El Tribunal Supremo ruso prohíbe el movimiento LGBT en Rusia
noviembre 30, 2023 10:39 am

El Tribunal Supremo de Rusia reconoció al inexistente «movimiento social LGBT internacional» como una “organización extremista” y prohibió sus actividades en el territorio de la Federación Rusa, según cuenta Zona media news. La decisión del tribunal entra en vigor de inmediato.
La sesión del alto tribunal que duró cuatro horas fue a puerta cerrada y, según cuenta la publicación, no pudo asistir nadie a excepción de los representantes de la Fiscalía y el Ministerio de Justicia.

 

 

 

La demanda fue presentada el 17 de noviembre y el Ministerio de Justicia de la Federación de Rusia cree que las actividades del “movimiento” han revelado “diversos signos y manifestaciones de orientación extremista, incluida la incitación a la discordia social y religiosa”. Por participar en las actividades de una «organización extremista», su creador o líder puede recibir hasta 10 años de prisión y los participantes, hasta 6 años. Sin embargo, dado que en Rusia no existe un “movimiento social LGBT internacional”, no está claro qué organizaciones y cómo afectará exactamente la prohibición de sus actividades.

 

 

Un grupo de activistas LGBT creó el “Movimiento Social LGBT Internacional” para defender sus intereses ante el Tribunal Supremo de Rusia. Planeaban participar en el proceso y, como dicho movimiento no existía, lo crearon para poder intentar presentar una defensa. Pero aún así no se les permitió el acceso a la sala del alto Tribunal.

 

 

No es la primera vez que el Ministerio de Justicia declara «extremistas» a organizaciones fantasma aunque sí hay en Rusia muchas personas que en realidad pertenecen al movimiento LGBT. Aunque antes no existía ninguna organización internacional, sí que hay grupos nacionales y locales.

 

 

 

Las organizaciones rusas de derechos humanos han solicitado al Tribunal Supremo que rechazara la demanda del Ministerio de Justicia. «Es imposible llamar a un grupo de personas «movimiento social» simplemente porque pertenecen a algún grupo social o porque están unidas por algunas características personales. Esto sería tan absurdo como, por ejemplo, llamarlo «movimiento social a todos los jubilados o personas de un determinado grupo étnico», señalaron los activistas de derechos humanos.

 

 

Calificar al inexistente “movimiento LGBTQ” como extremista, dijeron, “podría conducir a la criminalización del trabajo activista y de derechos humanos y al riesgo de persecución para los defensores de los derechos humanos, activistas, periodistas y personas LGBT que simplemente expresan abiertamente sus puntos de vista”. Desde 2013, las autoridades rusas aprueban regularmente leyes contra las personas LGBT.

 

 

 

Cadenaser