Consejos para tener la piel más limpia y suave
Abril 14, 2017 3:20 pm

1. Humedezca su cara con un paño de agua tibia

 

 
Este ritual de limpieza es por lo general incluido en los servicios que se recibe en un salón de belleza cuando se va a un facial. La única diferencia es que en el salón se toma vapor para abrir los poros de la piel. A lo largo del día su piel ha sido expuesta al polvo, el humo y la contaminación. Incluso cuando se lava la cara, puede que todavía se pregunte, ¿Por qué su piel no se siente limpia y es vulnerable a las espinillas? Se recomienda pasarse un paño de agua tibia en la cara para abrir los poros y eliminar la suciedad en ellos.

 

 

 

2. Lávese bien las manos

 

 
Antes de lavar la cara, por muy eficaz que su limpieza sea, debe lavarse las manos. Usted no puede lavarse la cara con las manos sucias. Sus manos está más expuestas a la suciedad y bacterias debido al contacto táctil. Usted necesita asegurarse de que utiliza un buen jabón antibacterial. Remojar las manos en agua caliente con crema antibacterial también será beneficioso.

 

 

 

3. Use un exfoliador natural

 

 
Tome una cucharada de azúcar y sal y mezcle con agua hasta que tenga una pasta fina. Frote sobre su piel con movimiento suaves y circulares prestando atención a la frente, la nariz y la barbilla. Este exfoliador natural le ayudará a eliminar la suciedad y suaviza la piel. Sin embargo, debe tener en cuenta que no debe utilizar ningún tipo de exfoliador más de dos veces por semana.

 

 

 

4. Utilice jugo de limón como tónico

 

 
El jugo de limón actúa como un agente de limpieza que elimina la suciedad en los poros que los  productos de limpieza no pueden eliminar de forma efectiva. Pero, usted no debe tomar más de 10 gotas. Deje actuar durante no más de 3 segundos y enjuague la cara con agua. El jugo de limón es un tónico casero fácil. Nunca salga al sol cuando tiene jugo de limón en la piel o le puede manchar.

 

 

 

5. Termine con un enjuague de agua fría

 

 
Su rostro necesita un buen enjuague de agua fría. Sumerja su cara en un recipiente de agua helada o aplique cubitos de hielo en la cara. Es importante terminar su ritual de limpieza con este paso, ya que ayuda a cerrar los poros. Si no cierra los poros su piel será aún más vulnerable a la suciedad y las bacterias. Seque su rostro suavemente con una toalla limpia y fresca y usted tendrá la piel más sana en cuestión de minutos.

 

 

 

Y Cómo

Por Confirmado: Oriana Campos



0 comments