galicia

|