logo azul

Conoce más sobre la molécula contra el mal humor

Categorías

Opiniones

Conoce más sobre la molécula contra el mal humor

Para la medicina actual son tan importantes las afecciones mentales y emocionales, como las físicas. De hecho, especialistas, día a día, se integran a la explicación de dolencias corporales con razones asociadas al estrés, el dolor o frustración.

 

Pero en el organismo, así como se generan problemas, también, en la mayoría de los casos, se encuentran intrínsecas las soluciones.

 

El mal humor o enfado. Dado por factores externos o, simplemente, un tema de personalidad, a todos en algún momento afecta. Sin embargo, un estudio de la Cambridge University (Reino Unido) publicado en la revista Biological Psychiatry, halló una posible causa orgánica.

 

Según el trabajo, el descenso en los niveles del neurotransmisor cerebral, conocido como serotonina, que suele ocurrir cuando alguien no ha comido o está estresado por problemas o sobrecarga de trabajo en su rutina diaria, afecta en personas sanas a las regiones cerebrales que permiten controlar el enfado.

 

Para desarrollar este estudio, los especialistas decidieron manipular, a través de la alteración del contenido de su dieta, los niveles de serotonina.

 

Mientras un día se les suministraba una mezcla de aminoácidos con triptófano, que aumenta el nivel de serotonina en la sangre, en el segundo ensayo los voluntarios recibieron la misma mezcla pero sin triptófano.

 

Durante el análisis del cerebro de los estudiados con resonancia magnética, los neurocientíficos comprobaron que los niveles bajos de serotonina hacen que la comunicación entre regiones específicas del cerebro del sistema límbico emocional (amígdala) y los lóbulos frontales sea más débil que cuando los niveles de serotonina son normales.

 

Ésto dio como resultado, luego de aplicados los cuestionarios de personalidad, que los voluntarios presentaban una tendencia natural a comportarse de manera agresiva.

 

El doctor Lenin Torres, especialista en psiconeurolingüística y certificado internacional Heal Your Life (sana tu cuerpo), bajo la filosofía de Louise Hay, afirma que no solo la alteración del humor es una consecuencia de su disminución.

 

“La serotonina es la molécula del sentimiento, es el ente a nivel neuroquímico que regulariza nuestras funciones emocionales. La pérdida o desequilibrio de esa sustancia es la que está asociada a las llamadas enfermedades emocionales, ahí se pueden encontrar desde la jaqueca, migraña, dolores estomacales, hasta problemas respiratorios, depresión y estrés”, explica el especialista.

 

“Había perdido casi 27 kilogramos y sufría de constantes diarreas, estaba muy deprimido. De hecho, en algún momento me hicieron pruebas de V.I.H. porque no sabían qué me pasaba, y me deprimí.

 

Luego me diagnosticaron la deficiencia en la segregación de serotonina y comencé un tratamiento alimenticio, meditación y medicación, todo para aumentar la segregación de la molécula. Resultó ser colon irritable y en 15 días, durante el tratamiento, sentí la mejoría”, dijo Jesús Larreal, paciente.

 

Una tos que atormentó durante siete años a otro tratado, de nombre Juan Miguel García, tenía como raíz la disminución de la “molécula de las emociones”. “Me traté el problema durante mucho tiempo y no encontraban solución, hasta que se dieron cuenta de que el origen era la carencia de serotonina, era una tos emocional”, refirió García.

 

Para el especialista, uno de los problemas que afecta los niveles de serotonina son los trastornos del sueño. “La molécula se desarrolla a través de la hipófisis, esta allí de forma constante, y comienza a segregarse en mayor abundancia en la noche, porque quien la ayuda a que se reproduzca en gran cantidad es la hormona del crecimiento, y ésta se genera cuando tengo un buen sueño, si padezco problemas al dormir, tengo niveles bajos de serotonina”, advierte el médico.

 

El especialista, además, resalta que el problema no surge de la noche a la mañana. Luego de haber pasado por situaciones de estrés, podría tardar hasta más de un año en generar esa disminución en los niveles.

 

Pero existen fuentes naturales para aumentar la segregación de la “molécula del sentimiento”. “A los pacientes con esos síntomas se les coloca para aumentar la serotonina un batido de cambur con leche a las 6:00 de la tarde, sin azúcar, que es un alimento rico en proteínas. También se les recomienda comer pescados con escamas y los granos, específicamente los garbanzos.

 

La respiración y relajación es igualmente importante, ya que al bajar los niveles de estrés al mismo tiempo se disminuye la liberación de toxinas.

 

Hay que tomarse la vida con calma. Al disminuir los niveles de tensión y aprender a tratar los problemas cotidianos y emociones, evitaremos sufrimientos de alma y cuerpo.

Fuente: La Prensa de Monagas

Comparte esta noticia:

Contáctanos

Envíe sus comentarios, informaciones, preguntas, dudas y síguenos en nuestras redes sociales

Publicidad

Si desea obtener información acerca de
cómo publicar con nosotros puedes Escríbirnos

Nuestro Boletín de noticias

Suscríbase a nuestro boletín y le enviaremos por correo electrónico las últimas publicaciones.