Fiscal de la CPI concluye visita a Israel con llamada al respeto del Derecho Internacional
diciembre 3, 2023 6:47 pm

Reconoció que el conflicto en zonas densamente pobladas «donde supuestamente los combatientes están incrustados ilegalmente entre la población civil es intrínsecamente complejo»

El fiscal de la Corte Penal Internacional (CPI), Karim Khan, anunció este domingo el final de su visita a Israel y Palestina y llamó al respeto del Derecho Internacional en la guerra entre Israel y el grupo islamista Hamás en la Franja de Gaza.

 

 

«En relación con Gaza, y a pesar de las violaciones actuales del Derecho Internacional Humanitario por parte de Hamás y otros grupos armados en la Franja, la forma en que Israel responde a estos ataques está sujeta a parámetros legales claros que rigen los conflictos armados», declaró Khan en un comunicado.

 

 

Reconoció que el conflicto en zonas densamente pobladas «donde supuestamente los combatientes están incrustados ilegalmente entre la población civil es intrínsecamente complejo», pero agregó que el ejército israelí «conoce la ley que debe aplicarse».

 

 

Recordó que Israel tiene abogados «formados» que asesoran a los comandantes y «un sistema sólido destinado a garantizar el cumplimiento del Derecho Internacional Humanitario».

 

 

«Las acusaciones creíbles de crímenes cometidos durante el conflicto actual deben ser objeto de un examen e investigación oportunos e independientes. En esta visita, subrayé de nuevo que se deben cumplir los principios legales claros de distinción, precaución y proporcionalidad para que la protección de la ley sea significativa para quienes la necesitan», señaló.

 

 

Indicó que durante la visita hizo hincapié en que «no solo se debe cumplir la letra de la ley, sino también mantener el espíritu».

 

 

«El Derecho Internacional Humanitario y las disposiciones del Estatuto de Roma están ahí para proteger a los más vulnerables», subrayó.

 

 

Sobre el acceso de la ayuda humanitaria, aseguró que el Derecho «no permite dudas». Por lo que los civiles «deben tener acceso a alimentos básicos, agua y suministros médicos que se necesitan de manera desesperada, sin más demora».

 

 

«Y cuando llegue esa ayuda, Hamás no debe desviarla ni utilizarla indebidamente. No puedo ser más claro al respecto. Todos los actores deben cumplir con el Derecho Internacional Humanitario. Si no lo hace, no se queje cuando mi Oficina tenga que actuar», aseveró.

 

 

También manifestó su «profunda preocupación» por el «significativo incremento de incidentes de ataques por parte de colonos israelíes contra civiles palestinos en Cisjordania».

 

 

«Subrayé que seguimos investigando estos incidentes con atención y urgencia. Deseo recalcar que todos esos ataques deben cesar de inmediato. Nadie debería sentir ningún sentimiento de impunidad por tales ataques», recalcó.

 

 

«Mi Oficina intensificará aún más sus esfuerzos para avanzar en sus investigaciones en relación con esta situación. En este trabajo, confiaremos en la asociación de todos los actores para garantizar que cuando mi Oficina actúe, lo haga sobre la base de pruebas objetivas y verificables que puedan resistir el escrutinio en la sala del tribunal y garantizar que, cuando procedamos, tengamos una perspectiva realista de condena», agregó.

 

 

Afirmó que se debe «demostrar que la ley está ahí, en primera línea, y que es capaz de proteger a todos”.

 

 

Recordó que su visita no tenía por objetivo investigar lo que sucede en la guerra. Dijo que el viaje a Israel se realizó a petición de familiares y amigos de israelíes asesinados o secuestrados el 7 de octubre.

 

 

«Los ataques contra civiles israelíes inocentes el 7 de octubre representan algunos de los crímenes internacionales más graves que conmocionan la conciencia de la humanidad, crímenes para los que se creó la CPI», dijo.

 

 

El fiscal de la CPI aterrizó el pasado jueves en Israel y también se ha trasladado a la ciudad cisjordana de Ramala.

 

 

Israel ha sido crítico con el tribunal después de que abriera una investigación en 2021 por crímenes de guerra en los territorios palestinos ocupados. En ellos, son objeto de investigación Hamás y otros grupos armados palestinos, pero también el Ejército israelí.