Parlamento aprueba proyecto de acuerdo para buscar una solución política a la crisis en el país
noviembre 13, 2018 1:43 pm

 

La Asamblea Nacional (AN), en sesión ordinaria de este martes, aprobó  un Proyecto de Acuerdo con el objeto de impulsar una solución política a la crisis nacional, fortaleciendo las fuerzas democráticas del pueblo venezolano con el respaldo de la comunidad interna.

 

 

 

El referido texto acuerda apelar a la comunidad internacional para que ante esta tragedia sin precedentes, con claras repercusiones regionales, sea posible fortalecer su solidaridad con las fuerzas democráticas y el pueblo de Venezuela, constatar la creciente ilegitimidad del régimen, sus consecuencias, y mantener de manera efectiva y progresiva la presión legítima sobre el mismo.

 

 

Todo ello en procura de una solución a la crisis y la construcción de una transición democrática ordenada e inmediata, sin las cuales ninguno de los problemas que sufre Venezuela tendrá solución; dichos problemas sólo tendrán solución a partir de una transición democrática que se debe alcanzar urgentemente y preferiblemente tras una solución política que conlleve una alternativa ordenada.

 

 

Asimismo, el documento establece afirmar que una solución política hará posible la construcción, sin venganza ni persecución, de un gobierno de paz y reconciliación nacional para iniciar la transformación económica y social de Venezuela.

 

 

El Acuerdo indica comprometerse a crear el marco normativo que asegure el cambio político y la vuelta a la vida democrática, propiciando así la reconciliación nacional de acuerdo con la Constitución de 1999.

 

 

Al mismo tiempo insta a procurar, junto a la comunidad internacional, una solución política que conlleve a la atención urgente de necesidades sociales y económicas del pueblo de Venezuela de manera eficaz, práctica y demostrable; la liberación de todos los presos políticos y el retorno de los exiliados y levantar inhabilitaciones, excluyendo a delincuentes financieros.

 

 

 

El restablecimiento del Estado de Derecho sobre la base de la Constitución vigente, en particular el restablecimiento de competencias de la AN y la renovación de los poderes públicos; la disolución de la espuria Asamblea Nacional Constituyente; condiciones electorales democráticas, de modo que sean posibles unas elecciones generales en las que puedan participar libremente y con acceso igualitario a los medios de comunicación todos los partidos y candidatos, incluidos aquellos actualmente ilegalizados e inhabilitados por el régimen, organizadas por un nuevo Consejo Nacional Electoral (CNE) y equilibrado, en fecha y condiciones que garanticen el derecho a elegir de los venezolanos bajo observación nacional e internacional calificada e independiente.

 

 

Igualmente el documento establece declarar como inconstitucional la pretensión de Nicolás Maduro Moros de continuar usurpando los poderes presidenciales a partir del 10 de enero del año 2019 y convocar al pueblo de Venezuela, a la comunidad internacional a defender la Constitución y propiciar el cambio político en nuestro país.

 

 

El Acuerdo fue presentado por el jefe de la bancada de la Unidad Democrática de AN, diputado Juan Guaidó (Unidad-Vargas), quien indicó que Venezuela se encuentra en una encrucijada difícil para la vida republicana venezolana debido al secuestro absoluto de todos los poderes públicos del Estado por parte del régimen de Maduro, donde el único que sobrevive con resistencia es el actual Parlamento nacional.

 

 

Aseveró que Maduro pretende hacerse ver con una legitimidad que no tiene y no posee a través de una fraudulenta participación del 20 de mayo y que la comunidad internacional le ha manifestado a través del canciller español Josep Borrell que se le acabó el reducto de legitimidad de origen que le quedaba.

 

 

Guaidó aseguró que será la presión del pueblo de Venezuela quien va a conllevar a una transición democrática en el país y la misma se verá reflejada en la comunidad internacional con el objetivo de lograr soluciones ante la crisis y la tragedia que vive el pueblo.

 

 

“Hermanos diputados y pueblo de Venezuela nos enfrentamos a horas oscuras y bien complejas, producto del deterioro de la vida y del quehacer político nacional. En tal sentido, es menester de este Parlamento, de la dirigencia política nacional, buscar los mecanismos para concertar la materialización de este Proyecto de Acuerdo que hoy se le presenta a Venezuela”, afirmó.

 

 

Indicó que la AN se mantiene unida y el que pretende dividirla es el régimen de Nicolás Maduro, por tal razón manifestó que la labor es preservarla como institución y como mecanismo para procurar el cambio político en la nación.

 

 

Por su parte, el diputado José Luis Pírela, anunció su incorporación a la fracción “16 de Julio” e informó que como fracción salvarían el voto ante el anteproyecto presentado ya que desconocían el alcance del mismo porque fue mostrado minutos antes de su aprobación.

 

 

“Lo acabamos de conocer hace unos minutos, lo cual debe corregirse porque esto no se puede ver a la ligera y mucho menos si tiene elementos de fondo que toca la esencia del debate político venezolano que tiene que ver con el cambio de este régimen”, indicó.

 

 

Pírela llamó a no estigmatizar el tema de las diferencias que puedan existir en el Parlamento porque es natural que haya visiones encontradas sobre algunos puntos de vista, por cuanto lo que está en discusión no es el cambio de régimen sino la forma de abordarlo o de verlo.

 

 

A su juicio, hay quienes creen que es posible llegar a una mesa de diálogo con el régimen y que los acuerdos puedan cumplirse, pero “hay quienes creemos que este régimen no le cumple a nadie porque ha demostrado reiteradamente que se burla de toda iniciativa de diálogo y de todo esfuerzo parar llegar a algún concierto”.

 

 

En el mismo tenor, la parlamentaria Delsa Solórzano (Unidad-Miranda) afirmó que el anteproyecto presentado es bastante claro, señalando para ello el punto cinco que establece declarar como inconstitucional la pretensión de Nicolás Maduro de continuar usurpando los poderes presidenciales a partir del 10 de enero del año 2019 y convocar al pueblo de Venezuela y a la comunidad internacional a defender la Constitución y propiciar el cambio político en nuestro país.

 

 

“Esta AN ha declarado el abandono de cargo del señor Maduro y hoy está usurpando el poder. Un poder que no le corresponde, que no tiene y que le fue despojado por el pueblo de Venezuela porque no cumplió con sus funciones presidenciales. Por tal razón, el Parlamento es muy claro en su planteamiento en este proyecto”, subrayó.

 

 

Solórzano catalogó de inaceptable que Maduro pretenda a partir del 10 de enero del año 2019 dar inicio a un nuevo período constitucional.

 

 

De igual forma, el representante de la Causa R por el estado Bolívar, diputado Americo De Grazia, salvó su voto una vez planteado el anteproyecto y señaló que dicho partido político consignará por escrito ante la AN la decisión en su momento oportuno porque que creen en la unidad.

 

 

“La unidad se construye con confianza y es un ejemplo de cooperación, de comunicación. No podemos venir arriados sin conocer exactamente de qué se trata. Por ello, las observaciones que nosotros tengamos que hacer las haremos de cara al país con la mejor buena fe, con la mejor intención de construir una estrategia en común, pero además una unidad de propósito”, precisó.

 

 

Por su lado, el diputado Luis Florido aseguró que el referido Proyecto de Acuerdo es histórico y recordó que es el mismo presentado el 02 de diciembre del año 2017 por unanimidad por los cancilleres de Bolivia, Nicaragua, San Vicente y las Granadinas, República Dominicana, Chile y México,  y éste contiene los mismos puntos.

 

 

Añadió que los expertos en transición en el mundo de manera global consideran a ésta como un proceso más, no de un evento. Por lo tanto, dicho proceso incluso de negociación más allá de fallido, ha ayudado a revelar la peor cara del régimen, del desconocimiento de la democracia, de la alterabilidad, de los derechos humanos y de la Constitución.

 

 

“En la AN no hay políticos ni puros ni impuros, aquí somos políticos que estamos en la capacidad de encontrar un camino en conjunto con la comunidad internacional para responderle al pueblo venezolano que es quien está viviendo la penuria de no conseguir medicamentos ni alimentos”, puntualizó Florido.

 

 

Finalmente, el vicepresidente de la AN, Alfonso Marquina, señaló “que hoy le estamos demostrando al país que a pesar de nuestras diferencias, de nuestras visiones, no une un solo propósito que es el de lograr el cambio político en Venezuela y  una transición democrática en paz para que los venezolanos podamos tener un nuevo gobierno”.

 

 

 

Enfatizó Marquina que es necesario que se legisle para lograr la reconstrucción del país. “Tenemos que lograr que la AN recupere sus competencia y se acabe esa farsa, esa herramienta de la dictadura que es la Asamblea Nacional Constituyente que, luego de dos años,  sólo se ha convertido en un instrumento para seguir subvirtiendo el orden constitucional que está quebrado en el país”, precisó.

 

 

 

Documento

 

Dinorat Menessini C /Prensa AN

 



0 comments