Hugo Chávez, de Barinas a Miraflores
marzo 5, 2013 9:39 pm

Hugo Chávez, que murió este martes a los 58 años, fue un teniente coronel venezolano que tras fracasar en un intento de golpe de Estado en 1992 fue electo y reelecto como presidente a lo largo de 14 años.

 

Durante ese período implantó un modelo socialista en Venezuela, inspirado en el comunismo cubano y basado en la redistribución de la renta petrolera en beneficio de los más pobres.

 

Ganador de todas las batallas electorales en las que participó como candidato, Chávez, nacido en Sabaneta (Barinas, oeste) el 28 de julio de 1954, falleció poco antes de asumir un nuevo periodo presidencial, luego de que fuera reelecto en los comicios del 7 de octubre con 55% de los votos frente al opositor Henrique Capriles Radonski.

 

Carismático, hiperactivo, con una fuerte conexión con las clases más desfavorecidas, cristiano ferviente y admirador del libertador Simón Bolívar, Chávez cosechó altas tasas de popularidad durante su presidencia, en general superiores a 50%.

 

“No soy inmortal”, reconoció en 2012 este exmilitar que el 4 de febrero de 1992 lideró un fallido golpe de Estado contra el desprestigiado presidente Carlos Andrés Pérez.

 

Cuando la intentona había fracasado y Chávez fue detenido, captó la atención del país con un mensaje de poco más de un minuto en el que dijo la célebre frase que lo catapultaría a la presidencia casi siete años más tarde.

 

“Lamentablemente, por ahora, los objetivos que nos planteamos no fueron logrados”, admitió ante las cámaras de televisión dando un breve adelanto de ese olfato político y don de comunicador que lo caracterizaba.

 

Fue elegido en 1998, ratificado en 2000 tras el cambio de Constitución, revalidado en el referendo revocatorio de 2004, reelecto en 2006 y una vez más en 2012.

 

Promovió la estatización de las industrias básicas y el control mayoritario del Estado en la actividad petrolera, la mayor industria del país, que detenta las mayores reservas de hidrocarburos del planeta.

 

Su gobierno impulsó además “misiones sociales” para dar salud y educación a los sectores más deprimidos.

 

Crítico acérrimo de Estados Unidos, aunque nunca dejó de venderle petróleo, Chávez estableció una alianza estratégica con Cuba y tuvo en Fidel Castro su principal consejero.

 

Chávez forjó alianzas estrechas con el Brasil de Lula y la Argentina de los Kirchner. Tras romper con la Comunidad Andina por sus acuerdos de libre comercio con Estados Unidos, integró a Venezuela al Mercosur.

 

Logró su sueño de crear la Comunidad de Estados Latinoamericanos y del Caribe (CELAC), un ámbito de coordinación política y cooperación regional sin Estados Unidos y Canadá.

 

Aliado de China, Rusia, Bielorrusia, Siria e Irán, Chávez fue uno de los pocos que defendió al extinto líder libio Muamar Gadafi cuando arreciaban las revueltas y la intervención extranjera en su contra, así como del líder sirio Bashar al Asad.

 

Criado por su abuela paterna, Chávez, divorciado dos veces, dejó cuatro hijos, Rosa Virginia (34 años), María Gabriela (32), Hugo Rafael (29) y Rosinés (15) y tres nietos.

Fuente: Agencias