Recomendaciones para evitar un ACV
noviembre 30, 2018 8:50 pm

Existen factores como la edad o la genética familiar que pueden influir directamente en el riesgo de sufrir un accidente cerebrovascular (ACV) -también conocido como un derrame cerebral- lo que representa una emergencia médica.

 

 

 

Natalia Rost, profesora de neurología en la Escuela de Medicina Harvard, en Estados Unidos, asegura que es posible reducir la posibilidad de ser víctimas de una trombosis o un derrame. Es por eso, que sugiere incorporar y hacer un hábito de vida los siguientes cuidados.

 

 

 

 

LA TENSIÓN ARTERIAL ES VITAL

 

 

 

 

Tener una tensión alta puede duplicar e incluso cuadruplicar el riesgo de sufrir un ACV. Lo recomendable es mantenerla por debajo de 120/80, y en algunos casos es aceptable 140/90. Disminuir el consumo de sal es una de las medidas principales para cuidar la tensión, debido a que el sodio eleva estos valores.

 

 

 

 

Una persona no debería ingerir más de cinco gramos de sal al día (una cucharadita, en total, incluida la sal contenida en alimentos preparados), que equivalen a 1.5 gramos de sodio.

 

 

 

 

Asimismo evitar la ingesta comidas ricas en grasas saturadas (de origen animal); se recomienda consumir frutas, vegetales, granos enteros, lácteos bajos en grasa y pescado.

 

 

 

 

NO AL SOBREPESO

 

 

 

 

Tener sobrepeso o sufrir de obesidad pueden aumentar el riesgo de un accidente cerebrovascular. Lo recomendado es mantener el índice de masa corporal (IMC) por debajo a 25 o igual. Realizar actividades físicas y consultar con un nutricionista, siempre será lo más prudente.

 

 

 

 

SÍ AL EJERCICIO

 

 

 

 

El ejercicio de mediana intensidad, por lo menos cinco veces a la semana y durante media hora seguida o fraccionada, disminuye el riesgo. Caminar, nadar e incluso bailar con actividades muy saludables que nos pueden ayudar a gozar de salud y calidad de vida.

 

 

 

 

BEBE CON MODERACIÓN

 

 

 

 

Tomar una copa al día puede disminuir el riesgo de un ataque cerebral. Sin embargo, beber en exceso puede aumentar bruscamente el riesgo de un ACV. Una copa de vino tinto al día es una opción saludable.

 

 

 

 

CUIDADO CON LA FIBRILACIÓN AURICULAR

 

 

 

 

El latido irregular del corazón eleva en cinco veces el riesgo de un ACV, pues promueve la formación de coágulos que, al llegar al cerebro, pueden producir trombosis. Si tienes síntomas como palpitaciones o falta de aliento, consulta de inmediato a tu médico.

 

 

 

 

CONTROLA LA DIABETES

 

 

 

 

Las personas con esta enfermedad pueden tener daños en los vasos sanguíneos, lo que hace más probable la aparición de coágulos. Mantén tus niveles de azúcar controlados, no olvides el  monitoreo ni las medicinas. Haga dieta y ejercicio a diario.

 

 

 

NO FUMES

 

 

 

Las sustancias presentes en el cigarrillo aceleran la formación de coágulos, pues espesan la sangre y aumentan la acumulación de plaquetas en las arterias. Para dejar de fumar, pregúntele a tu médico la manera más apropiada; él puede orientarte mejor sobre el uso de parches de nicotina y medicamentos.

 

 

 

 

 

A tu salud en lìnea



0 comments