|

La cultura del esfuerzo

Posted on: octubre 26th, 2013 by Super Confirmado No Comments

Una de las características del modelo rentista venezolano, es la desorbitante ingesta de divisas por parte del sector privado para acumular “ahorros” en el exterior. En correlativo, son muy pocos los privados venezolanos que deseen ingresar sus capitales al país para sembrar una empresa productiva. El presidente Chávez, los privó de la dirección y disposición del negocio petrolero, y en catorce años dejaron de apoderarse de más de medio billón de dólares que se destinaron al gasto social. La reacción no se hizo esperar y no han descansado en su obsesión de derrotar al gobierno revolucionario.

 

Su última ofensiva está signada por mecanismos que generen descontentos en la población y, lo descarado, lo han hecho con los dólares preferenciales que el propio Estado les ha conferido. El alza de los precios, la especulación, el acaparamiento, el contrabando y el uso de la economía informal, son algunas de las armas usadas con tal fin. Por eso, el 20 de octubre de 2012, el presidente Chávez, encomendaba al hoy presidente Nicolás Maduro, para profundizar, mejorar y afianzar algunos objetivos para luchar contra la corrupción, haciendo especial énfasis en la necesidad de fortalecer al Poder Popular y recurrir a la crítica y autocrítica para identificar los nódulos de la revolución. En tal sentido, hizo alusión a István Mészáros, por destacar la importancia autogestionaria y del consiguiente control social por parte del colectivo. También se refirió a la necesidad de sustituir el modelo rentista y de ampliar la base productiva para alcanzar mayor democracia en una economía que debe moverse y crecer con la palanca del esfuerzo y del trabajo creador de bienes y servicios.

 

Las divisas deben ser usadas favoreciendo las importaciones de bienes de capital para ser manejados con criterios de productividad y solidaridad social. Ese desmontaje pasa por la necesidad de golpear muy duro a todas las expresiones de corrupción, porque se hace necesario el adecentamiento de los estamentos sociales que lo ameriten. Seremos, como nunca, leales y severos en la defensa del proceso revolucionario y en el acatamiento a los objetivos nacionales de eficiencia que se ha propuesto el gobierno del presidente Nicolás Maduro, para materializar la voluntad y pensamiento del Comandante Chávez

 

Jgvielmamora.opinion@gmail.com

 

@vielmaestachira

Por José Vielma Mora

Desmontando la corrupción

Posted on: octubre 12th, 2013 by lina No Comments

 

Las divisas son para el sector de la producción y para importar, lo poco que dejen de producir

 

El Comandante Chávez, con el arrojo y la sabiduría política que lo caracterizó, insistió, a pesar del fracaso de Allende, en implantar en Venezuela, un modelo socialista a través de una democracia representativa, que siempre hubo de brindarle satisfacciones a través del voto. No así, en el comportamiento de la extrema derecha que nunca descansó en su deseo y acciones para derrocarlo, y hoy pretende lo mismo con el presidente Maduro.

 

Por qué. Sencillamente porque se les privó del manejo de la industria petrolera, y como dice el Presidente, no perdonan a la revolución por haberle escamoteado más de medio billón de dólares para reorientarlos hacia la inversión social, y calmar una sed y hambre de centurias. Esa golpista derecha de insaciables deseos de divisas, se ha resistido al necesario y rápido desmontaje del modelo rentista. Simplemente, es más fácil succionar los dólares del pueblo que producir.

 

Nuestra respuesta será sencilla, las divisas son para el sector de la producción y para importar, transitoriamente, lo poco que maléficamente dejen de producir.

 

Cuando se produce sobrefacturación, se engaña a Cadivi, se escamotean o se contrabandean alimentos o bienes subsidiados o gasolina, se está atentando contra bienes del patrimonio nacional, por lo que es procedente adecuar la norma punitiva al mandato constitucional para aplicar penas de confiscación.

 

La sustitución del modelo económico pasa por el fortalecimiento del Poder Popular como única vía de desmontaje efectivo de los peajes y alcabalas que encarecen las actividades privadas a través de la exagerada cantidad de permisos que se exigen en los diferentes niveles de la Administración Pública.

 

Nuestro paradigma ha de estar en el establecimiento de un baremo o reglas previas, todas en capacidad de ser fácilmente conocidas, y en la consiguiente libertad de acción con sujeción a aquéllas.

 

Eso implica un desmontaje del control previo y severas sanciones a los infractores, pero habremos dado un golpe noble a las estaciones de la corrupción. Para lograrlo requerimos de la participación del Poder Popular, y desde sus urbanizaciones o barrios ser elementos de planificación, ejecución, fiscalización y supervisión de todo cuanto les atañe. Todos a apoyar irrestrictamente a nuestro presidente Nicolás Maduro.

José Gregorio Vielma Mora

Jgvielmamora.opinion@gmail.com

 

@vielmaestachira

Jaque Mate presidencial

Posted on: septiembre 28th, 2013 by lina No Comments

Estamos, transitoriamente, importando miles de toneladas alimentos de la cesta básica

 

La oposición venezolana carece de liderazgo intelectual y político sólido; sus cuadros de dirección lucen dispersos y carecen del poder de convocatoria que tiene el proceso revolucionario chavista.

 

Por eso, de la mano con ese sector empresarial parasitario, rentista y especulativo han auspiciado la estrategia del acaparamiento, del sabotaje, de la usura, del contrabando de extracción, de la corrupción dirigidos al desarrollo de una criminal guerra económica fundada en la necesidad de crear malestar y descontento social con miras a alterar el orden público y crear condiciones de enfrentamientos entre autoridades y pueblo para repetir la locura insurreccional de abril de 2002.

 

El presidente Maduro, ha ordenado darle Jaque Mate a esas acciones de empresarios y políticos enclenques, y estamos, transitoriamente, importando miles de toneladas alimentos de la cesta básica para las satisfacción de las necesidades de todos los venezolanos. Paralelamente, en la frontera, estamos en pleno combate y guerra sin cuartel contra la violencia, contrabando, corrupción, paramilitarismo y la fuga de divisas.

 

En lo estructural la instrucción es trabajar lograr una eficiencia en la producción, y para ello debe mejorarse el control institucional y más claridad en la gestión de empresas públicas y sociales para no incurrir en errores de financiamiento. Se trata de optimizar recursos para lograr una adecuada productividad que responda a nuestra realidad geográfica y capacidad de suministrar insumos nacionales. Especial interés está ameritando la producción de alimentos, la manufactura y el área industrial para darle valor agregado a nuestra materia prima, atendiendo a las exportaciones e importaciones.

 

Es indiscutible la importancia del sector trabajo, y ellos deben concientizar su empoderamiento en función del interés nacional, correspondiendo al Estado el control de todo el sector estratégico.

 

En la amplia gama restante ya ha comenzado a estimularse al sector privado y a las empresas de propiedad social, con un adecuado clima de seguridad jurídica, créditos oportunos, incentivos fiscales y facilitación para las exportaciones y manejo de las divisas que generen.

 

Simultáneamente, se ha continuado y ampliado las alianzas estratégicas con las principales naciones de la multipolaridad, como China, Rusia e India, y siempre abrazados con Latinoamérica.

 

jgvielmamora.opinion@gmail.com

 

@vielmaestachira

 

Los perros ladran

Posted on: julio 20th, 2013 by lina No Comments

El gobierno de Maduro está desinflando, estado por estado, a la oposición y a sus líderes…

Lo que significa que, como el Quijote de Cervantes, también andamos a pasos agigantados para recuperar y aumentar los niveles de credibilidad y aceptación del Tejedor de la Patria. Entre tanto, la oligarquía y sus líderes de laboratorio se ven agotados e incapaces de tomar la calle más allá del ruido que hacen los golpistas de siempre.

 

El gobierno de calle, instrumentado por el presidente Maduro, con sus dos mil proyectos aprobados y una inversión de setenta y ocho mil millones, ha vuelto a inspirar ese sentimiento de amalgamamiento, de sentimientos y objetivos entre el gobierno de inclusión y ese pueblo, lo que se traduce en respaldo.

 

El gobierno de Maduro está desinflando, estado por estado, a la oposición y a sus líderes de laboratorio. A pesar que nunca han tenido programas de gobierno, tenían ciertas banderas que producían una expectante conducta.

 

Esa expectativa desapareció, porque el presidente Maduro las está arriando mediante el ataque frontal a la corrupción, la férrea voluntad de consolidar un modelo productivo y el combate frontal contra la delincuencia violenta y la droga. Se está poniendo la lupa a la entrega de divisas, para impedir sorpresas con las empresas de maletín, y para darle prioridad a la importación de bienes de capital y al abastecimiento transitorio.

 

El Plan Seguridad, en apenas 60 días ha permitido incautar más de 1.000 armas, 4.753 vehículos recuperados, 83 bandas desmanteladas y un total de 281 aprehendidos por secuestros y homicidios. Ciertamente, es en extremo penoso y doloroso lo sucedido en los Teques, y La Bombilla, lo que obliga a su perfeccionamiento, pero en modo alguno pensar en su suspensión como claman los que prefieren las vías no electorales y no dialogante. Estamos seguros que el tiempo nos transformará en uno de los países más seguros de este planeta, nunca más será izada la bandera de la inseguridad.

 

Vamos por buen camino, y nuestra presencia activa en el Mercosur, es una nueva motivación para la inversión y crecimiento de nuestros empresarios, con miras a generar divisas que ellos mismos administrarán por la política integral en esta área.

 

Hoy, más que nunca, los chavistas somos la única vía de lucha contra la pobreza.

 José  Gregorio Vielma Mora

jgvielmamora.opinion@gmail.com

 

 

 

Nicolás Maduro

Posted on: junio 22nd, 2013 by Super Confirmado No Comments

La forma y resultas del “Gobierno de Calle”, del presidente Maduro, es viva expresión del éxito gubernamental, en muy corto tiempo, por haberse sabido conjugar la formación ideológica legada por el Comandante Tejedor de la Patria, con esos conocimientos adquiridos en los estratos sociales que por siempre, han propugnado la inclusión y la justicia social. Estamos viendo en acción un gobierno que se nutre de las expresiones y sentires populares, y toma decisiones coyunturales de orden social para calmar la sed de necesidades de vieja data no satisfechas.

 

Simultáneamente, se están atacando problemas de orden estructural en procura de más pulcritud, seguridad personal y jurídica para acelerar y afianzar la ansiada economía productiva como sustento de nuestra soberanía alimentaria. Como fórmula de inmediata reacción para la captación de inversionistas y aceleración de una economía competitiva en el marco del Mercosur, se comienzan a estructurar las Áreas de Economía Productiva para aquellas regiones seleccionadas por su vocación y capacidad de adaptación para la generación sostenida de divisas.

 

Es asombrosa la forma y rapidez como el Presidente está recobrando los niveles de popularidad del presidente Chávez, dejando en la orfandad nacional e internacional a cuanto aventurero acarició la idea de la desestabilización por vía de la maledicente ilegitimidad. Se han quedado paralizados ante anuencia al presidente Maduro, en la comunidad internacional, sin excepciones, haciendo especial énfasis en nuestros hermanos del Río Grande hasta la Patagonia. Para nuestro Presidente no hay tema vedado, no está anclado en radicalismos, ni padece del complejo de los conversos.

 

Se sabe chavista, vale decir, su vida está dedicada a erradicar las odiosas diferencias sociales; a impulsar la educación de todos los venezolanos en procura de igualdad de oportunidades. Es un socialista que sabe que no existe camino previo; que el camino debemos hacerlo entre todos los venezolanos y extranjeros que nos acompañan; es amigo del diálogo directo, pero también es poseedor de esa especial percepción de sobrevivencia de calle para diferenciar entre la verdad y la viveza. Sabe oír y sabe rectificar sin apartarse de la esencia del Plan Patria donde tenemos cabida todos los venezolanos de buena voluntad.

 

Por José Vielma Mora

El madurismo

Posted on: junio 8th, 2013 by lina No Comments

Maduro agiganta su legitimidad con el gobierno de calle y sólido apoyo en el marco internacional

En la última contienda electoral, la oposición se presentó como respetuosa del duelo por la partida del presidente Chávez, dejando filtrar, incluso, simpatías por el pensamiento de éste.

 

Se trató de una estrategia de penetración a los sectores populares, enarbolando sentimientos de quien hasta el momento de su muerte fue blanco de sus maléficos odios. Afirmaron que las deficiencias gubernamentales eran causa de la ineficiencia de los colaboradores de Chávez, entre ellos Maduro; de esa forma exoneraban al Comandante y aparecían, a su vez, como críticos de su gobierno.

 

Simultáneamente, contando con la decidida alianza de sectores productivos se hicieron parte activa del desabastecimiento y realizaron acciones de sabotaje eléctrico que fueron catapultadas por la prensa burguesa. Esa misma oposición enferma hoy lanza la especie del madurismo, como una praxis política personalista que pretende erigirse sobre el olvido a nuestro Comandante y Líder Fundador.

 

Ante semejante maniqueísmo el presidente Maduro ha dicho: “Alerta, fíjense ustedes, una de las trampas es decir que ahora existe el madurismo, aquí no hay madurismo, compatriotas, si lo buscan por mí, yo soy chavista, yo soy presidente por Chávez, para Chávez y por el chavismo de los siglos futuros, que eso quede claro, madurismo no existe ni va a existir aquí”.

 

En el campo de la acción nuestro Presidente está logrando la recuperación porcentual de apoyo al Comandante Chávez, a través de su gobierno de calle, permitiendo que el pueblo se exprese libremente, para luego tomar decisiones en dirección a los lineamientos fijados por ese mismo colectivo.

 

No se niegan los errores, ni los actos de corrupción habidos, pero tampoco se queda en la simple mención; exige ser corregidos y propone los mecanismos para ello y, paralelamente, reclama la acción de la justicia. Cada día hay mayor comprensión y respaldo al sector oficial, y en contrapartida observamos que cada día son más escuálidas las concentraciones convocadas por quien hasta ahora se sigue llamando candidato en total contravención a la Ley.

 

No puede esperarse más de un simple tirapiedra que carece de habilidades innatas para ser líder. Maduro agiganta su legitimidad con el gobierno de calle y sólido apoyo en el marco internacional.

 José  Gregorio Vielma Mora

jgvielmamora.opinion@gmail.com

 

vielmaestachira@gmail.com

 

@vielmamoraestachira

 

Impugnación electoral

Posted on: mayo 11th, 2013 by lina 1 Comment

El pedimento de nulidad se funda en elementos circunstanciales…

 

Conforme a nuestra Carta Magna, Venezuela, se constituye en un Estado democrático y social de Derecho y de Justicia, que propugna como valores superiores de su ordenamiento jurídico y de su actuación, la vida, la libertad, la justicia, la igualdad, la solidaridad, la democracia, la responsabilidad social y en general, la preeminencia de los derechos humanos, la ética y el pluralismo político.

 

Esta disposición, fue sabiamente interpretada por el Comandante Chávez, con su reiterada frase “dentro de la Constitución todo, fuera de la Constitución nada”. Vale decir, todos los actos del Poder Público y de los particulares, deben ceñirse al ordenamiento jurídico, sin que sea dable excusarse por su desconocimiento.

 

Es así que la elección del Presidente se hace por votación universal, directa y secreta, en conformidad con la ley, y el CNE proclama electo el candidato o la candidata que hubiere obtenido la mayoría de votos válidos, es decir, la mitad más uno.

 

De ahí, que desde el mismo momento que el Consejo Nacional Electoral proclamó al Presidente Nicolás Maduro, éste no puede ser desconocido ni tildado de ilegitimo, so pena de colocarse al margen de la Ley, por desacato al Poder legítimamente constituido. Quien tenga elementos de juicio para pedir la nulidad del proceso electoral está en su derecho.

 

Sin embargo, debe tenerse presente que cualquier decisión al respecto debe estar fundada en elementos probatorios de origen lícito y deben ser pertinentes para probar que hubo fraude, cohecho, soborno o violencia, en la formación del Registro Electoral, en las votaciones o en los escrutinios y dichos vicios afecten el resultado de la elección de que se trate.

 

Se trata de probar alguno de esos cuatro supuestos, y luego de probados debe demostrarse, adicionalmente, que afectaron el resultado. De la más superficial lectura de las impugnaciones, se evidencia que el pedimento de nulidad se funda en elementos circunstanciales, alegados con posterioridad al proceso y ninguno prueba directa de que exista un supuesto de los indicados, y mucho menos que sea capaz de anularlo.

 

Cualquier estudiante de derecho sabe que la sentencia también ha de tener en cuenta estos conocimientos jurídicos y aquellas máximas de experiencia, que, en este caso, se relacionan con las patadas de ahogado.

 

jgvielmamora.opinion@gmail.com

 

vielmaestachira@gmail.com

 

@vielmamoraestachira

 

|