OVS exhorta al Ejecutivo a solicitar ayuda internacional para atender la crisis de medicamentos e insumos
Abril 8, 2016 4:16 pm

El país vive una realidad inocultable de escasez de medicamentos e insumos médicos. Reportes de la Coalición de Asociaciones por la Salud y la Vida (Codevida) y la Federación Farmacéutica de Venezuela (Fefarven), precisan que la escasez alcanza el 75% en los medicamentos de alto costo y 85% en los fármacos esenciales.

 

 

Frente a esta situación, el Observatorio Venezolano de la Salud (OVS) considera necesario exhortar al Poder Ejecutivo Nacional a solicitar la ayuda y cooperación de las Agencias del Sistema de Naciones Unidas, y en particular de la Organización Mundial de la Salud (OMS), para atender la crisis de medicamentos y otros insumos dado que afecta tanto a los establecimientos del sector público y privado de salud en Venezuela, como a los pacientes que acuden a las farmacias para adquirir medicamentos.

 

 

La ayuda a la que nos referimos debe ser de carácter transitorio y puntual, mientras el Ejecutivo Nacional, en conjunto con todos los actores involucrados, resuelve la crisis de escasez de medicamentos y otros insumos existente en nuestro país actualmente.

 

 

También exhortamos al Ejecutivo Nacional que atienda con carácter urgente y prioritario las Autorizaciones de Liquidación de Divisas (ALD) pendientes por cancelar a las empresas farmacéuticas a las que se les adeudan montos en divisas por concepto de importaciones de medicamentos y materia prima.

 

 

El mecanismo para el pago de esta deuda, dada la situación crítica que vive la economía del país, debería comenzar por reconocer la deuda existente y explorar mecanismos para cancelarla, que combinen liquidación en efectivo y el resto en bonos u otros instrumentos financieros de la República.

 
Ineficacia, ineficiencia y corrupción

 

 

El OVS recuerda que la escasez de medicamentos en Venezuela tiene varias causas. En el caso del desabastecimiento existente en los centros públicos de salud, en sus distintos niveles, es producto de la ineficacia, ineficiencia y corrupción en los proyectos de puesta en marcha de empresas destinadas a la elaboración de medicamentos, y en las organizaciones y/o compañías públicas ya dedicadas a la producción de fármacos.

 

 

Como la política oficial con respecto a la compra de  medicamentos y materia prima ha sido la adquisición directa -por parte del gobierno nacional- a empresas farmacéuticas  públicas y privadas radicadas en el exterior, los contratos realizados se han hecho sin licitaciones, sin mecanismos de control y sin planificación alguna. La consecuencia de esto, tal como lo ha señalado la Contraloría General de la República, ha sido en algunos casos el vencimiento de lotes de medicamentos porque se compró por encima de la demanda real y la incineración de lotes de medicamentos y productos biológicos por condiciones inadecuadas de  almacenamiento.

 

 

La disminución del número de solicitudes de Aprobación de Autorización de Divisas (AAD), así como las deudas en la Autorización de Liquidación de Divisas (ALD) cuyas solicitudes ya han sido aprobadas, y que acumulan actualmente la cantidad de 6.000 millones de dólares, serían otras de las causas de la escasez de medicamentos en el caso de las farmacias y droguerías del país.

 

 

 

A partir del 2013 comenzó a agravarse la acumulación de las divisas pendientes de liquidación, con la consecuencia del cierre de las líneas de crédito a estas empresas por parte de sus proveedores internacionales, y con su consiguiente impacto sobre la escasez de medicinas, al verse limitada la importación de productos farmacéuticos y/o de materia prima. Por ello la sugerencia del OVS sobre los posibles mecanismos para saldar la deuda de las autorizaciones de liquidación de divisas.

 
La Contraloría debe actuar

 

 

Frente a la crisis actual, y para evitar que la corrupción continúe afectando el derecho a la salud de los venezolanos, el OVS recomienda a la Contraloría General de la República indagar en la situación en la cual se encuentran los proyectos de construcción de plantas vinculadas a la fabricación de medicamentos, cuyos inicios fueron hace varios años.

 

 

Específicamente los casos de la planta de producción de fluidoterápicos, a construirse en el marco del convenio China-Venezuela; la planta productora de medicamentos liofilizados y carbapenems, a construirse en el marco del convenio Colombia-Venezuela; el Complejo Industrial Farmacéutico de Producción de Medicamentos Esenciales, concebido para ser desarrollado bajo la modalidad de empresa mixta cubano-venezolana; y la planta de cefalosporínicos y penicilínicos que se construiría según convenio Portugal-Venezuela.

 

 

 

Finalmente, el OVS recuerda también que, según la Organización Mundial de la Salud, “el acceso a medicamentos esenciales es parte de la realización del derecho al disfrute del más alto nivel posible de salud: el derecho a la salud”.

 

NP



0 comments