«Explotó como un globo»: aseguran que tripulantes del Titán «supieron por un minuto» que iban a morir
julio 12, 2023 7:45 am

 

 

Un experto naval develó cómo pudieron ser los últimos momentos de los hombres que estaban en la excursión hacia los restos del Titanic.

 

 

Los cinco tripulantes que murieron en el sumergible Titán cuando se encontraban en el área del naufragio del Titanic, habrían sido conscientes de la catástrofe inminente un minuto antes de la implosión.

 

 

Así lo confirmó un especialista, quien aseguró que la nave sufrió una “caída” en vertical de 900 metros sin ningún tipo de control.

 

 

“Los pasajeros supieron por menos de un minuto que su viaje había terminado”, expresó el ingeniero español y marino mercante José Luis Martín en diálogo con el medio NIUS.

 

 

Así, estimó que el sumergible podría haber perdido estabilidad debido a una falla eléctrica que lo dejó sin propulsión.

 

 

En ese marco, indicó que esto provocó que se precipitara hacia el fondo del mar con el ojo de buey hacia abajo, con todos los tripulantes dentro del Titán.

 

Martín sostuvo que el submarino comenzó a caer libremente a una profundidad de unos 1706 metros y cayó “como si fuera una piedra” durante unos 915 metros hasta que “explotó como un globo” debido a la rápida variación de la presión.

 

 

Los últimos instantes de los tripulantes del Titán

 

El experto sugirió que los pasajeros se habrían amontonado unos encima de otros en una aterradora oscuridad total, que habría durado entre 48 y 71 segundos.

 

 

El ingeniero precisó que llegó a estos datos teniendo en cuenta información sobre el sumergible: el peso, el empuje, la masa, la aceleración, la velocidad de caída de un cuerpo libre y el coeficiente de fricción que ejerce el agua contra un cuerpo.

 

 

La falla habría causado la inestabilidad por el peso de los pasajeros en la parte delantera del sumergible.

 

 

Durante esos momentos, el piloto no pudo accionar la palanca de emergencia y perdió el control.

 

 

Por la caída repentina y el aumento brusco de presión, el compartimiento donde se hallaba los pasajeros se comprimió y terminó con su vida.

 

 

“Imagina el horror, el miedo y la agonía. Debe haber sido como una película de terror”, describió Martín.

 

 

“En ese lapso de tiempo se están dando cuenta de todo. Y lo que es más, en completa oscuridad. Es difícil hacerse una idea de lo que vivieron. Después de esos 48 segundos, o un minuto, se produce la implosión y la muerte súbita instantánea”, concluyó.

 

 

La tragedia del Titán

 

El pasado 18 de junio, el sumergible perdió contacto con la nave nodriza unos 105 minutos después de su inmersión y a unos 645 kilómetros de la costa de Newfoundland, en Canadá.

 

La Guardia Costera de los Estados Unidos confirmó la muerte de las víctimas cuatro días después y se está llevando a cabo una investigación sobre la implosión.

 

 

Entre los pasajeros se encontraban el CEO de la empresa OceanGate, Stockton Rush, el veterano de la Marina francesa Paul-Henri Nargeolet, el multimillonario británico Hamish Harding, el empresario pakistaní Shahzada Dawood y su hijo Suleman, que tenía solo 19 años.

 

OceanGate tardó ocho horas en informar sobre la desaparición del submarino a la Guardia Costera después de que perdiera contacto.

 

 

Eso condujo a una respuesta internacional masiva para rescatar a las cinco personas, con barcos de todo el mundo que comenzaron a hacer la travesía para ayudar a buscar el submarino, mientras el oxígeno estimado iban disminuyendo.

 

 

 

 

 

Por su parte, las autoridades canadienses descargaron hace unos días los restos destrozados recuperados del Titán donde también hallaron “presuntos restos humanos” entre los fragmentos, que actualmente están siendo analizados.

 

 

La información es de Perfil