Aqua-Line, el increíble túnel japonés debajo del agua
junio 5, 2020 10:38 am

Viajar de la ciudad japonesa Kawasaki a Kirasaru significa un largo camino de 100 kilómetros, o al menos hasta la construcción del Aqua-Line, que ha hecho de este recorrido una distancia de apenas 15,1 kilómetros, ¿nada mal no?

 



Todo empieza al salir de la ciudad de Kawasaki, donde deberás pasar sobre un puente de 4,4 kilómetros de largo, al final de él, ingresarás en un túnel submarino para recorrer el resto del camino, con tres canales de ida y tres canales de vuelta totalmente independientes uno del otro para conducir a una velocidad máxima de 80 km/h.

 



Y como no era suficiente, si durante el camino estás agotado y deseas parar para despejar la mente un rato, podrás hacerlo en Umihotaru, una isla artificial construida entre la unión del puente y el túnel.

 


Esta isla artificial fue creada para el entretenimiento de las personas que transcurran el camino, en ella encontrarás varias plantas con tiendas, restaurantes, cafés –incluido algunos Starbucks- al igual que áreas de esparcimiento para disfrutar de una vista de la bahía de Tokio, las ciudades cercanas y en caso de haber buen clima, es posible visualizar el propio monte Fuji y Tsukuba.

 

 
 
 
 
 
 
 

Al pasar bajo este túnel podrás estar tranquilo sabiendo que no te faltará oxígeno, gracias a otra isla artificial que en este caso no es para el turismo, en cambio es un sistema de ventilación para filtrar el aire y brindar oxígeno llamado “Torre del viento” aunque su verdadero nombre es “Bay Aqua-Line”.

 



Pensar en un túnel debajo del mar nos hace ver un gran avance futurístico, pero la verdad es que Japón ha demostrado nuevamente estar un paso adelante que muchos otros países en el mundo, logrando inaugurar esta asombrosa autopista a finales del año 1997.

 



La construcción del Aqua-Line no ha sido solo un capricho, esta autopista submarina acorta el camino entre estas dos ciudades de 100 kilómetros o 1 hora en ferry a 15,5 kilómetros que puede recorrerse hasta en menos de 20 minutos, incrementando de gran manera las visitas a Kirasaru, y reduciendo el tránsito en la capital japonesa.

 

 



¿Te atreverías a transitar por este túnel?

 

 

 

 

Culturizando



0 comments