Validación del 20%, ¿a qué nos enfrentamos?
octubre 1, 2016 7:45 am

 

Todos imaginamos lo que puede pasar durante la validación del 20% los días 26, 27 y 28 de octubre. Tras 17 años viendo el accionar del chavismo no es difícil imaginarlo, sobre todo porque su criatura política, el madurismo, se ha vuelto más que predecible. No quiero decir que vaya a ser fácil, pero estando preparados lograremos sortear todos los obstáculos que, seguramente, nos pondrá un gobierno que tras quedarse sin apoyo popular solo le queda impedir que los venezolanos se expresen.

 

 

 

El número de ciudadanos que desea revocar a Nicolás Maduro supera ampliamente los cuatro millones de personas, eso lo entiende el madurismo y las rectoras del CNE, por eso se encargaron de montar una estructura que impida que la validación del 20% se convierta en una gran encuesta nacional y refleje el gran descontento social que existe en nuestro país. Es un hecho que por programación de las maquinas no será posible superar ampliamente la cifra exigida por la constitución para activar el revocatorio y es evidente que durante el proceso en sí, se buscarán todos los medios para evitar que se llegue a la meta.

 

 

 

Nadie debe confiarse, es verdad que una contundente mayoría rechaza al gobierno más pirata que hemos tenido en nuestra historia, pero de nada nos sirve que sepamos que los descontentos somos más si no lo logramos medir. En este punto el ciudadano común tiene un papel fundamental y debe decidir entre dos opciones: Le entrego tres días a mi país o le entrego el país a sus destructores. Más allá de esperar que nos toquen la puerta para que nos inviten a participar, es nuestro deber informarnos dónde le toca firmar, organizar a la familia, vecinos y amigos para estos días claves. Debemos ir un paso adelante de los saboteadores, ver diferentes posibilidades de llegar a nuestro punto de validación. Estudiar cómo podríamos superar un eventual cierre de vías, ya sea anticipándonos a los desesperados o explorando vías alternas.

 

 

 

Apropiémonos del referendo revocatorio, convirtámoslo en un reto personal, no es poca cosa lo que nos jugamos. Si usted logró firmar ayude a quienes se mantienen en fila para ejercer su derecho, los violentos son en definitiva grandes cobardes y no se atreverán a atacar centros protegidos por una multitud de venezolanos en júbilo, pacíficos, celebrando la rebelión de un pueblo contra una mafia.

 

 

 

Hay algo muy positivo que anunció el alcalde Carlos Ocariz, como Coordinador de Activismo del revocatorio esta semana y es el “Plan 1356”, el cual permitirá medir por cuenta propia el número de firmantes potenciales durante los días de validación, eso nos dará acceso a una cifra real de cuánta gente fue, pero además, quiénes de los que fueron lograron firmar y quiénes no, facilitando no solo la movilización, sino que en el grave supuesto que el CNE impidiera el libre ejercicio de la gente, le demostraríamos al mundo cuántos somos los queremos cambio en Venezuela y tendríamos sobradas razones para reclamar con contundencia una rectificación.

 

 

 

En los últimos años nos hemos acostumbrado a resistir, no dudo que lo haremos también en octubre. Ellos no podrán contra millones en las calles decididos a superar cualquier barrera con la intención de recuperar su dignidad, el respeto y el orgullo de vivir aquí, un país que nos ha dado todo y que ahora nos toca a nosotros darlo todo por el país.

 

 

Brian Fincheltub

Encontacto@brianfincheltub.com

@Brianfincheltub