Dos muertos y seis heridos en una reyerta en cárcel de Ecuador
noviembre 3, 2022 7:42 am

Al menos dos reclusos fallecieron y otros seis resultaron heridos tras una nueva reyerta registrada este miércoles en la Penitenciaría de Guayaquil, uno de los focos de masacres recientes entre bandas de reos y en el marco de una crisis carcelaria que azota a Ecuador desde hace dos años.

 

Los enfrentamientos tuvieron lugar horas después de que una ola de «atentados terroristas» ejecutados por narcotraficantes mataran a seis personas en la ciudad ecuatoriana.

 

 

La ola de violencia que comenzó el martes con más de una docena de atentados con explosivos en estaciones de policía, gasolineras y centros de salud de Guayaquil provocó que el miércoles las calles de la ciudad amanecieran desoladas y con militares patrullando, después de que el presidente del país, Guillermo Lasso, decretara el estado de emergencia.

 

«Ayer fuimos atacados deliberadamente por sabotajes y atentados terroristas orquestados por narcodelincuentes. Esos ataques buscaban generar miedo y caos, pero no lo han logrado», dijo el miércoles el presidente Guillermo Lasso en una cadena de radio y televisión.

 

Trasladan a mil reos

En medio de los choques en la cárcel, que dejan también seis heridos, un grupo de soldados apuntaba sus fusiles hacia el interior de la prisión, constató la AFP.

 

Entrada la noche, el organismo encargado de administrar las prisiones (SNAI) reportó que «integrantes de grupos de delincuencia organizada propician disturbios» en la cárcel Guayas 1, donde la víspera otro enfrentamiento dejó dos heridos leves.

 

 

El traslado de 1.000 presos de esa cárcel, controlada por bandas del narco, desató la crisis en Guayaquil y la vecina localidad de Durán, además de la provincia de Esmeraldas, en la frontera con Colombia (norte).

 

Temor se percibe en las calles de Guayaquil

El martes dos coches bomba estallaron cerca de una gasolinera y una estación policial en el puerto de 2,8 millones de habitantes, paralizado por el miedo.

 

«Se percibe un poco de temor en las calles, y todo está vacío como si fuera sábado por la tarde en el centro de Guayaquil, sin mucho movimiento de carros», dijo a la AFP Jorge Argüello, jefe de una empresa editorial.

 

La ofensiva llevó a Lasso a declarar un estado de excepción por 45 días en las provincias de Guayas, cuya capital es Guayaquil, y Esmeraldas, que incluye un toque de queda de ocho horas a partir de las 21H00 locales (02H00 GMT).

 

Unión Radio