¿El graznido de los patos no produce eco?
febrero 17, 2023 2:51 pm

El eco es un fenómeno que se provoca debido a la reflexión de algún tipo de sonido, por mucho tiempo se han abierto debates y se ha creído que el graznido de un pato (el »cuac cuac») no genera ningún tipo de eco, pero… ¿es esto un mito o es verdadero?

 

 

 

Principalmente, hay que tener en cuenta que para que se pueda generar eco tiene que existir una distancia mínima de 17 metros, entre el sonido original y el obstáculo en el que este se refleja.

 

Investigaciones:

Luego de que se creara esta leyenda la cual exponía que los patos no emitían ecos, la prueba más importante fue realizada en el año 2003 por el profesor Trevor Cox, del Centro de Investigación Acústica de la Universidad de Salford se tomó el tiempo y realizó un experimento con el fin de descubrir la verdad detrás de todo esto, este consistía en grabar a un pato en distintos lugares y demostrar si efectivamente emitía o no algún tipo de eco.

 

 

Probando en una cámara de reverberación -una sala que incrementa mucho el eco, como una iglesia- hizo su primer intento, junto con una patita llamada Daisy:

 

 

 

 

 

Al hacer las primeras pruebas, efectivamente recibió el rebote y eco esperado, esa réplica del “cuac” original, aunque algo distorsionado, según contó.

 

 

 

 

 

Con ganas de profundizar más, probó a lanzar ese mismo sonido en una sala de conciertos y descubrió que allí no era tan potente y notoria la repetición del sonido del animal.

Por eso, el investigador se puso a revisar en su computador las frecuencias que componen el graznido y descubrió y demostró que las ondas sonoras que origina el grito del animal también se reflejan al chocar contra una superficie dura, dando lugar al fenómeno acústico que denominamos eco. Lo que sí es cierto es que el eco del graznido de estas aves es difícilmente perceptible por el oído humano, especialmente en espacios abiertos.

 

 

 

 

Culturizando