Google+, crónica de una muerte anunciada
octubre 10, 2018 1:54 pm

Hace menos de 24 horas que se hacía público el final de Google+, una red social que nació para hacerle la competencia al gigante de Facebook pero que nunca llegó a despuntar y que ahora se despide con el escándalo de un fallo de seguridad que ha dejado expuestos datos personales de más de 500.000 usuarios.

 

 

Desde su lanzamiento hace siete años, Google ha intentado en varias ocasiones reinventar la red social Google+ para salvarla de la extinción, pero esos intentos no consiguieron más que alargar la agonía de esta plataforma que ha estado abocada al fracaso desde sus comienzos. Ahora ha anunciado su cierre definitivo, tras conocerse un fallo de seguridad que durante años ha dejado expuestos millones de datos personales de los usuarios.

 

 

Google asegura que la decisión de cerrar su red social no se debe a este fallo de seguridad, sino que ha sido por el poco éxito que esta ha tenido entre los usuarios. Pero si fuera así podría haberla cerrado hace mucho tiempo, pues como ellos mismos reconocen, en la versión para consumidores el 90% de las sesiones duran menos de cinco segundos.

 

 

Google+ estaba muerta desde hacía años, pero acumulaba millones de datos de usuarios que se han visto expuestos por un fallo de seguridad en la API de la red social desde 2015. Direcciones de correo electrónico, nombres, direcciones de domicilio y de trabajo, edades, sexo; cientos de datos personales que por el simple hecho de usar Gmail se iban registrando en la cuenta de Google+.

 

 

La compañía descubrió este problema en marzo de 2018, pero defiende la decisión de no haber hecho público el suceso hasta ahora porque, según ellos, la Oficina de Privacidad y Protección de Datos estadounidense revisó el problema y los datos afectados y concluyó que no había riesgo de identificar con precisión a las personas, ni ninguna evidencia de uso indebido.

 

 

Es evidente que la decisión de clausurar definitivamente la plataforma es una estrategia para suavizar el impacto que este escándalo pueda provocar, aunque como decimos no es que vaya a suponer una pérdida muy grande para el gigante tecnológico.

 

 

¿Por qué no funcionó Google+?

 

 

La compañía de Mountain View anunció en 2011 la llegada del “rival de Facebook”; la realidad acabó siendo muy diferente.

 

 

Al principio solo se podía conseguir acceso mediante un sistema de invitación pero con el tiempo la compañía terminó imponiendo esta red social a todos sus usuarios. Si te creabas una cuenta de Gmail se activaba automáticamente la cuenta de Google+. Así consiguieron acumular más de dos mil millones de usuarios.

 

 

Sin embargo, la realidad es que muchos de ellos nunca llegaron a usar sus perfiles o ni siquiera sabían que lo tenían. Hay que recordar que Facebook, a pesar de la mala época que está pasando, ha llegado a superar los mil millones de usuarios (uno de cada siete habitantes del planeta) conectados en un solo día, lo cual demuestra la distancia que separa a ambas redes sociales.

 

 

Uno de los principales defectos de Google+ que hizo que no cuajara entre los usuarios era que tenía demasiadas funcionalidades y un concepto poco definido, además su uso era muy confuso y poco práctico.

 

 

Ya en 2015, la revista Forbes publicaba un reportaje pidiendo a Google que acabará de una vez con Google+, alegando que el fracaso de la red social se debía a varios errores por parte de la compañía como no haber propuesto un producto nuevo sino copiado de otros, además de aburrido para los usuarios; y que desde el principio se había presentado como un ataque a uno de los grandes, Facebook, lo que provocó un desastre estrepitoso.

 

 

Esta plataforma permitía desde crear una comunidad de contactos, organizar nuestras fotos, crear un evento, seguir páginas interesantes de empresas o medios, hasta organizar círculos de contactos, etc. Esta última función se convirtió en uno de los pilares de la red social, que servía para controlar compartir publicaciones únicamente con ese grupo de amigos. Se podía añadir a los círculos a cualquiera, incluso gente que no te sigue.

 

 

Durante años la compañía intentó darle un empujón a esta plataforma sacándose novedades de lo más dispares. En 2015 intentó que se pareciera más a Pinterest y el año pasado rediseñó por última vez la interfaz. La idea era centrarse en las comunidades, puesto que era la sección con más peso en la red social, además de un intento por potenciar su uso a través de la versión para móviles. Sin embargo, nada funcionó y la compañía ha terminado por deshacerse de ella, en parte.

 

 

La fecha señalada para el cierre de Google+ será dentro de diez meses, para agosto de 2019. La compañía no quiere renunciar a la versión destinada para empresas, por lo que solo echará el cierre en la versión para consumidores. La destinada a clientes empresariales se mantendrá abierta y continuara recibiendo actualizaciones, intentando darle un enfoque de red social privada dentro de cada empresa.

 

 

Si por casualidad eres de los pocos que si ha estado usando esta red social o has descubierto que tienes bastantes datos guardados en ella, la compañía ha dado una opción para descargar toda esa información personal antes de que desaparezca, porque no ha dado ninguna explicación de si conservará esos datos en alguno de sus múltiples servicios.

 

 

Accediendo a la herramienta Google Takeout e introduciendo el nombre y contraseña de Gmail se puede realizar una copia de seguridad de los datos como las comunidades o los círculos de contactos. Una vez indicado todo lo que quieras guardar, puedes elegir el tipo de formato para terminar recibiendo un enlace con el que descargar el contenido en el buzón de correo o en algún servicio en la nube.

 

 

ComputerHoy



0 comments