Guillermo Améstica denunció que ha sido torturado en el Conas: «Me ahogaron cinco veces»
enero 30, 2024 9:21 am

El acusado señaló tanto él como su hermana, también acusada por el homicidio de ambos intérpretes, han recibido malos tratos. El detenido mencionó que durante la grabación del video donde reconoce su participación en la muerte de Cancerbero, él y su hermana recibieron amenazas y agresiones

 

 

Guillermo Améstica, coacusado del asesinato de los raperos Tirone González y Carlos Molnar, denunció a través de un audio filtrado en redes sociales este lunes que ha sido torturado en la sede del Conas en Caracas.

 

 

 

En la grabación que se viralizó en las redes sociales, el acusado señaló tanto él como su hermana, también acusada por el homicidio de ambos intérpretes, han recibido malos tratos por parte de los funcionarios de seguridad con el propósito de que colaboren con la fiscalía respecto al caso por el que fueron señalados el pasado 26 de diciembre.

 

 

 

Me agarró el coronel y prácticamente me extorsionó. Me dijo que si no colaboraba con el fiscal yo llegaba como una taza nueva y pensara si quería salir como una taza rota”, comentó en una grabación que logró enviarle a su hija Claudia. El oficial señalado sería el coronel Leonardo Antonio Gómez Acevedo.

 

 

En otro fragmento del audio filtrado, Améstica indicó que como parte de las torturas que sufrió fue asfixiado en varias oportunidades con una bolsa de plástico. El detenido mencionó que durante la grabación del video donde reconoce su participación en la muerte de Cancerbero, él y su hermana recibieron amenazas y agresiones para que dijeran lo que les habían indicado desde un principio.

 

 

 

Trajeron a Natalia y le pegaron y halaron los pelos y le dije cuenta la historia y entre los dos contamos la historia y allí llamaron al coronel y vino frente a nosotros (…) . Y entonces nos filmaron a cada uno dentro de su vaina. Nos dejaban ahí amenazantes (…)  y nos hizo todos esos videos y nos tuvo hasta las 2:00 de la mañana. Había que decir exactamente lo que ellos decían… todos los fiscales ahí. No les importa nada», dijo Améstica.

 

 

Y agregó: “Al final, empecé a contarles la historia que ellos querían porque nos iban a matar”.

 

 

 

El pasado 26 de diciembre, el Fiscal General de República, Tarek William Saab, ofreció una rueda de prensa para anunciar el esclarecimiento definitivo del asesinato Tirone González, mejor conocido como Canserbero, ocurrido el 19 de enero de 2015, en donde las investigaciones arrojaron a Natalia y Guillermo Améstica como los autores materiales e intelectuales.

 

 

Natalia aseguró que les dio una droga para dormirlos y una vez vulnerables, los atacó con un arma cortopunzante. Seguidamente, llamó a su hermano Guillermo Améstica y, unas horas más tarde, llegó al sitio acompañado de tres funcionarios del Sebin (Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional), quienes alteraron la escena para que pareciera crimen perpetrado por Canserbero, según su versión.

 

 

 

Los acusados fueron imputados por la comisión de los delitos de homicidio calificado por motivos fútiles y con alevosía en grado de coautoría.

 

 

 

 

 

VF