Acusan nuevamente a Alec Baldwin por este delito
enero 22, 2024 10:35 am

Este viernes, un gran jurado acusó formalmente a Alec Baldwin de un cargo de homicidio involuntario tras un tiroteo fatal, en 2021, durante un ensayo de la película Rust.

 

 

 

 

 

El caso inactivo contra el actor vuelve a reanimarse, luego que los fiscales especiales volvieron a presentar pruebas ante un gran jurado en Santa Fe esta semana, meses después de recibir un nuevo análisis del arma que se utilizó.

 

 

 

 

Acusan a Alec Baldwin de homicidio

Baldwin, actor principal y coproductor de la película Rust, apuntaba con un arma a la directora de fotografía Halyna Hutchins durante un ensayo en octubre de 2021 cuando el arma se disparó, matándola e hiriendo al director. Joel Sousa.

 

 

 

 

Baldwin dijo que apretó el martillo, pero no el gatillo, y el arma se disparó.

 

 

 

 

 

Los fiscales especiales desestimaron un cargo de homicidio involuntario contra Baldwin en abril, diciendo que se les informó que el arma podría haber sido modificada antes del tiroteo y funcionar mal.

 

 

 

 

 

Luego recibieron un nuevo análisis del arma.

 

 

 

 

 

 

El análisis de expertos en balística y pruebas forenses se basó en piezas de repuesto para volver a ensamblar el arma disparada por Baldwin, luego de que partes de la pistola se rompieran durante las pruebas realizadas por el FBI.

 

 

 

 

El informe examinó el arma y las marcas que dejó en un cartucho gastado para concluir que el gatillo debió haber sido apretado o presionado.

 

 

 

 

 

 

El análisis dirigido por Lucien Haag de los Servicios de Ciencias Forenses en Arizona afirmó que, aunque Baldwin negó repetidamente haber apretado el gatillo, “dadas las pruebas, hallazgos y observaciones reportadas aquí, el gatillo tuvo que apretarse o presionarse lo suficiente para liberar el martillo completamente amartillado o retraído del revólver en evidencia”.

 

 

 

 

 

Un informe anterior del FBI sobre el análisis del arma realizado por la agencia encontró que, como es común con las armas de fuego de ese diseño, podría dispararse sin apretar el gatillo si se aplicaba fuerza a un martillo sin amartillar, como al dejar caer el arma.

 

 

 

 

 

La única forma en que los probadores pudieron hacer que disparara fue golpeando el arma con un mazo mientras el martillo estaba abajo y apoyado sobre el cartucho, o apretando el gatillo mientras estaba completamente amartillado. El arma finalmente se rompió durante la prueba.

 

 

 

 

 

El rodaje de Rust se reanudó el año pasado en Montana, gracias a un acuerdo con el viudo del director de fotografía, Matthew Hutchins, que lo convirtió en productor ejecutivo.

 

 

 

 

 

Globovision