BCV arranca 2024 con intervención cambiaria de US$ 70 millones
enero 3, 2024 9:43 am

Luego de un 2023 con el menor incremento del tipo de cambio en cinco años, el Banco Central de Venezuela (BCV) inicia 2024 con una colocación de 70 millones de dólares en la banca para dar continuidad a su estrategia de intervención cambiaria.

 

 

 

 

 

En comparación con el arranque del año pasado, la intervención cambiaria comienza con un aumento de 30 millones de dólares.

 

 

 

 

 

Posiblemente, el BCV mantenga su estrategia de contener el tipo de cambio con unos objetivos específicos de depreciación del bolívar, en lugar de jugar a una política de anclaje como en el primer trimestre del año pasado.

 

 

 

 

 

La primera intervención cambiaria del año se produce a un precio de 39,82 bolívares por euro, equivalente a 35,96 bolívares por dólar que es el tipo de cambio oficial para las transacciones en el país durante este 2 de enero de 2024.

 

 

 

 

 

El precio oficial de la divisa estadounidense terminó 2023 con un aumento acumulado de 105,60%, mientras que el bolívar encajó una depreciación de 51,36%, un valor que para muchos analistas implica una fuerte apreciación.

 

 

 

 

 

El esfuerzo para contener el dólar no fue menor. El BCV gastó en intervención cambiaria 4.799 millones de dólares, al tiempo que la oferta de Chevron pasó de alrededor de 30 millones de dólares en febrero a una cifra estimada en  110 millones de dólares en diciembre; es decir, un alza de 267%.

 

 

 

 

 

Pronóstico para 2024

El economista César Aristimuño, director general de la consultora Aristimuño Herrera & Asociados, señala que es difícil hacer pronósticos muy certeros sobre la evolución del tipo de cambio, pero, en su opinión, el dólar oficial se puede incrementar entre 70% y 80% al cierre del próximo año.

 

 

 

 

 

 

Esta proyección obedece a que, en principio, el escenario visto con más probabilidad es que se mantengan las flexibilizaciones de las sanciones, lo que generará un mayor incremento del gasto público, pero también habría una oferta suficiente de divisas por el alza de ingresos petroleros.

 

 

 

 

 

Además es un año electoral, por lo que es previsible que los incrementos y frecuencias de los subsidios que otorga el gobierno sean mayores, así como posiblemente mejoren los desempeños de algunos sectores rezagados, por lo que se espera que los salarios en el sector privado mejoren.

 

 

 

 

 

 

Sin embargo, la estrategia cambiaria de intervención con ventas de divisas a la banca y emisión de títulos de cobertura y, en esencia, la disciplina monetaria se mantendrá como línea básica de acción, aunque con posibles flexibilizaciones.

 

 

 

 

 

Banca y Negocios