30 de Enero: Día Escolar de la No Violencia y la Paz
enero 30, 2024 1:59 am

Desde 1964, para conmemorar la muerte de Gandhi, se celebra el 30 de enero el Día Escolar de la No Violencia y la Paz, reconocido por la UNESCO en 1993.

 

 

En esta fecha se recuerda la necesidad de la educación para la tolerancia, la solidaridad, el respeto a los Derechos Humanos, la no violencia y la paz.

 

 

Este año 2023, UNICEF aboga por una «vacuna del buen trato» cuya fórmula se elabora en las aulas, pues el Día de la Paz se puede festejar en todos los cursos, desde Educación Infantil hasta Bachillerato. Es un día en el que los colegios se convierten en instrumentos de armonía y comprensión entre distintas culturas, orígenes y creencias.

 

 

Con motivo de la pandemia del Coronavirus, desde UNICEF recalcan que la violencia, como los virus, solo produce víctimas. Una lacra en la que todos salimos perdiendo y, por ello, es mejor prevenir que curar. Para ello, animamos a los centros educativos a elaborar una vacuna de la paz y el buen trato contra el que llaman el «violentovirus». Una vez creada la vacuna, es hora de realizar la campaña de vacunación para inmunizaros contra la violencia gracias a los ingredientes de paz y buen trato.

 

El 30 de enero se celebra este día, dedicado a conmemorar en los centros educativos una cultura de no violencia y paz.

 

 

La educación en y para la tolerancia, la solidaridad, la concordia, el respeto a los Derechos Humanos, la no-violencia y la paz son motivos para recordar el 30 de enero. En en Día de la Paz, los centros educativos se comprometen como defensores de la paz y entendimiento entre personas de distinta procedencia y modos de pensar.

 

 

En ese día se celebra el aniversario de la muerte del Mahatma Gandhi (India, 1869-1948), líder pacifista que defendió y promovió la no violencia y la resistencia pacífica frente a la injusticia y que fue asesinado por defender estas ideas.

 

 

Una educación inspirada en una cultura de no violencia y paz permite a nuestro alumnado adquirir conocimientos, actitudes y competencias que refuercen su desarrollo como ciudadanos globales críticos y comprometidos con sus derechos y los de otras personas.

 

 

“No hay camino para la paz: la paz es el camino”.