Previenen delitos informáticos desde escuelas
octubre 26, 2013 12:03 pm

Las redes sociales, Internet y los teléfonos celulares son parte de las prácticas cotidianas en los niños y adolescentes. Pero hay un mínimo paso que separa al juego del delito por el mal uso de la tecnología y la falta de supervisión.

 

Cada vez más niños, niñas y adolescentes se convierten en víctimas de delitos informáticos como pornografía infantil, ciberacoso, grooming (un adulto se hace pasar por niño para engañar) o sexting (compartir contenido erótico por redes o mensajes).

 

La iniciativa de la Red Venezolana de Derecho Informático surge por la preocupación de un grupo de abogados que comenzaron a detectar la cantidad de delitos y problemas relacionados con el uso inadecuado de las tecnologías.

 

Carlos Tudares, coordinador nacional de la Red Venezolana de Derecho Informático (Revederin), explica que comenzaron a evaluar lo que más afecta a la juventud venezolana a través de consultas en escuelas y liceos, a niños y jóvenes a partir de 5º y 6º grado.

 

“Notamos que en esas edades (escolares), el Facebook es como su delirio. Otras redes como el Twitter no son tan atractivas, así que nos enfocamos en explicarles los peligros relacionados con Facebook”, afirma Tudares.

Explican los riesgos de suministrar datos a través de juegos en línea, las trampas para acceder a información confidencial o los delitos a los que están expuestos si mienten en la fecha de nacimiento para acceder a contenidos restringidos.

 

“Lo que más nos preocupa es la resistencia que encontramos en los propios padres. Muchos dicen que prefieren que sus hijos estén ocupados en el Facebook para que ellos (los padres) puedan estar tranquilos aunque sea un rato”, asegura Tudares, quien agrega que la falta de supervisión se combina peligrosamente para propiciar situaciones de riesgo en las que podrían estar involucrados sus hijos.

 

Legalmente. Los talleres de la red están enmarcados en el programa Jóvenes Ciberseguros, que trabaja con los muchachos pero también con docentes, padres y representantes para darles herramientas con las que puedan detectar a tiempo si un joven es víctima de ciberacoso o si es vulnerable a delitos tan graves como pornografía infantil.

 

“La Unidad de Delitos Informáticos del Cicpc solo está en Caracas, en las delegaciones del interior del país no hay personal para atender estos casos, así que brindamos asesoría gratuita. La intención es conseguir que en cada escuela haya una brigada de multiplicadores de información para prevenir con más eficiencia”, concluyó Tudares.

 

 

Fuente: ÚN



0 comments