Año escolar en Venezuela cierra en medio de “una crisis envolvente”

Año escolar en Venezuela cierra en medio de “una crisis envolvente”

Oscar Iván Rose, coordinador de la Asociación Civil Con la Escuela, ofreció un balance sobre el cierre del año escolar en Venezuela, destacando que estuvo marcado por la precariedad.

 

Según la Asociación Civil Con La Escuela, existen diversos factores que vulneran el derecho a la educación en el país, especialmente en las escuelas públicas y en los sectores populares.

 

“Es la falta de servicios públicos que afectan las clases, es la falta de docentes, del programa PAE (Programa de Alimentación Escolar), son las deficiencias en infraestructura y equipamiento. Cuando tú hablas de que se vulnera el derecho a la educación del estudiante en el país, no te refieres a una área en particular, es una crisis envolvente”, afirmó Rose durante una entrevista en el programa Háblame Bajito deRadio Fe y Alegría Noticias.

 

El coordinador de Con la Escuela reiteró que, a menos que se reconozca la carrera docente con salarios justos y beneficios correspondientes, no se podrá alcanzar una educación de calidad en el país.

 

Además, mencionó que la pandemia agravó aún más la situación, ya que se perdieron dos años de clases presenciales y muchos estudiantes no tuvieron acceso a la educación en línea.

 

Solo 48 días de clases

Agregó que, a pesar de estos años que se perdieron, las clases se reanudaron en octubre en lugar de septiembre y se vieron interrumpidas por el conflicto laboral por el cual se implementó un horario mosaico, que limitaba a dos días de clases por semana.

 

“El horario mosaico entre el mes de enero y julio significó apenas 48 días de clases. El 40 % de lo que realmente deberían asistir (…) El efecto de no ir a clases trae pérdida de aprendizaje, pero cuando es tan marcado trae pobreza de aprendizaje y por eso vemos que hay niños de tercer grado que no saben leer”, lamentó.

 

Asimismo, enfatizó en que los niños y adolescentes son los más afectados por esta problemática, ya que al dejar de asistir a un entorno seguro, como es la escuela, no solo sufren pérdidas en su aprendizaje, sino también en su proceso de socialización.

 

No obstante, Rose mencionó algunos esfuerzos en marcha para contrarrestar esta situación, como el programa “Leo, juego y aprendo” de la Universidad Metropolitana (Unimet).

 

Este programa, liderado por un colectivo de educadores de EducaMiranda, tiene como objetivo implementar estrategias para fomentar la lectura y ha logrado incorporar a casi 20 mil niños de unas 300 escuelas.

 

Estos esfuerzos, aunque desafiantes, son valorados por su enfoque específico y su compromiso con el desarrollo educativo a pesar de las dificultades, puntualizó Rose.

 

 

800Noticias

Comparte esta noticia:

Contáctanos

Envíe sus comentarios, informaciones, preguntas, dudas y síguenos en nuestras redes sociales

Publicidad

Si desea obtener información acerca de
cómo publicar con nosotros puedes Escríbirnos

Nuestro Boletín de noticias

Suscríbase a nuestro boletín y le enviaremos por correo electrónico las últimas publicaciones.