Chile no esquiva la recesión y cierra 2023 con una caída del 1% del PIB interanual
febrero 2, 2024 12:00 pm

La economía chilena no logró esquivar la recesión en 2023 y cerró el año con una caída del 1% interanual debido a la disminución de la producción de bienes y el comercio, informó este jueves el Banco Central del mayor productor de cobre del mundo.

 

 

 

 

 

 

El Índice Mensual de Actividad Económica (Imacec), que reúne el 90% de los bienes y servicios del país y se considera una estimación adelantada del Producto Interno Bruto (PIB), registró un retroceso que sorprendió a los mercados, que esperaban una variación nula o una suave expansión en el último mes del año.

 

 

 

 

 

 

La caída de la producción de bienes y el comercio, fue compensada en parte por los servicios, añadió el emisor, que recordó que el mes de diciembre registró dos días hábiles menos que diciembre de 2022.

 

 

 

 

 

 

«La serie desestacionalizada disminuyó 1,1% respecto del mes precedente y creció 0,2% en doce meses», según el Banco Central.

 

 

 

 

 

 

El Imacec no minero presentó una contracción de 0,5% en doce meses, mientras que en términos desestacionalizados cayó 0,5% respecto del mes anterior, agregó el ente.

 

 

 

 

 

 

La producción de bienes cayó un 3,2% en diciembre, incidida principalmente por la minería (3,6%) y el resto de bienes (1,3%), mientras que la industria registró una caída de 2,3% en términos anuales.

 

 

 

 

 

 

El comercio presentó una disminución de 3,8% en términos anuales, determinada por el comercio mayorista, donde destacaron las menores ventas de alimentos y bebidas, mientras que el comercio minorista registró menores ventas en supermercados y grandes tiendas, según el banco.

 

 

 

 

 

 

Por su parte, los servicios aumentaron 1,8 % en términos anuales, resultado incidido por el transporte, en particular, por una baja base de comparación en el servicio aéreo, mientras que los servicios empresariales presentaron caídas, informó el organismo.

 

 

 

 

 

 

Chile se recuperó más rápido de lo esperado tras la pandemia, con un aumento histórico del PIB del 11,7% en 2021, pero en 2022 se comenzó a ralentizar y cerró con un crecimiento del 2,4%.

 

 

 

 

 

 

Con la inflación contenida en torno al 5%, el gran reto de Chile para este año es volver a crecer porque, aunque evitó la recesión en 2023, cerró con un crecimiento nulo.

 

 

 

 

 

 

Con la inflación contenida, que cerró 2023 en el 3,9%, y un agresivo recorte de los tipos de interés en marcha –que pasaron de llegar a su máximo histórico de 11,25% por los efectos de la pandemia al 7,25% actual– el gran reto de Chile para 2024 es volver a crecer.

 

 

 

 

 

 

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) estima que el PIB chileno se expandirá este año un 1,8%, un pronóstico similar al del Fondo Monetario Internacional (FMI), mientras que el Gobierno chileno es un poco más optimista y proyecta una expansión de hasta el 2,5 %.

 

 

 

 

 

 

 

El presidente Gabriel Boric creó a finales del año pasado el llamado «Gabinete de crecimiento económico», integrado por varios ministros y cuyo objetivo es impulsar y acelerar distintos proyectos de inversión tanto públicos como privados e impulsar sectores clave como la minería y la construcción.

 

 

 

 

 

Globovision