Cuba arrestó a 500 opositores en febrero
marzo 5, 2013 8:19 am

La Comisión Cubana de Derechos Humanos denunció que el Gobierno de Castro aumentó las “detenciones arbitrarias”. Un preso político murió en huelga de hambre

 

De acuerdo con la opositora Comisión Cubana de Derechos Humanos y Reconciliación Nacional (CCDHRN), durante el pasado mes de febrero el número de arrestos políticos aumentó de manera considerable. En total, se registraron 504 “detenciones arbitrarias”, la mayoría de ellas de corta duración. Esto implica 140 casos más que los denunciados en enero de este mismo año.

 

La agrupación, liderada por el disidente Elizardo Sánchez, también reportó la muerte “evitable” de un detenido político, que había comenzado una huelga de hambre para exigir su liberación. Antonio Ribalta, de 44 años de edad, murió el 16 de febrero tras 38 días de ayuno. Fue víctima de una “falsa acusación policial”, según aseguró Sánchez.

 

La comisión remarca que Ribalta no es el primer preso político en morir en los últimos meses, sino que al menos una “veintena de reclusos” fallecieron debido a las malas condiciones del régimen penitenciario en Cuba.

 

También debe recordarse que mientras el pasado 25 de febrero Raúl Castro era reelecto presidente hasta 2018 por la nueva Asamblea Nacional del Poder Popular, en el país hubo una cantidad inusitada de arrestos y de represión.

 

La disidencia informó que, en esa fecha, decenas de activistas fueron apresados por las autoridades. La asociación Damas de Blanco señaló que 56 de sus integrantes habían sido detenidas por brigadas paramilitares.

 

En Twitter, Damas de Blanco notificó que entre las mujeres aprehendidas estaban la líder Berta Soler; Laura María Labrada, hija de la fallecida Laura Pollán, y Rosario Morales La Rosa. Horas más tarde fueron liberadas.

 

Guillermo Fariñas Hernández y Jesús Arístides Hernández se encuentran también dentro de la larga lista de personas detenidas por las autoridades cubanas, junto con un periodista brasileño.

 

El Gobierno no reconoce la existencia de presos políticos en la isla y acusa a los disidentes de ser “mercenarios” financiados desde el extranjero para desestabilizar el país.

Fuente: Infobae