¿De qué depende que seamos o no golosos?

Marzo 15, 2017 2:46 pm
La cantidad de azúcar que cada cual gusta de añadir al café u otras bebidas y alimentos viene condicionada en buena parte por los genes. Así lo sugiere un estudio realizado en 2015 por la genetista Danielle Reed y sus colegas del Centro Monell de Filadelfia, especializado en la investigación del olfato y el gusto.       Reed comparó la percepción del sabor dulce entre parejas de gemelos monocigóticos y mellizos y concluyó que un 30 % de lo golosos que somos depende de lo que está escrito en nuestro ADN, que regula con qué intensidad percibe cada persona el dulzor de la fructosa...