Soya: fuente de salud y bienestar
diciembre 5, 2018 12:52 pm

Por su contenido alto protéico se ha convertido en una opción como sustituto de la carne, huevos y leche. Además es recomendada para prevenir afecciones cardíacas, reducir el colesterol o fortalecer el sistema inmune.

Originaria del norte y centro de China, la soya o soja (Glycine max), ha sido un alimento milenario en la sociedad oriental. Para el año 3000 a.C. los chinos la consideraban una de las cinco semillas sagradas junto al arroz, el trigo, la cebada y el mijo. En Japón se propagó la creencia de que aquel que tenía soya, poseía carne, leche y huevo. Y es que por su contenido proteíco, este alimento se ha convertido en una opción para sustituir esos productos; además, aporta aceite de óptima calidad ya que es rica en ácidos grasos esenciales y tiene un bajo contenido de grasas saturadas.
En Venezuela ha ido ganando adeptos, no solo entre vegetarianos y veganos sino en aquellos que buscan una alternativa en la dieta diaria. Aunque una de sus formas conocidas es el aceite y la lecitina, cada vez tiene más presencia en los anaqueles la soya texturizada, la harina y los frijoles de soya.
Aminoácidos vitales
 
El valor nutricional de la proteína que compone el grano de soya, está determinado por la concentración de nitrógeno y azufre que tiene este. Su concentración protéica no solo es la más alta de todas las legumbres sino también la de mayor calidad. 
Asimismo, el aceite de soja es rico en ácidos grasos poli-insaturados. Además, se destaca por su elevado contenido linoleico (51%), un ácido esencial que el cuerpo humano es capaz de generar. Del 1,5 al 2,5% de los lípidos presentes en la soya, se encuentra en forma de lecitina. Otro compuesto importante en la fracción lipídica de la soya son los tocoferoles, que actúan como antioxidantes naturales y tienen funciones de vitamina E. También contiene minerales y vitaminas que regulan el metabolismo corporal, por eso es adecuado en régimenes dietéticos indicados en control de peso.
La soya proporciona calcio, hierro, cobre, fósforo y zinc. En cuanto a las vitaminas que la componen están Tiamina (B1), Riboflavina (B2), Piridoxina (B6), Niacina, Ácido Pantoténico, Biotina, Ácido Fólico, β-caroteno (provit-A), Inositol, Colina y Ácido ascórbico (vit-C).
Beneficios para la salud
 
Gracias a sus componentes, la soya es recomendada para mejorar la función renal, reducir el colesterol, disminuir la incidencia de eventos cardíacos, minimizar cardiopatías. Otra de sus bondades es que actúa como antioxidante, y antiinflamatorio de los vasos sanguíneos.
Se recomienda consumir entre 8 y 15 gramos de proteína de soya al día para reducir los niveles de colesterol, la severidad de los sofocos o golpes de calor en la menopausia, mejorar el sistema inmune, proteger contra la osteoporosis y reducir el riesgo cardiovascular.
Estampas


0 comments