Los 8 mitos y su realidad sobre el cuidado del cabello.
marzo 19, 2019 9:03 pm

¿Debes cortarte el cabello cada seis semanas? ¿Lavar tu cabello con agua fría lo pone más brillante? ¿Si dejas de colocarle champú tu cabello eventualmente se limpia solo? Si, hay muchas creencias populares acerca de cómo hacer que crezca un cabello fuerte y saludable.

 

 

 

 

Así que te traemos una guía, en colaboración con 2×3, donde desmentimos los mitos más comunes del cuidado del cabello y, explicamos exactamente cómo debes cuidarlo.

Mito: cortarte el cabello frecuentemente (cada seis semanas) lo hace crecer más rápido

 

 

 

 

 

Realidad: Los folículos de tu cuero cabelludo determinan cuánto crece tu cabello y, cortar las puntas de tu cabello realmente no los afectan.

 

 

 

 

 

Sin embargo, las puntas abiertas y el cabello quebrado hacen que tu cabello se vea más delgado en las puntas y más corto. Cortarte el cabello regularmente puede ayudarte a mantener las puntas saludables y podrían lucir más largas.

 

 

 

 

Si estás tratando de hacer que tu cabello crezca, recomendamos cortarlo cada tres meses como mínimo.

 

 

 

/h2>Mito: enjuagarte el cabello con agua fría hace que se vea más brillante

 

 

 

 

 

Realidad: la teoría es que el agua fría hará que la cutícula de tu cabello se cierre de manera que sea plana y refleje la luz. Sin embargo, por no tener células vivas, tu cabello no reacciona al agua fría o caliente.

 

 

 

 

 

Para aumentar la salud y el brillo de tu cabello puedes usar acondicionadores y tratamientos para suavizar la cutícula.

 

 

 

 

Sugerimos usar una mascarilla o tratamiento hidratante cada quince días y dejarlo por hasta 30 minutos para mantener el cabello fuerte y suave.

Mito: secar el cabello al aire libre es mejor para tu cabello que hacerlo con un secador

R

 

 

 

 

ealidad: aunque el calor excesivo puede dañar tu cabello, usar tu secador en el nivel mínimo de calor y mantenerlo lejos de tu cabello no es tan malo.

 

 

 

 

 

 

De hecho, exponer tu cabello al agua por un período prolongado mientras se seca con el aire puede causar más daño a largo plazo. Dado que el interior de cabello se hincha.

 

 

 

 

 

Las herramientas que usas tienen el mayor impacto, así que asegúrate de secarlo con un secador de pelo de buena calidad. Como los que usan tecnología de sensores para monitorear y ajustar la temperatura.

Mito: dormir con el cabello suelto lo hace crecer más rápido

 

 

 

 

 

Realidad: no puedes cambiar la velocidad de crecimiento de tu cabello, pero puedes tratar de evitar daño adicional provocado por la tensión.

 

 

 

 

 

Si quieres atarlo, elige una cola de caballo o una trenza suelta para reducir el daño. Esto aplica tanto para la noche como para el día.

Mito: Los aceites te pondrán el cabello grasoso

 

 

 

 

Realidad: esto solo es verdad si aplicas aceite en el cuero cabelludo.

 

 

 

 

Cuando se aplica en las puntas del cabello, los aceites pueden añadir brillo e hidratación. Para evitar el cabello grasoso, asegúrate de lavarte bien con champú (recomendamos lavarlo dos veces, primero rápido y luego durante uno o dos minutos).

 

 

 

 

Ponte acondicionador y aceites en las puntas del cabello.

Mito: no te arranques las canas porque crecerán dos donde antes había una

 

 

 

 

 

Realidad: ¡Arrancarse una cana no hace daño!

 

 

 

 

Arrancarte el cabello efectivamente eliminará las canas, sin embargo, es el folículo debajo de la piel que produce el cabello el que ha hecho que sea gris.

 

 

 

Sacarte una cana no hará que salgan más, ya que un folículo no afectará a los otros alrededor. Si tienes suerte, el cabello que crecerá de nuevo cuando te lo arranques será un poco menos gris que antes.

 

 

 

 

Ya que el pigmento del cabello no es consistente en todos los cabellos.

Mito: si no te lavas el cabello ,se limpiará solo.

 

 

 

 

 

Realidad: esto es definitivamente un mito.

 

 

 

 

Tu cuero cabelludo y cabello solo se pondrán más sucios. Si tienes el cabello limpio, solo necesitarás lavarlo con champú una vez y debería ser un lavado de 2 minutos y medio.

 

 

 

 

 

Si tienes el cabello sucio, es decir, has estado en el gimnasio o lo sientes un poco grasoso, debes lavarte con champú dos veces.

 

 

 

 

 

La primera vez debe ser rápida (30 segundos) y la segunda vez debe ser de dos minutos y medio de limpieza a fondo.

 

 

 

 

Es importante que cuando te laves con champú, te hagas masajes suaves en el cuero cabelludo y no te enfoques solo en el cabello. Sabrás cuando tu cuero cabelludo y cabello estén limpios cuando produzcas burbujas grandes y espumosas.

Mito: mientras más te cepilles el cabello, más saludable será

 

 

 

 

Realidad: cepillarlo excesivamente puede hacer más daño que beneficio. Puede dañar la capa protectora externa de tu cabello al causar fricción y quiebres con el tiempo.

 

 

 

 

 

Si usas un cepillo iónico, este es ideal para estimular el cuero cabelludo y promover el crecimiento del cabello.

 

 

 

 

 

 

Fuente: Nosotras



0 comments