El verdadero negativo
marzo 9, 2020 3:22 am


 
 
Cuando Chávez estaba vivo, le encantaba acusar a la oposición de crear “matrices de opinión” en su contra. Pero, quieran o no, el comandante está muerto y ellos han sido capaces de inventar su propia jerga para marear a la gente.

 

 

Y no hay nadie más calificado para inventar cuentos y hacerlos pasar como verdad que el experto en manipulación. Con máster en falsos positivos, el ministro de Comunicaciones, Cultura y Turismo (tres cambures en uno) fue el encargado de demostrar ante la “opinión pública” que lo que ocurrió el 29 de febrero en Barquisimeto es un invento.

 

 
Insiste el ministro en que el presidente interino, Juan Guaidó, se mandó a apuntar con una pistola. Que el terror que vivieron los que acompañaban al mandatario es un cuento. Que los lesionados, heridos y hasta agresores son actores.

 

 

Para construir tal versión se basa en una foto y en una confesión de un delincuente al que llaman “el Caracas”. Además, puso un sonido con la confesión del hombre y asegura que Guaidó es un desalmado que pone en riesgo a sus propios seguidores.

 

 

Él sabe de falsos positivos, también de proyecciones. Eso que hacen algunos pacientes que acuden a sesiones con un psiquiatra, achacarle a otros lo que ellos mismos hacen.

 

 

Ocurría muy a menudo con el comandante muerto, y no tiene por qué dejar de ser una práctica común entre sus herederos. Es decir, el ministro que acusa a Juan Guaidó de crear un falso positivo, en realidad está creando un falso positivo con el cuento que echó a través de VTV.

 

 

Pareciera un trabalenguas, o una trama de una película de ciencia ficción, pero son los guiones que arma el psiquiatra y por lo que es tan útil y apreciado como ministro de Comunicaciones.

 

 

No en vano los comunicadores aprenden en las universidades lo que era capaz de hacer una mentira repetida mil veces. Lo demostró sin dudas Joseph Goebbels.

 

 

Tenemos 20 años que nos demuestran que es una máxima aplicada por el chavismo. Como muestra, aquella cursi declaración del fiscal de Chávez cuando dijo que leyó la verdad en los ojos en aquel testigo de la muerte de Danilo Anderson.

 

 

Así que el ministro de propaganda, es decir, de comunicación del régimen, lo que hace es seguir con la costumbre, inventa un falso positivo de un falso positivo. O todo un verdadero negativo.

 

Editorial de El Nacional